PLANIFICACIÓN FISCAL

Guerra Rusia-Ucrania: el SWIFT no es suficiente... y tampoco relevante

Una planificación patrimonial sofisticada implica que un embargo sobre bienes originariamente de un ciudadano ruso sería ilegal. Y además, hay poca capacidad pata identificarlos.

Ya se cumplieron 40 días del inicio de la invasión rusa a Ucrania. En ese tiempo, hemos escuchado opiniones y estrategias diversas en torno a cómo sancionar económicamente al invasor. Y ciertamente existe consenso en cuanto que "aislarlo" del sistema transaccional SWIFT es una de ellas.

En este sentido, y en términos generales, estamos todos de acuerdo.

No obstante, deviene necesario hacer algunas precisiones.

SWIFT NO ES BIC

Se ha hablado de códigos SWIFT y BIC, indistintamente. Error técnico: el SWIFT (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication) es un código estándar de 8 a 11 caracteres alfanuméricos que identifica a bancos e instituciones financieras de todo el mundo, mientras que el BIC (Bank Identifier Code) identifica a un banco (normalmente 4 dígitos) y forma parte del SWIFT.

Esta diferencia es importante ya que si el objetivo es "castigar" a Rusia, basta con restringir los caracteres 5 y 6; si tan sólo se pretende "castigar" a una entidad rusa en particular, debemos restringir los 4 primeros caracteres del SWIFT.

Y en cualquier caso, la desconexión de SWIFT tiene su contrapartida práctica: la entidad o el país no recibe fondos, pero tampoco podrá pagar a sus acreedores.

¿Cómo recibirían la noticia -por ejemplo- los tenedores de bonos o acciones de Gazprombank?

El "Wealth Planning" (la Planificación Patrimonial)

Aún con la aclaración precedente, es necesario comprender que el derecho financiero internacional se basa mayoritariamente en el derecho anglosajón.

Putin explicó el riesgo del dólar

Desarrolladores rusos saltean las sanciones de una forma inédita: crearon su propia tienda de aplicaciones

Este sistema jurídico, por diversas razones que exceden el marco de este artículo, pone un énfasis especial en lo que se denomina "Wealth Planning" (Planificación Patrimonial); en un mundo globalizado, donde los clientes residen en un país y sus activos en otro/s, los países anglosajones han dedicado -desde hace décadas- enormes esfuerzos a profundizar y sofisticar esta rama jurídica denominada "International Wealth Planning".

Esto permite a los clientes de cualquier parte del mundo (salvo Irán y Corea del Norte, entre otros país NO conectados u oportunamente desconectados de SWIFT) planificar la vida de sus activos a los efectos de dotarlos con efecto sucesorio, optimización fiscal, privacidad, dinamismo, etc.-

Los clientes rusos, desde 1992 y hasta el día previo a la invasión a Ucrania, han tenido acceso a la mencionada planificación. De tal manera, limitarles el uso de SWIFT y embargarles bienes ostentados a título personal resulta casi insignificante en cuanto a volumen refiere, ya que la mayoría de los activos están planificados "legalmente".

Con ello hacemos referencia a activos transferidos a compañías que actúan en distintos países como "owners" (dueñas), "shareholders" (accionistas), "corporate directors" y otras variantes anglosajonas no receptadas por el derecho civil, respetando siempre todos y cada uno de los requisitos legales impuestos por cada una de las jurisdicciones involucradas, para luego mantener y administrar dichos activos en jurisdicciones distintas -a su vez, y en la mayoría de los casos- a las de dichas compañías.

Rusia-Ucrania y una "guerra total": los múltiples frentes de una guerra moderna

Del guiño de Putin a la Argentina por no imponer sanciones a Rusia a los malabares de los exportadores para cobrar

Un embargo ilegal (e imposible) 

Una planificación sofisticada implica que un embargo sobre bienes originariamente de -en este caso- un ciudadano o residente fiscal ruso no sólo sería ilegal sino que los propios bancos -salvo honrosa excepción- no poseen hoy capacidad para identificarlos de manera ágil y efectiva, en tanto sus áreas de International Audit e International Compliance presentan deficiencias severas en torno a su nivel de capacitación y conocimientos.

Aún con todo ello, los bienes planificados legalmente no son el problema sino la solución ya que a mayor sofisticación, mayor legalidad

La mala noticia: el SWIFT no es suficiente. La buena noticia: el SWIFT no es relevante.


* El autor es abogado especialista en Derecho Financiero Internacional. Trust & Business Law (USA). Ha trabajado en la Superior Court of Washington (St) y ha sido International In-House Legal Adviser de bancos internacionales por 25 años, cumpliendo funciones en ciudades como Amsterdam, New York, Hong Kong y Ginebra, entre otras. Es Autor del Libro "El Mundo de las Off-Shore" y de varios artículos académicos. Como conferencista internacional, ha sido entrevistado por medios de EEUU, Europa y China en temas de Anglosaxon Trust y Derecho Financiero Internacional

Tags relacionados

Las más leídas de Columnistas

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.