PANORAMA BONAERENSE

Elecciones 2021: Diego Santilli con los territoriales y los motivos extra de festejo de Jorge Macri y Martinano Molina

Mientras las PASO 2021 del domingo pasado ya parecen lejanas, en el oficialismo -por si faltaran temas. falta ver cómo siguen las relaciones con varios intendentes. Solo dos peronistas sacan pecho y hasta a esos les fue peor que hace dos años.

Las elecciones del domingo ya parecen viejas. No por los rumores de renuncia (por hora desmentidos) del ministro del Interior, el kircherista Eduardo De Pedro, sino porque el desconcierto provocado por el resultado electoral, catastrófico para el oficialismo, dejó sin reacción y como si jamás lo hubieran previsto.

Esas tensiones, miserias y pase de facturas de las que ya dimos cuenta en varias oportunidades dentro del Frente de Todos, salieron a flote con toda claridad. Los movimientos sociales, divididos entre los que piden que Alberto Fernández se vaya y los otros que quieren que se quede y se saque de encima a la vicepresidenta tampoco ayudan... más bien, complican.

En el medio, Mario Secco, el intendente de Ensenada, que "ganó pero perdió" como todos por los bajos guarismos conseguidos, directamente les dijo lo que todos piensan. "Vayan a buscar votos en lugar de armar marchas".

Mario Secco

La derrota del peronismo bonaerense no se dio solo en los lugares donde gobiernan los intendentes de Juntos. La causa de la derrota se dio, fundamentalmente, por los malos resultados en los lugares históricamente peronistas. Y más allá de los análisis y la caza de brujas que se inició, no se puede trazar una línea recta para diferenciar a los "traidores, (que) jugaron para atrás o no se movieron".

Porque intendentes absolutamente kirchneristas, de los que nadie duda de su trabajo y compromiso, como los de Morón, Quilmes o Mercedes, perdieron de la misma manera que lo hicieron en Ituzaingo o General San Martín. De hecho, también padecieron los camporistas de General Rodríguez y Luján, mientras que en esa misma región, Moreno, Merlo o La Matanza el peronismo ganó por mucho menos margen que en otras oportunidades.

Habrá que ver cómo siguen las relaciones con varios intendentes. No porque hayan ganado o perdido. Sino porque no se sienten bien tratados. De hecho, Fernando Espinoza pegó el faltazo a Almirante Brown, donde estuvieron casi todos los jefes comunales con el Presidente en la primera reunión tras la derrota.

Fernando Espinoza

Los que siguen sacando pecho: Leonardo Nardini y Mario Ishii, de los más votados de todo el conurbano, aunque con mermas que oscilan entre el 15% y el 20% con respecto de dos años. De esos votos que faltaban se apalancaban para pensar en la reconstrucción. Pero la pelea entre el Presidente y la vice los volvió a frustrar.

LOS QUE MÁS FESTEJAN EN LA OPOSICIÓN

Finalmente, el interior la Provincia de Buenos Aires parece que se tiñó de rojo y blanco, o por lo menos de "rosa intenso", los colores de la campaña de Facundo Manes. Desplegados en el territorio bonaerense, ganó en más del 80% de las localidades del interior, aunque es interrumpido ese despliegue en la proximidad del Gran Buenos Aires o La Plata, más populoso.

Horacio Rodríguez Larreta debe estar pensando cómo conformará a sus socios. No sólo tiene que custodiar el humor de Martín Lousteau, que ya sabe que puede ser candidato a sucederlo sin problemas, máxime con los 30 puntos que consiguió María Eugenia Vidal en la elección general.

También ya sabe que esta cuestión vendrá adosada de los pedidos por Facundo Manes, Gerardo Morales y Alfredo Cornejo, entre otros influyentes dirigentes. Y lo peor para él, cómo se entenderá con Elisa Carrió, que siempre quiere ser su mejor aliada.

Facundo Manes

De algo de esto habrán hablado el miércoles a la noche en la Rosa Negra 1000 Gustavo Posse, el anfitrión, Diego Santilli, el ganador de la PASO de Juntos, y Walter Carusso. Si bien el intendente de San Isidro rompió toda relación con los miembros de su partido, ganó en su distrito, donde nuevamente se observó un gran corte de boleta. Algunos votos del "colorado" fueron para la fórmula Ramón Lanús, el rival interno de Posse y otros fueron para la formación vecinal Convocación por San Isidro.

A pesar de esto, y los porcentajes que pueden discutirse, al intendente de San Isidro nadie le puede discutir el olfato y lo bien que calza en todos los equipos. Nunca perdió en su territorio.

Una de las localidades donde todo debe ser revisado es Lanús, cuna del jefe de campaña de Santilli, Néstor Grindetti. La lista del intendente perdió contra la sumatoria de las que compitieron en el Frente de Todos, donde ganó el camporista Julián Alvarez.

