Opinión

Milei va contra una tiranía poderosa: la del statu quo

Se vienen jornadas históricas para la Argentina en lo económico, por la profundidad de reformas que se lanzarán y el poco tiempo existente para ponerlas en práctica. Todo a partir del 10 de diciembre será vertiginoso. Nada será igual. Javier Milei sabe que no hay tiempo para perder. Tiene el aval de la sociedad con el 56% del balotaje para derrocar a lo que MIlton y Rose Friedman denominaron la "La Tiranía del Statu Quo". Al fin y al cabo, llegó a la presidencia prometiendo con sinceridad un ajuste de las cuentas públicas, focalizado en una de las bases de esa dictadura, la "casta política".

Luis Caputo viene desde hace varios meses aconsejando a Javier Milei sobre diferentes temas, mayormente financieros, de la economía. Posee un plan para desactivar la "bomba de Leliq", con financiamiento por u$s 15.000 millones que lograría de los mercados internacionales. Aparenta ser demasiado a priori. Promete a su vez reemplazar parte de esa deuda del BCRA por bonos del Tesoro con un "sweetener" o endulzante para que las entidades financieras acepten el cambio de papeles. Pero por ahora Caputo viene todos los días rechazando ofertas para sentarse en el 5 piso del Ministerio de Economía.

Pero como los ahorristas ya temen por las medidas que se tomen a partir del 10 de diciembre, los bancos también. Ante la duda, en las últimas dos jornadas estuvieron desarmando Leliq, y de hecho no participaron mayormente en la última licitación efectuada por el BCRA. dado que su vencimiento ocurría después del 10 de diciembre. Los ahorristas van a fondos comunes de "money markets" a un día, los bancos van a pases pasivos por 24 horas. En 30 días, las Leliq crecieron 1,4% mientras que los pases pasivos lo hicieron 21%.

Milei, como todo inquilino, preocupado por la inflación

Déficit 2023: cuánto hay que ajustar para cumplir con el FMI y en dónde podría recortar Milei

A medida que se acerque el 10 de diciembre, este fenómeno se acentuará en la medida en que el mercado no reciban señales claras de lo que se viene. Hay bancos que ya están devolviendo a empresas grandes sus colocaciones a plazo fijo. "Llevate los pesos" les dicen. Para el sistema financiero, una colocación a plazo fijo es un dolor de cabeza porque les implica aumentar la exposición a deuda del BCRA.

Lo. monetario es un gran problema pero lo fiscal no se queda atrás. Y no sólo para el gobierno nacional. Axel Kicillof dejará de recibir partidas extraordinarias de asistencia. El gobernador bonaerense deberá hacer un feroz ajuste y ya se comunicó con Diego Santilli, el opositor con el que mejor relación guarda, para lograr cierta mediación y ayuda en el tratamiento de recortes en el congreso bonaerense. Un brusco final para los diferentes "chocolates", como el de Julio Rigau, que pululan en todo el territorio binaerense. El país en realidad está bañado en "chocolate".

Las últimas medidas económicas antes de las elecciones, el penoso "plan platita", generó un agujero fiscal en la Nación y en las provincias. La devolución del IVA y la eliminación de Ganancias implica una pérdida de recursos a gobernadores que dependerán de la buena voluntad de Milei para en algunos casos poder pagar el medio aguinaldo a fin de año. Será un test para la nueva administración.

¿Y el Presupuesto 2024? Entre la vorágine pos balotaje, nadie se acordó de la devaluada ley que estima recursos y asigna gastos. Como sucediera con Alberto Fernández, lo más probable es que la gestión Milei arranque sin la aprobación del Congreso para esa ley. Una mancha más al tigre. Sea Federico Sturzenegger, Luis Caputo o Demian Reidel el ministro, no hay tiempo para la confección y aprobación legislativa del Presupuesto. No es grave.

Desde Washington, el staff del FMI está ansioso por conocer al nuevo ministro. También con el organismo hay vencimientos por u$s 900 millones en diciembre. La negociación de un nuevo acuerdo puede demorar un mes y medio en el mejor de los casos por lo que eventualmente puede demorarse la cancelación de ese pago en el último mes del año. El FMI se encuentra de por sí devaluado por su actitud durante la gestión Guzmán-Massa en la que aprobó desembolsos con desvíos fiscales significativos. Cambios de roles: Milei buscará un ajuste fiscal más profundo del que avalaría el organismo. ¿Hay voluntad de nuevos desembolsos? Pueden estirarse hasta u$s 12 mil millones hasta completar los u$s 55 mil millones que en su momento se habían aprobado durante la gestión Dujovne.

Javier Milei está preparando su dicurso para el 10 de diciembre. No repetirá lo de Mauricio Macri en el 2015. Mostrará todos los huecos y bombas que deja la actual gestión. En el mejor de los casos, con las reformas en marcha y recortes del gasto, en el último trimestre del 2024 puede haber una inflación mensual del 2%.

En "La Tiranía del Statu Quo", los Friedman hablan del "Iron Triangle" formado por los grupos de intereses especiales, los reguladores, y los políticos que se oponen a las reformas que se quieren lanzar en los primeros meses de gestión. En la Argentina, más que un triángulo, se trata de un polígono de platino con múltiples facetas. Los gremios por ejemplo. ¿Se animará Milei a disponer el aporte voluntario de los trabajadores y a desregular las obras sociales?

Sería un misil a la tiranía.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.