DEFINICIONES 2021

Alberto frente a la grieta interna: el modelo radicalizado cristinista versus el PJ moderado

El presidente se encuentra en estas horas ante la disyuntiva de una dura puja interna en el Frente de Todos para evaluar cómo sortear la derrota de las PASO y tratar de ganar las elecciones de noviembre

A menos de 24 horas de la dura derrota electoral en las PASO Alberto Fernández quedó franqueado por una grieta interna y dos modelos en pugna en el Frente de Todos antes de encarar las elecciones generales de noviembre: hay un vasto sector del PJ ortodoxo que pide moderación y volver a la racionalidad versus un esquema de radicalización plena que propone el kirchnerismo duro con cambios profundos del rumbo económico.

En las primeras reacciones del día después de la derrota, el Presidente fijó hoy una línea que puede tener varias lecturas posibles en función de esta grieta interna: "Este camino que iniciamos en 2019, en lo que a nosotros concierne, no se va a alterar", aseguró Alberto Fernández en un acto en la Casa Rosada.

La compresión de esa señal, al igual que la idea que ofreció anoche en el búnker del FdT respecto de que las PASO fue "una gran encuesta nacional" y el "ahora daremos la pelea en octubre porque vamos a ganar" pueden leerse hoy para los dos lados de la grieta oficialista.

En el universo del peronismo ortodoxo de gobernadores, funcionarios, intendentes del conurbano e incluso el albertismo puro creen que esa idea de "no alterar" el camino encarado implica volver a las fuentes de un gobierno progresista, moderado y dialoguista.

"Hay que discutir hacia adelante un país con más producción, empleo y diálogo con racionalidad", explicó a El Cronista un funcionario de jerarquía de la Casa Rosada. Lo mismo compartieron tres intendentes del PJ del conurbano.

Desde esta óptica, la idea de "escuchar el resultado de las urnas" que mencionó el Presidente implicará profundizar no sólo el plan de vacunación -insuficiente para el resultado electoral- sino también avanzar con más ayuda social a los sectores desprotegidos, fomentar la reactivación de las pymes y darle respuestas a la clase media golpeada por la crisis económica que dejó la pandemia.

Ni se piensa desde este sector en un cambio de gabinete. El mismo jefe de gabinete, Santiago Cafiero, dijo hoy que "ningún compañero me dijo que me tengo que ir".

Desde el otro lado de la grieta oficialista aparece el kirchnerismo duro con una Cristina Kirchner que desde la derrota de las PASO se mantuvo en silencio pero que ya habló por otros y que plantea una radicalización del mensaje frentetodista con más intervencionismo estatal, cambios "urgentes" de gabinete y menor frivolidad a la hora de hablar.

En esta línea se mostraron dirigentes del ala dura del kirchnerismo como Juan Grabois, Luis D'Elía, Alicia Castro o el intendente de Ensenada, Mario Secco. Desde La Cámpora hay silencio stampa porque la derrota electoral de las PASO le costó cara a Máximo Kirchner. Pero entienden también que para revertir el resultado en noviembre se necesitará mostrar mayor dureza en el discurso y el accionar del gobierno.

"Si un gobierno progresista toma medidas de derecha le gana la derecha. Hay que cambiar urgente el gabinete por personas que sean progresistas", dijo Castro a El Cronista.

En esta línea, el candidato y ex ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán dejó trascender que el gobierno no tuvo "respuestas en lo económico acordes a las necesidades de vastos sectores de la sociedad, en parte por el desastre heredado, en parte por decisiones que pudieron haber sido diferentes".

Es desde estos sectores duros que rechazan la postura racional o el "escuchar las urnas" como plantea el propio Alberto Fernández. Más bien exigen medidas económicas que atiendan las urgencias económicas de los más necesitados primero. Esto abre la puerta a cualquier tipo de medidas económicas que podrían complicar el panorama pospandemia.

Cualquiera sea la fórmula que Alberto Fernández finalmente aplique ante las dos vertientes internas en pugna hay una realidad excluyente a ambos sectores: el tiempo de aquí al 14 de noviembre juega en contra y el resultado de las PASO es muy pesado para poder revertirlo en tan pocas semanas.

Tags relacionados

Comentarios

  • CA

    Claudia Analía

    14/09/21

    Dejen de malgastar nuestro dinero en helicópteros de Olivos a La Rosada, de aviones de CABA al Sur, de Custodios, Choferes, autos y asesores... (seguirá).

    1
    0
    Responder