Zoom editorial

En consumo y actividad vienen cifras que pueden impactar en la campaña

La economía fue protagonista en la ventaja que consiguió Sergio Massa en la elección del 22 de octubre. Lo que consiguió el candidato es que la sociedad mirara más hacia adelante que hacia atrás, capitalizando en las urnas el temor a que la dolarización genere una estampida inflacionaria, o que un ajuste fiscal indiscriminado recorte aún más los ingresos de una gran cantidad de hogares.

Con el diario del lunes en la mano, los analistas se preguntaban que hubiera sucedido si además la coyuntura hubiese mostrado números más favorables. La respuesta se conocerá en dos semanas, pero hay datos que vale la pena no pasar por alto.

La recaudación impositiva de octubre quedó por debajo de la inflación. Pero la razón de esa disminución es que la pérdida de exportaciones que causó la sequía sigue restando ingresos por retenciones. Otros números muestran que más allá de que las subas de precios engordan la nominalidad, hay una actividad que no decae. El IVA creció 152% anual y el Impuesto al Cheque, 167%. Vale recordar que el IPC que mide el Indec tuvo una variación de 138% en doce meses. La contracara de las retenciones es el impuesto PAIS, nacido para el dólar ahorro y expandido por Massa a la compra de dólares para pagar importaciones de bienes y servicios. El mes pasado, este tributo duplicó lo aportado por las retenciones. En tres meses, sumó al Tesoro $ 683.000 millones. Las compras al exterior, pese a la escasez de divisas, no bajaron.

AFIP: La ampliación del dólar soja apuntaló la recaudación en octubre

Previsiones del comercio exterior 2024

Los datos de consumo de octubre no darán mal, en parte porque las personas aumentaron su stock de productos antes de la elección, como reacción a la disparada del dólar. Cuando en una semana se conozca este número, junto con el IPC de octubre, seguramente sorprenderá. El empleo privado registrado medido por el SIPA sumaba a julio 206.000 puestos en un año, ubicándose en el valor más alto de la serie, hecha en 2009.

En noviembre se empezó a sentir también la rebaja de Ganancias para los que perciben hasta 15 salarios mínimos. Las lluvias recientes, por su parte, apuntalaron la siembra de soja y estimularon la liquidación de los últimos stocks, porque hay que financiar gastos en pesos. Entre este efecto y el dólar exportador, el mercado cambiario sigue contenido y lejos del pánico

Con todo este escenario en la mano, en su último informe Ecolatina advirtió que la actividad económica está recortando su caída (empujada por el rubro servicios y Vaca Muerta, con industria en negativo, construcción en positivo y el agro recuperando). Recalcularon la baja del PBI a solo 1,5%. Y si la cuenta excluye al campo, la mejora proyectada para todo el año se acerca a 1%. El impacto que causen está por verse. Los números están.


Temas relacionados
Más noticias de Economía
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.