ANÁLISIS

Perspectivas económicas en un contexto de incertidumbre conocida

¿Cómo hablar de desarrollo sostenible en un contexto de tanta incertidumbre? La clave es crear un marco de expectativas previsible y, para ello, es necesario medir la realidad, entenderla e incorporar la mayor cantidad de parámetros posibles para hacer un análisis que nos prevenga del positivismo o del negativismo excesivo.

Es cierto que en ocasiones sentimos que tenemos más incógnitas que certezas, pero también tenemos un proceso de aprendizaje sobre la Argentina y eso nos permite aprender de la propia experiencia.

Aprender de la experiencia quiere decir utilizar todos los datos y conocimientos a nuestro alcance para buscar niveles de autocobertura en la operación para estructurar el propio riesgo del negocio. Entre las recomendaciones clave en este contexto, vale la pena mencionar las siguientes:

1. Optimizar los márgenes operativos

Aumentar la capacidad de flexibilidad interna, entender y mejorar los procesos y el uso de la información clave. En líneas generales podemos resumir como "priorizar el margen de operación sobre el margen financiero" (está estudiado que, si priorizamos al revés, empieza la debacle de las compañías). Esto no implica desfinaciarse pero en determinadas circunstancias la financiación permite la subsistencia si solucionar los problemas de fondo.

2. Manejar el capital del trabajo

Adoptar nuevas formas de trabajo fue y sigue siendo clave. Desde el inicio de la pandemia evidenciamos cambios estructurales en el capital de trabajo producto del cambio en el nivel de actividad. Es imprescindible ser extremadamente prolijos con los proveedores, con el crédito que otorgamos, con la gestión de inventario, y demás variables de gestión del capital.

3. Mejorar las inversiones

En situaciones de crisis e incertidumbre, muchas veces los CAPEX (inversiones de capital) tienden a contraerse. Sin embargo hoy representan una gran posibilidad de mejora en la competitividad porque se puede acceder a ellos a un cambio oficial. Optimizar el margen operativo mediante inversión permitirá una mejor salida de la pandemia.

4. Respaldar la operación con eficiencia fiscal

Es la estrategia de base sobre la cual se podrán sostener todos los anteriores eslabones de esta cadena operativa.

Números sobre la mesa

Las expectativas económicas para este año plantean un crecimiento (en revisión) del PBI del 6,3% según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) pero desde BDO sostenemos que el crecimiento será de un 5,5%; con la salvedad de que habrá sectores que se han mantenido mejor, como el agro y los sectores vinculados, y los servicios profesionales basado en el conocimiento y nuevas tecnologías, las telecomunicaciones y, en menor grado, la construcción. Los más perjudicados son el turismo, transporte y el sector textil, por mencionar algunos.

Algunos números previstos para el resto de 2021 y 2022

  • Inflación: 50% (2021) y 47% (2022)
  • Crecimiento: 5/6% para 2021 y 1,8% para 2022
  • Tipo de cambio promedio: $100 (2021) y $140 (2022)
  • Salarios (creciendo menos que inflación): 45% (2021) y 45% (2022)

Principales jugadores: dinámica sectorial

Hoy el precio de las commodities es inédito y producen un derrame en toda la economía de la zona de influencia y del sector. Favorece el comercio en estas regiones, genera ingresos fiscales importantes (especialmente en lo que es siderurgia, química y construcción) y todo esto mejora claramente las cuentas fiscales. Estamos en un momento propicio para fusiones y adquisiciones que generen conexión entre sectores dinámicos.

Si bien sabemos que se está hablando mucho de la desinversión, creemos que el concepto correcto es el de cambio de inversores, porque lo que ocurre es que aparecen jugadores con más capacidad de gestionar las compañías que una empresa multinacional, debido a las propias dinámicas de la economía local. El control de precio hace que sea necesario saber negociar con los organismos correspondientes y eso es algo en lo que las compañías internacionales no tienen experiencia e incluso puede generarles problemas por exigencias formales de compliance. No tienen seteada esa manera de operar, y lo mismo sucede con las negociaciones con los sindicatos para negociar paritarias.

Todas estas son en la práctica grandes debilidades corporativas que complican la gestión. Argentina se caracteriza por cuestiones poco ortodoxas a nivel mundial: la inflación, los controles de precios, el cambio impositivo, y la variación del tipo de cambio. En consecuencia, se dan cambios en los jugadores internacionales, e ingresan jugadores locales con mayor capacidad para gestionar el escenario local sin abandonar la calidad del negocio.

En estos momentos no hay jugadores ganadores o perdedores. En un mismo sector hay gente con miradas más pesimistas u optimistas, pero en líneas generales, este es un buen momento para ganar mercado, en cada sector siempre hay oportunidades.

Argentina no es un país para estructuras de gestión fijas y los CFO deben tener la suficiente flexibilidad para dinamizar su respuesta y adaptarse a la realidad del negocio. Se trata de capitalizar el aprendizaje.

Claves de la recuperación económica para 2021 y 2022

Sabemos que hoy la recuperación implica, en principio, volver a niveles pre-pandemia, y para ello será necesario ver cómo avanza el nivel de confinamiento, el ritmo de vacunación y demás variables. La evolución del salario real será el driver determinante del consumo y de los niveles de progreso, y también la política fiscal expansiva contra-cíclica asociada a mitigar efectos del confinamiento en sectores vulnerables y en relación a año electoral serán clave. Por el momento no podemos hablar de crecimiento sino de recuperación y la dinámica sectorial es lo que imperará en el próximo año. Asimismo, la recuperación de la economía, a diferencia de otros años, va a ser diferente para cada sector:

  • El agro y los sectores vinculados estarán traccionados por los buenos precios internacionales.
  • Los Servicios profesionales basados en el conocimiento o nuevas tecnologías serán generadores de pleno empleo.
  • Las Telcos crecerán, vinculadas a la nueva modalidad pandémica donde se requieren nuevos servicios, nuevas perspectivas de atención.
  • La Construcción, aunque algo demorada, es un sector en crecimiento, y hay que tener en cuenta que está pendiente la obra pública que todavía no despegó.
  • La industria automotriz, química y siderúrgica tendrán dinámicas también positiva.
  • Y, finalmente, los sectores más relegados serán los de transporte, Oil & Gas y el textil.

La recuperación económica en este contexto es un proceso de aprendizaje para los empresarios, y lo principal es estructurar el riesgo del negocio. Revisar si los activos se ajustan al nivel de los salarios, adecuar el negocio a las variables del negocio, asumir responsablemente lo que uno puede cumplir y ser sinceros a la hora de asumir compromisos. Siempre somos capaces de controlar las variables endógenas para mejorar el margen de la operación sobre lo financiero. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios