Dólar: Guzmán colocó u$s 750 millones al 16% anual para bajar la brecha y canjeó $ 40.113 millones millones

Economía puso dos bonos (AL30 y AL35) a fondos extranjeros para contener el dólar paralelo. Rescató títulos en pesos que vencían entre enero y mayo de 2021 y apuesta a seguir consiguiendo financiamiento del mercado para reducir la emisión monetaria.

El Ministerio de Economía colocó este martes dos bonos por u$s 750 millones (sobre 188 ofertas por u$s 1077,9 millones) para darle una salida "ordenada" a los fondos extranjeros que quedaron "atrapados" con el cepo en 2019 y que presionan sobre el dólar paralelo, estirando la brecha cambiaria con el oficial. 

Aunque estuvo dirigida a estos inversores institucionales cuya demanda natural es de dólares y que aprovecharon la bicicleta financiera ("carry trade") durante la etapa del Gobierno anterior, pudieron participar todos los tenedores de los 8 títulos elegibles.

Los fondos entregaron $ 40.113 millones que tenían en 7 Letras y un Bono del Tesoro en pesos y se llevan a cambio dos bonos en dólares con vencimientos en 2030 y 2035 (u$s 400 millones por AL30 y u$s 350 millones por AL35). El precio de corte fue de $ 5675 para el AL30 y de $ 4975 para el AL35.

En el Gobierno vieron con muy buenos ojos que pese a la baja del dólar Contado con Liquidación (CCL) hubo una demanda sensiblemente menor por estos instrumentos.

En noviembre, los tenedores de títulos exigibles hicieron ofertas por u$s 2400 millones, más del doble que en esta oportunidad.

"Hay una mayor normalización del mercado, que abandonó su comportamiento de pánico. Esto nos permite despejar el horizonte financiero de los primeros meses de 2021 -hasta mayo- y contribuye a que la dinámica de roll over (refinanciamiento de vencimientos) sea todo lo fluida que necesitamos", indicaron fuentes oficiales.

Hay un consenso entre buena parte de los consultores privados sobre que esta operación tiene una tasa de 16,46% y al 15,31% anual en moneda dura, respectivamente, si se toma en cuenta la cotización del dólar CCL, según los datos publicados por el Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC) pero en el Gobierno aseguran que esta cuenta es errónea.

El ministro Martín Guzmán señaló el mes pasado ante el Congreso -donde lo cuestionaron los senadores de Juntos por el Cambio- que en la licitación anterior, a mediados de noviembre, las tasas implícitas estuvieron entre el 5,63% y 7,18%, ya que la cotización válida es la del dólar oficial.

"No fuimos a buscar dólares en el mercado, esto fue una conversión de activos. ¿Cómo se calcula la relación de deuda y PBI, al oficial o al paralelo? Al oficial. Si trajéramos los dólares y los liquidamos en el mercado de cambios, nos podríamos hacer de la mitad de los pesos", explicaron fuentes oficiales.

En cualquier caso, este endeudamiento en dólares a tasas similares a la deuda reestructurada en agosto, que el propio Guzmán definió como "insostenibles", es el mal menor que encontró el Gobierno.

La intención oficial, materializada desde junio, fue que fondos como Pacific Investment Management Company (PIMCO), Franklin Templeton y BlackRock apuesten a este camino y dejen de presionar sobre las cotizaciones paralelas, lo que generó entre septiembre y los primeros días de noviembre un fuerte temor a una devaluación del peso frente al dólar oficial, sobre el cual se referencian la mayor parte de los precios de la economía, principalmente los bienes transables.

A mediados de año, Finanzas tentó a los tenedores del Bono a Tasa de Política Monetaria (Botapo) -colocado en 2017 por Luis Caputo-, a renovar un mega vencimiento de $ 120.000 millones con la promesa de licitar bonos en dólares por u$s 1500 millones.

La demora en la reestructuración de la deuda externa y diferencias internas sobre cómo ajustar los controles cambiarios tensionaron el ambiente y llevaron a que estos fondos extranjeros intentaran salir cuanto antes de la curva de pesos, aún pagando el dólar CCL a $ 181.

Los consultores privados estiman que estos inversores tienen otras tenencias de títulos en pesos por el equivalente a u$s 7000 millones.

Para el economista Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora Empiria, los inversores no-residentes estuvieron dispuestos a pagar $ 143,8 por dólar para salir de Argentina, convalidando así un aumento neto en el endeudamiento en dólares de u$s 265 millones (a tipo de cambio oficial).

La estrategia financiera de Guzmán fue el tema de conversación entre autoridades argentinas y técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) la semana pasada en Washington, Estados Unidos.

El Gobierno explora la profundización del mercado de capitales para depender menos de la emisión monetaria del Banco Central (BCRA) y, de esa forma, mantener bajo control al dólar y la inflación.

Este viernes 18 habrá una nueva licitación de títulos en pesos para que el Tesoro renueve vencimientos y consiga fondos netos.

Antes de fin de año, la Secretaría de Finanzas que conduce Diego Bastourre, definirá si puede devolver Adelantos Transitorios al BCRA.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios