Zoom editorial

Los planes de estabilización fallan: que el remedio no sea peor que la enfermedad

En América latina, entre 1970 y 2020, se instrumentaron 46 diferentes planes de estabilización. En la Argentina, por lejos el país aparentemente más desestabilizado, se aplicaron 12 de ellos. Le sigue Brasil que ejecutó en esos 50 años siete planes de estabilización. De todos los aplicados en la Argentina, solamente el plan de convertibilidad tuvo un éxito perdurable. Otros siete fracasaron y cuatro un éxito apenas transitorio.

Un exhaustivo trabajo de los economistas Martín Rapetti, Joaquín Waldman y Gabriel Palazzo del Centro de Análisis Equilibra desmenuzó todos los planes instrumentados durante ese período. Liberado hace unos días, el trabajo está destinado a ser un insumo para la elaboración de políticas, pero también sirve para tomar de referencia al evaluar, por ejemplo, las propuestas en danza en tiempos electorales.

Algunas primeras conclusiones que adelantan los autores es que la mayoría de los planes antiinflacionario pasa por la estabilización del tipo de cambio nominal, a partir de situaciones robustas de cuenta corriente y fiscales. Con la estabilización se refuerza el crecimiento. Los países tienden a corregir precios relativos antes de la puesta en marcha del plan. Las estabilizaciones transitorias fallan cuando se presentan saltos cambiarios. Muchas estabilizaciones terminan en crisis cambiarias, financieras o de deuda soberana. Los planes de estabilización fallan. Del total de 46 en la región, apenas 12 tuvieron éxito perdurable. Es decir, los planes tienden a fallar.

Tras otra compra de reservas, el Central suma casi u$s 1000 millones en agosto

El FMI relevó nuevos detalles del acuerdo: ritmo de devaluación, salarios, jubilaciones y subsidios

Solamente la incómoda situación en la que está colocado Sergio Massa, como candidato oficialista y Ministro de Economía del actual gobierno le impide hablar abiertamente de un futuro con un plan de estabilización. Es comprensible. Pero tanto Patricia Bullrich por Juntos por el Cambio como Javier Milei de La Libertad Avanza plantean la necesidad de aplicar planes de estabilización.

A juzgar por los detalles que empiezan a desgranar, los mercados, los analistas y los economistas empiezan a exigirles más detalles para poder concluir la economía que sobrevendrá al día siguiente de las elecciones. Algunos hablan de que directamente el 23 de octubre, el día siguiente de los comicios generales. Para todos los actores es necesario tener presente la alta tasa de fracaso que tienen los planes de estabilización. Uno de los principales banqueros del país sugería hacer pronósticos en base a la capacidad del ganador de alinear suficientes voluntades políticas detrás de los planes inmediatos. De modo tal que el costo de un fracaso no sea más caro que la enfermedad que se quiere erradicar con el plan de estabilización.

Temas relacionados
Más noticias de Economía
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.