Análisis

El drama sanitario golpea a las acciones emergentes: todo rojo y Brasil nuevo epicentro del coronavirus

Hace unas semanas vengo conceptualizando este renovado salto del COVID en especial en países emergentes bajo la denominación "brecha sanitaria". 

Existen dos crisis COVID muy distintas. Mientras Estados Unidos vacuna a tres millones de ciudadanos por día, el mundo emergente sufre un drama sanitario mucho más dramático y prolongado en el tiempo. En tanto en Estados Unidos toda su población estará vacunada en cuestión de pocos meses, lamentablemente el COVID formará parte de la geografía emergente por un largo tiempo. Los mercados financieros no son indiferentes a este fenómeno, existe una clara underperformance de los índices de acciones emergentes versus Estados Unidos, siendo Brasil su exponente más dramático. Este proceso de "castigo relativo" a acciones emergentes viene ocurriendo desde febrero de este año.

No recuerdo una instancia anterior en donde haya quedado tan evidente la diferencia entre vivir en economías de primer mundo o en economías emergentes.

Con la invención de las vacunas por el último trimestre del 2020 se generó la percepción de que lo peor de la crisis COVID había ocurrido y que desde ese episodio la resiliencia del virus comenzaría a ser superada por la ciencia. Los mercados financieros no fueron indiferentes a esta realidad y por un rato tanto el mercado de acciones emergentes como el del primer mundo se acopló a un proceso de suba de precios de activos financieros que duró hasta el 17 de febrero de este año. 

A partir de entonces la dinámica del mercado accionario norteamericano versus la generalidad de emergentes con excepción de Chile ha sido notablemente diferente.

China

Si analizamos el FXI (ETF que replica acciones chinas), el mismo llegó a estar el 17 de febrero 2021 en 18% de retorno anual. Al cierre del viernes dicho retorno sucumbió al 0%. Por lo tanto China absorbió 18 puntos porcentuales de retorno en cuestión de semanas.

Emergentes diversificado

Si analizamos el EEM (ETF que replica acciones diversificadas de emergentes), el mismo llegó a estar el 17 de febrero 2021 en 12% de retorno anual. Al cierre del viernes dicho retorno sucumbió al 4%. Por lo tanto, emergentes diversificado absorbió 8 puntos porcentuales de retorno en cuestión de semanas.

Brasil, pobre Brasil

Si analizamos el EWZ (ETF que replica acciones brasileñas), el mismo viene castigado desde inicios de año. El mercado de acciones brasileñas no tuvo respiro en ningún momento de este 2021 que ha sido muy cruel a nivel de valuaciones para un país que viene enfrentando una crisis sanitaria que lo pone hoy en día como el epicentro mundial. Es probable que esta crisis sanitaria tenga una formidable consecuencia electoral para un Bolsonaro que no pudo cumplir con la ortodoxia fiscal que el mercado esperaba y que probablemente enfrente a un Lula que amenaza del otro lado en medio de una crisis virósica bíblica. En este escenario se hace casi imposible imaginar a un Bolsonaro ganando una elección. Los mercados financieros no tardaron en descontar este drama sanitario y potencialmente electoral, al punto que el retorno acumulado de Brasil en lo que va del año es de -10%.

Bien Chile 

Si analizamos el ECH (ETF que replica acciones chilenas), el mismo está en lo que va del año 15% positivo con un mercado que parecería premiar la gran diferencia en el manejo de la crisis sanitaria y la fuerte dinámica que el cobre muestra en lo que va del año (+16%).

A la luz de estas notables diferencias en retornos relativos parecería que el castigo a emergentes no sólo fue causado por la suba de tasas largas en Estados Unidos. Mi sensación es que el diferencial sanitario empezó a descontarse desde los máximos del 17 de febrero y desde entonces la economía norteamericana no para de batir récords de recuperación y vacunación frente a un mundo emergente al que no parecería quedarle otra opción que la de acostumbrase a una pandemia que será mucho mas larga y dolorosa de lo que se esperaba a inicios del 2021.

Estados Unidos

En lo que va del año, el retorno acumulado del SPY (ETF que replica acciones norteamericanas) asciende a 10% y desde principios de marzo viene descontando fuerte la diferencia versus acciones emergentes. China llegó a estar 13 puntos porcentuales por sobre el SPY en febrero, hoy está -10%. EEM llegó a estar 8 puntos porcentuales por sobre el SPY en febrero, hoy está -7%. Brasil estaba 8 puntos porcentuales negativo en febrero, hoy está -20%. Contra Australia el diferencial anual en favor de Estados Unidos es de +4% y contra Alemania es de +3%. O sea, el SPY le ganó a todo índice similar en lo que va del 2021.

No parecería que esta revalorización relativa en favor de acciones norteamericanas haya culminado aquí. Estados Unidos se convirtió en el líder de esta recuperación global y probablemente el mercado siga premiando a una economía que viene vacunando y recuperando en tiempo récord frente a un mundo que no puede acercarse a semejante aceleración. Si a uno le gusta el équity y se banca la volatilidad, seguir largo équity norteamericano de manera sesgada frente al resto del mundo parecería tener sentido. Haber rotado cartera en marzo del 2020 saliendo de emergentes y comprando un portafolio diversificado de acciones norteamericanas fue una muy razonable decisión. El bull market norteamericano nacido en marzo 2020, lejos está de haber culminado.


Tags relacionados

Comentarios

  • 12/04/21

    Espero que pronto los "genios" del gobierno nacional y los provinciales, se den cuenta que lo que viene es un mundo con virus distintos "permanentes" (será la venganza de la Naturaleza por el desmadre que ha producen los humanos?). Por lo tanto debemos acostumbrarnos a esa situacion y salir a trabajar y estudiar con nuevos protocolos y listo. Pero no dejar de estudiar y trahajar porque SERIA EL FINAL.

    0
    0
    Responder