ENTREVISTA

Soledad Acuña promete recuperar el feriado del viernes en las escuelas de CABA: "Digamos basta"

Parte del círculo íntimo de Horacio Rodríguez Larreta, Acuña reflexiona luego del atentado a Cristina Kirchner. Habla sobre una posible candidatura en la Ciudad y cuestiona la doble vara de Nación frente a la educación

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, es del PRO pero viene del radicalismo y está casada con un peronista. Tiene dos hijos y una tercera que viene en camino. No se nota, pero es la más rebelde del equipo de Horacio Rodríguez Larreta, un Gabinete con un sólido trabajo de gestión y político (reuniones semanales) y un retiro mensual para discutir "lo que no se pudo en el día a día". En la pandemia llegaron a reunirse a diario y "a veces hasta varias veces por día". Se trata del método Larreta, una maquinaria de mejora continua que muchas veces parecía fría, como el propio Jefe de Gobierno. 

El día que El Cronista le hizo este reportaje, Acuña venía de recorrer una de las seis escuelas bilingües de gestión estatal que hay en la Ciudad, un logro solo alcanzado por una escuela de Lanús, donde Néstor Grindetti es el intendente y Diego Kravetz (esposo de la ministra) es el jefe de Gabinete. Acuña confesó que quiere ser jefa de Gobierno pero prefiere no extenderse en el tema: "La gente está angustiada y no quiere que le hablen de candidaturas". Con una Argentina convulsionada por el intento de asesinato de la líder del oficialismo, esta entrevista se actualizó a propósito de las nuevas circunstancias 

-¿Qué opina del atentado que sufrió Cristina Fernández de Kirchner? ¿Cómo lo vivió en lo personal?

-Es lamentable el intento de magnidicio y hay que condenar enfáticamente lo que pasó. Ahora, es la Justicia la que tiene que definir quién o quiénes son los responsables. No es la calle, no es la dirigencia política, no es el poder Legislativo. Debe ser la Justicia. Veo un punto límite de inflexión con este hecho, donde tenemos que decir basta a la violencia, basta a las agresiones. Suelo decir que los funcionarios tenemos que dar el ejemplo con nuestras acciones y nuestras palabras. Y esta es la ocasión más que propicia para que demos el ejemplo y digamos basta a la violencia y basta a las agresiones.

Tras el atentado, Cristina busca capitalizar la épica K y libra batallas que ya perdió

Diputados aprobó un rechazo unánime al ataque contra la Vicepresidenta luego de una tensa negociación

-Dos provincias de Juntos por el Cambio, Jujuy y Mendoza, no acataron el feriado nacional dispuesto por el Presidente. ¿La Ciudad estaba de acuerdo con la decisión presidencial?

-Lo hicimos porque creímos que era la forma de pacificar y bajar los niveles de la violencia, de evitar más confrontaciones. Sabíamos que iba a haber mucha gente movilizada y abrir las escuelas podía ser una situación conflictiva para muchos, por eso lo evitamos. Sin embargo, está claro que lo vamos a recuperar, porque cada día cuenta. Vamos a estar anunciando cuanto antes el esquema de recuperación, porque no nos da lo mismo que haya clases a que no haya clases. Es la Argentina que queremos, con educación, con paz, con trabajo y -sobre todo- con futuro.

-Volvamos con su agenda. Vimos que el jueves arrancó con una visita que realizaron con Horacio Rodríguez Larreta a una de las seis escuelas bilingües de la Ciudad, la Escuela Primaria 21 Rompehielos Gral. San Martín. 

-Son las primeras seis primarias bilingües, sí, un proyecto que arrancamos con Mauricio Macri como Jefe de Gobierno, donde se decidió que además de la problemática de la infraestructura pendiente, había que pensar en la escuela del siglo XXI, las habilidades que le iban a requerir a los chicos en el mundo laboral. Así fue que pusimos inglés obligatorio en todas las escuelas de gestión estatal, en las de jornada simple y en las de jornada completa y hoy el 100 por ciento está en esas condiciones. Fue en 2008. Este es el paso siguiente, una evolución. Después de la pandemia tenemos que trabajar en lo urgente, que es la recuperación de las clases perdidas, pero también pensar en el futuro. En ese marco, sabemos que dos herramientas que van a necesitar en el mundo que viene es el inglés y las herramientas digitales, porque en este marco de igualdad, estos chicos serán trabajadores del mundo. Empezamos con estas seis y la idea es que sean dos por comuna, llegar a una meta de 30 escuelas primarias, públicas, gratuitas, bilingües con certificación internacional, donde tienen las áreas de conocimiento en el segundo idioma.

Es la doble vara kirchnerista. Parece que hay ajustes que están bien y ajustes que están mal. Cuando el ajuste lo hace el llamado "campo nacional y popular" se pueden permitir, y si los hace otro gobierno son "de derecha, insensibles".

-¿La Ciudad participa de las pruebas internacionales de evaluación como las PISA?

-Nosotros participamos como Ciudad antes de que Nación participara como país y cuando se incorporó Nación, seguimos haciéndolo, para poder tener los datos desagregados y utilizar esa información. Al principio, con Esteban Bullrich al frente del área, nosotros empezamos a participar y Nación no quiso hacerlo por cuestiones ideológicas. Con Mauricio Macri, participó la Nación y después se bajaron apenas ingresó Alberto Fernández. Con la pandemia, se discontinuaron en todos los casos. Ahora volvieron a participar. El que se oponía a la evaluación era el ministro de Educación de Cristina, (Alberto) Sileoni, hoy ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires, que consideraba que evaluar era estigmatizar. Pensaba que no tenía sentido evaluar si ya sabíamos cómo estábamos. Los gremios también se oponían, haciendo todo muy difícil porque los sindicatos incentivaron a los estudiantes a que no respondan. Nosotros demostramos que con esa información lo que hacemos es darnos estrategias de mejora, y hoy en la Ciudad hay una batería de evaluaciones, las internacionales, las nacionales, las propias. Entre otras cosas, con esa información diseñamos la formación docente continua, de 100 horas de capacitación.

-Y ahora, ¿qué pasa con el presupuesto docente que, según anunció el ministro de Economía, Sergio Massa, será reducido? Parece que no hay quejas de los gremios por ese recorte.

-Sí, es la doble vara kirchnerista. Parece que hay ajustes que están bien y ajustes que están mal. Cuando el ajuste lo hace el llamado "campo nacional y popular" se pueden permitir, y si los hace otro gobierno son "de derecha, insensibles". Yo entiendo que hay que ajustar las cuentas públicas para el equilibrio fiscal, lo que me llama mucho la atención es que sea la Educación la que aporte más que otras áreas, después de dos años de pandemia, además. Entendiendo que hay que llegar al equilibrio fiscal, lo que digo es ¿por qué no se recorta en las empresas del Estado que no funcionan? ¿por qué no en áreas con gastos superfluos? Cuando venimos de presentar los resultados que indican que miles y miles de chicos de toda la Argentina no comprenden textos aunque estén en los últimos grados de la primaria.

-No parece un buen mensaje...

-Lo increíble es que nadie del espacio (oficial) sale a cuestionarlo. Cuando nosotros queríamos volver a la presencialidad en nuestro propio Gabinete, decíamos que "si hubiese un crédito (por decirlo así) de contagios", en qué lo gastás, en las escuelas, obvio. No en los casinos, tampoco en las fábricas. La prioridad siempre estuvo en las escuelas, como sucedió en la mayor parte de los países del mundo. Nuestro ministro de Desarrollo Económico, (José Luis) Giusti, decía "yo hablo con los comercios y les explico que la prioridad tiene que ser la educación". En cambio, yo no ví a los funcionarios de YPF decir "recórtennos a nosotros, pero no a la educación". Es el Gobierno el que empezó cerrando las escuelas. Era un momento crítico. Pero cuando había evidencias en todo el mundo de que valía la pena abrirlas, el Presidente no quiso escuchar y nos decía "asesinos" por querer abrir las escuelas, que jugábamos con fuego, que no era importante si se demoraban en el regreso a la presencialidad. Esa doble vara es lo que hace que me enoje.

La gente no quiere hablar de candidaturas, sus preocupaciones son otras. Pero en términos personales, sí, me gustaría ser candidata.

