Zoom editorial

Problemas sobran, pero en el mercado discuten si hay que poner alguna ficha

La política ya configura sus movimientos con la vista puesta en 2023. Lo hace abiertamente, y aunque tanto el Gobierno como la oposición intentan avanzar en ese sentido, por ahora siguen enredados en sus propios laberintos. En este clima de ensayos, lejos aún del tiempo de las definiciones electorales, la economía se mueve a su propio ritmo. Hay tranquilidad en la superficie, y aunque los diagnósticos incluyen turbulencias en el camino, nadie se anima a hacer predicciones muy asertivas sobre cuándo pueden ocurrir. En conclusión, los inversores miran los atractivos precios de los activos argentinos, y se preguntan si llegó la hora o falta.

La anunciada salida de Jorge Ferraresi, el ministro de Hábitat, refleja la preocupación del kirchnerismo por reconstituir su tejido político en el conurbano. El funcionario retomará su posición al frente de la comuna de Avellaneda. Y aunque todavía no está diagramada la hoja de ruta (lo estará cuando haya acuerdo interno sobre qué hacer con las PASO), es evidente que el peronismo bonaerense, capitaneado por Máximo Kirchner, no quiere sacrificar ni un solo voto. Necesitan, sobre todo, una economía que funcione, y por eso no cesan los mensajes para el Presidente y para Sergio Massa.

Ahora 30, acuerdo de precios y SIRA para importaciones: las definiciones de Sergio Massa 

La presión del Sindicato de Camioneros para conseguir que la reapertura de paritarias consagre un aumento salarial de 131% es un misil que impacta bajo la línea de flotación del Frente de Todos. Pablo Moyano ya no es un sindicalista más: el dirigente que armó el acto del 17-O en el que Máximo cargó contra la Casa Rosada. El gremio está toreando a la flamante ministra de Trabajo, Kelly Olmos, que todavía no pudo salir a la cancha para mostrar que puede contener algunos reclamos.

Los inversores siguen con atención estas pulseadas. El que duda sobre como terminarán estos conflictos deberá hacer lo mismo que hizo hasta ahora: quedarse quieto. Pero hay otros que analizan el recorrido alcista que pueden tener algunas inversiones si Massa consigue sacar otro "dólar soja" de la galera.

Trigo, dólares y precios: el Gobierno prepara medidas para el campo y emergencia agropecuaria

El mercado mide el flujo de dólares, la demanda de pesos y la inflación, como principal termómetro social. De los tres, hoy el dato que más preocupa es la sequía, porque afectará la liquidación de los exportadores a corto plazo. No obstante, Massa ya decidió que no esperará a que el problema crezca: esta semana se reunirá con la Mesa de Enlace y evaluará que vías de acción se pueden tomar.

Está claro que problemas sobran. Lo que Massa consiguió es que no le bajen el pulgar de antemano. Los jugadores todavía no están apostando, pero lo están pensando.

Refuerzo Alimentario: inscripción abierta, requisitos, formulario y cuántas personas se anotaron

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.