Néstor Grindetti

Todos los analistas creen que, a la hora de discutir de verdad, Grindeti revertirá, fundamentalmente el tramo local, como ya lo hizo en el pasado. Hay que recordar que Lanús, por imposición del histórico Manuel Quindimil, se bautizó como la Ciudad del Peronismo.

El ganador de la noche, sin lugar a dudas, fue Martiniano Molina. Discutido como candidato, y tras arduas y largas tertulias con sus propios "amigos" de la tercera sección electoral, terminó imponiendo su criterio en la lista local que le ganó a la camporista Mayra Mendoza.

Martiniano Molina

También encabezó la regional, que quedó atrás de la del Frente de Todos, quien llevaba como primer candidato a Mariano Cascallares, el intendente de Almirante Brown. Pero la diferencia de un millón de votos de hace dos años se redujo a solo 300.000.

En La Plata, Julio Garro les ganó a sus socios radicales una tremenda elección, en la que ambas fuerzas quedaron separadas por 10% de los votos, tanto en lo local como en lo seccional. Allí, Alejandro Perecholnik le ganó a Claudio Frangul.

Jorge Macri, por su parte, se dio algunos gustos. No sólo porque fue el intendente que más votos le aportó a Diego Santilli, sino que en la discusión que dieron algunos de sus referentes en varios municipios, se impuso en tres de cuatro. David Zencich ganó la PASO contra la lista radical en Merlo. Leo Cóppola le ganó al candidato de Cristian Ritondo en Moreno, aunque ambos quedaron atrás de la que armó Anibal Assef, quien apoyó a Facundo Manes. Tanto en Moreno como en José C. Paz, quizás por la proximidad con San Miguel, distrito cabecera de Joaquín De la Torre es que Dar el Paso realizó las mejores elecciones, sin contar ese distrito, el único lugar donde ganó la lista radical, superando el 51%.

Jorge Macri

Gastón Di Castelnovo le ganó a Gustavo Pozzuto en Ituzaingó. El primero apoyado por el también ganador Ramiro Tagliaferro, que se impuso con su gente en Morón. Pozzuto estaba con Jorge Macri.

Sin embargo, el gran gustazo se lo dio en San Martín. No tanto porque en la suma de las listas le ganaron al oficialismo de Gabriel Katopodis, sino porque en la interna, dura, Andrés Petrillo, funcionario de Vicente López, le ganó a Santiago López Medrano y a Walter Carusso, aliados con la otra lista santillista, mientras que tercero quedó la que apoyaba la familia Ivoskus en su retorno al radicalismo.

A pesar de que la PASO terminó, la interna no terminó. No es casual que Diego Santilli, de manera espontánea, haya vuelto a visitar a partir del lunes los distritos donde en las internas ganaron los referentes "territoriales", los que le dieron la bienvenida en contra de la postura inicial de los intendentes del PRO, que al principio le desconfiaban.

Diego Santilli de recorrida

El lunes estuvo con Segundo Cernadas, que le ganó a Nicolás Massot, aliado de Emilio Monzó y Facundo Manes. El martes se fue hasta Ituzaingó, donde Di Castelnovo le ganó al delfín de Jorge Macri, y ayer estuvo por San Fernando, donde otra testimonial, Agustina Ciarletta, le ganó a Claudio Alfonsín.

Otro intendente que empezó a levantar un poco más su perfil es Diego Valenzuela. Hace dos años tuvo que aliarse con el diablo para conseguir un corte de boleta que lo mantuviera a flote. Ahora, en las PASO que hace dos años había perdido por cuatro puntos, ahora las ganó por 11% de diferencia. En ese distrito los radicales se quejan porque hubo algunas localidades donde hubo mejores y peores performance de Manes. Extraña lo mal que le fue en Ciudad Jardín, lugar donde todo indica que el neurocientífico tendría que tener más votos de los que terminó teniendo.

Entre los que disfrutaba estaba, también, Joaquín De la Torre. Candidato a Senador provincial por la primera sección electoral, quien, no muy sorprendido, contó más votos que los otros de Dar el Paso en varias localidades, como Merlo, Ituaingó, Pilar, Tres de Febrero y Vicente López. 

Tags relacionados

Comentarios

  • FG

    Fernando Gianinetto

    Hace 18 días

    no se si este pasquin pondra mi comentario, chupa media de lo reina degenerada

    0
    0
    Responder
  • FG

    Fernando Gianinetto

    Hace 18 días

    Quien apoyó a cristina nadie, solamente sus lame cilo de la campora y algiunos viejos imbeciles. los que se acomodaron en el gabinete- quiero ver como va a gobernr el enservible , manoseado e insultado titere. que desgracia para el pais tener estos maleficos e hipovritas que nos desgobiernen

    0
    1
    Responder