- ¿Vas a ser candidata a Jefa o ViceJefa de Gobierno de la Ciudad?

-A mí me gustaría. Hace 25 años que trabajo con Horacio en la Ciudad y trabajo en el proyecto político presidencial de él. Obviamente me gustaría, por el conocimiento que tengo de la Ciudad. Me parece, de todos modos, que la población no quiere que le hablen de candidaturas. Yo tengo reuniones con los vecinos tres veces por semanas, fuera del tema docente.

-¿Como candidata? ¿Como protocandidata?

-Como parte de una política de cercanía que siempre tuvimos. En todas las reuniones escuchás una decepción, una angustia, la gente está esperando que les demos una visión de futuro, optimismo sobre las posibilidades. En una de esas reuniones yo cuenta las ofertas que tenemos de capacitación para el empleo, pública y privada, donde el 50% sale con inserción laboral. Pero el mensaje es decirles que hay oportunidades laborales, se puede, hay que salir de este pesimismo. Todo esto que se está viviendo de Cristina y sus causas judiciales no son las preocupaciones de la gente. 

Crédito: Antonio Pinta. 

-¿Entonces?

-La gente no quiere hablar de candidaturas, sus preocupaciones son otras. Pero en términos personales, sí, me gustaría ser candidata.

-¿Y se siente bien en el equipo del Jefe de Gobierno? Se escuchan críticas, que es un equipo sin brillo, que nadie le dice a él lo que de verdad piensan, que no es permeable a escuchar lo que no le gusta.

-Creo que el equipo de Horacio es sólido, trabajamos en equipo, tal como lo demostramos en la pandemia. Las personas también hablan a través de sus equipos. Yo no uso eufemismos para señalar lo que me parece y en general me parece que en el equipo de Horacio somos todos muy críticos, es abierto, pregunta todo el tiempo qué se puede hacer mejor, o distinto. Y tiene una configuración de equipo con personalidades fuertes. Fernán (Quirós) tiene personalidad fuerte, distinta a la mía. Yo también. Y Jorge Macri y, sin embargo, pudo sentarse en el equipo de Horacio. Tal vez seamos poco de cartel, pero estamos todos dedicados a la gestión y a la unidad de equipo. Tenemos las reuniones de gabinete todos los miércoles, llueve o truene, tenemos las reuniones de gabinete para discutir política aparte de la gestión, tenemos los retiros de gabinete una vez por mes para discutir las cosas que cuesta hablar en el día a día. Dedicamos mucho tiempo a eso, y Horacio es el que lo promueve, por el valor del equipo en sí mismo. Durante la pandemia nos reuníamos todos los días y a veces varias veces al día. Teníamos una mesa de crisis de COVID donde estábamos todos los ministros. Las decisiones las tomábamos siempre en equipo y después de discutirlo fuerte. Y para que eso pase, hay mucha inversión de tiempo y de decisión de Horacio.

Creo que el equipo de Horacio es sólido, trabajamos en equipo, tal como lo demostramos en la pandemia. Las personas también hablan a través de sus equipos.

- ¿Y qué tal es Larreta como jefe?

- Primero, predica con el ejemplo. Nunca levanta la voz, nunca insulta en una discusión, nunca habla mal de otra persona en una discusión. Y es muy respetuoso de los ámbitos u obligaciones familiares. Quedás desubicado cuando tenés una conducta muy exaltada y si ve que alguien no está trabajando para el equipo, Horacio se pone firme, no en público. Te agarra aparte y te dice: "tenés que seguir trabajando con esa persona, no contestés más así, porque no beneficiás a nadie".

- ¿Una virtud de Larreta?.

- La mirada estratégica del país. El tiene una visión y ordena todas sus decisiones y microdecisiones en función de esa visión estratégica. Siempre entendió que los acuerdos son necesarios, desde la Fundación Sophia, el PAMI, el ANSES. Es su método.

- ¿Un defecto?

- Se lo digo siempre. Le cuesta mostrar su forma de ser, se contiene mucho, entonces cuesta verlo como persona. Yo le digo siempre que se muestre relajado. Lo cambió un montón, desde 1997 hasta la fecha, pero así y todo ves cómo le cuesta abrirse. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.