ZOOM DE ECONOMÍA

Por qué el buen arranque del dólar soja no calma la ansiedad por el "día después"

El Gobierno ya tiene definido que luego del plazo previsto no se extenderá el dólar especial para los exportadores de soja. Los productores quieren que se implemente alguna otra herramienta.

Apenas se lanzó el nuevo dólar soja, lo primero que se hizo es pensar en el día después. Sin casi detenerse en los beneficios que, al menos por un mes, se podrían a obtener al poder liquidar la soja a $ 200, los productores salieron a reiterar su preocupación por "el parche" que se había encontrado para lograr que el campo comenzara a desprenderse de la soja.

Efecto dólar soja: en solo dos días se exportó más que en todo agosto

Tal como se lo habían manifestado en varias oportunidades al secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, no saldrían abiertamente a "bancar" una medida que llegaba solo para cubrir el agujero cada vez más grandes que había en las reservas del Banco Central, y que no aportaba una visión para después del arranque de octubre, cuando el dólar soja ya no estará vigente.

Hay un punto en el que el Gobierno y los productores coinciden. El dólar especial representa una ventaja para el sector -aunque sea momentánea- pero este beneficio puede ser aprovechado por los grandes productores, que tuvieron las espaldas suficientes para "vivir con lo puesto" y no salir corriendo a vender para sumar unos pesos y comprar insumos.

"Los productores chicos, en su gran mayoría, ya vendieron todo. No tienen demasiada soja como para sacar provecho de esta medida", confiaron las fuentes.

El después del dólar soja

Lo que queda ahora, entonces, es saber cómo será ese "día después". Hay dos cosas que, según confirmaron fuentes oficiales a El Cronista, están descartadas.

La primera es que el primer día del próximo mes ya no habrá un dólar especial; ni el actual de $ 200 ni ningún otro. También queda fuera de carrera la posibilidad de que se implemente la variable de un bono fiscal, como se analizó tibiamente durante los últimos días. "Esa fue una opción que se vio solo para este momento en particular; no para otro", afirmaron las fuentes.

Massa quiere apurar desembolsos del Banco Mundial, que comprometió u$s 900 millones

Lo que se viene es un análisis a más largo plazo. Al menos por ahora, no se pueden esperar medidas explosivas como la del primer dólar soja o recetas que salgan a romper los cánones "normales".

Como primer paso, Bahilo se reunirá la semana que viene con la Mesa de Enlace y le reiterará que se deberán olvidar de un nuevo tipo de cambio. Sí, en cambio no se le bajará la persiana a la opción de rever el esquema de retenciones a los principales granos "aunque no en el corto plazo".

El Gobierno afirma que luego del plazo fijado actualmente para liquidar la soja a $ 200 -menos las retenciones-, no se ampliará esta mejora en la cotización

El camino que se tomará por ahora tiene que ver con las economías regionales. Se buscarán algunos incentivos para mejorar sus condiciones, y hasta incluso ahí sí se podrían llegar a ver algunas cuestiones vinculadas con las retenciones a esos sectores en particular.

Los dólares del campo ya tienen destino: quiénes se beneficiarán con un bono social

Pero mientras tanto el Gobierno espera que el sector cumpla su compromiso de exportar por u$s 5000 millones, una cifra que se aspira a superar, sobre todo tras sumar ya casi de u$s 1000 millones en los primeros tres días.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.