Zoom editorial

El "puente" de dólares está en plena construcción, y no demasiado lejos

Los problemas que hoy tiene la economía no se disolverán en los meses que restan hasta el 10 de diciembre.

Los problemas que hoy tiene la economía no se disolverán en los meses que restan hasta el 10 de diciembre. Y tampoco van a desaparecer después de esa fecha. El Gobierno está enfocado en un sendero con el que apuesta a estabilizar la coyuntura y corregir los desequilibrios que se presentan en el camino. Pero para que el barco no se mueva más de lo necesario, hay que tratar de que las olas no alteren su rumbo.

La Argentina hoy tiene como paraguas un acuerdo con el FMI, que no solo actúa como un estabilizador, sino que tiene como propósito anclar expectativas de mediano y largo plazo.

¿Qué presidente combatió mejor la pobreza?

Wado De Pedro habló sobre la interna: qué dijo sobre Sergio Massa

Los programas con el Fondo no se escriben en piedra, y si bien ajustarlos demanda negociaciones complejas, las señales más recientes indican que Washington no va a ignorar las dificultades insalvables que creó la peor sequía de las últimas seis décadas. Esa percepción comenzó a consolidarse luego de la reunión del presidente Alberto Fernández con su par estadounidense Joe Biden, y terminó de afirmarse luego de la asamblea anual del Fondo y el Banco Mundial, en la que Sergio Massa y su equipo profundizaron los contactos y comenzaron una renegociación de metas complementaria a la que se había aprobado apenas en marzo.

El acuerdo hoy está en un proceso de revisión, para adecuar objetivos fiscales y monetarios. Lo que la Argentina le expuso al Fondo, como primer pedido, es que acceda a hacer un adelanto de desembolsos. Son los giros correspondientes a junio y septiembre, que involucran un monto de u$s 12.600 millones. El equipo económico expuso la necesidad de contar con esos recursos de manera anticipada, ya que la pérdida de agrodólares instaló un problema de flujo, no solo de stock. Al Banco Central le faltarán las reservas que la cosecha suele aportar en el segundo trimestre del año. Sin embargo, hay factores que permitirían recuperar una parte de esas divisas a partir de mayo. Un elemento será el reinicio de la exportación de petróleo, y también influirá el ritmo de inversiones que tienen previstas las grandes petroleras que actúan en Vaca Muerta. Según un paper al que accedió El Cronista, a fin de junio las reservas internacionales netas (RIN) sumarían uSs 3200 millones.

Las autoridades del Fondo ya tienen una venia política para avanzar. La idea del "puente" ya está instalada, y lo que falta es terminar de construirlo. La opción que proponen es que el adelanto sea en dos cuotas. La oferta ya tiene una respuesta incluida.

Temas relacionados
Más noticias de fondo
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.