PANORAMA BONAERENSE

El peor cierre de listas, una insólita confusión de afiches y Máximo, el que menos grita

La interna de Juntos va tomando temperatura. Pero la rutina de Santilli impone el frío (y la soledad) de la mañana. Del otro lado, Maximo, sereno, marca la cancha... una cancha en la que renacieron las tensiones territoriales.

DAR EL PASO... ¿PARA ATRÁS O PARA ADELANTE?

De a poco, la interna en Juntos de la Provincia de Buenos Aires va recalentando y se percibe una tensión que hasta hace unas semanas no se apreciaba.

Sin resolverse aún los despojos de los radicales que no han podido participar con una lista propia por decisión del Comité Provincia en los municipios en los que ganaron los aliados de Gustavo Posse, estos siguen vivos de manera virtual y a través del whatsapp para encontrar un canal de expresión que no sean sólo los documentos internos, que parece volverán a firmar este fin de semana.

La semana pasada se conoció la renuncia del periodista y concejal radical Luis Otero a la presidencia de la Unión Cívica Radical de Avellaneda, cargo que obtuvo cuando compitió en marzo pasado. Su hartazgo vino, también, porque sintió que no se le había respetado lo acordado inicialmente cuando una porción importante del partido lo había pedido para encabezar la lista de candidatos a diputados provinciales de la Tercera Sección Electoral, la zona sur del Conurbano.

En su lugar fue puesto Pablo Dominichini, aliado de Martín Lousteau pero ante todas las cosas amigo de las campañas universitarias de Maximiliano Abad. Dominichini había competido para Posse, pero fue uno de los pocos "perdonados" por el Comité Provincia.

Maximiliano Abad

La duda está en cuánto empeño pondrán los intendentes y referentes para mantener la paz, a pesar que donde conducen los jefes comunales del PRO, en la mayoría de los casos, hay una sola lista local. Muchos se alarman porque para quedar bien algunos piensan jugar "a cara de perro" y una vez que se dispara esa guerra, nadie la podrá frenar.

Lo llamativo es que mientras ellos se pelean, en la superestructura, todos comen en la misma mesa y hasta se dejan aconsejar por las mismas personas o con amistades en común. También imprimen sus afiches en los mismos lugares...

Le pasó días atrás a un candidato de una localidad pegada a la Ciudad de Buenos Aires, amarillo él, que mandó a buscar los afiches con su foto para la campaña. Cuando quien mandó regresó con el baúl repleto, se dio cuenta que no eran los que él quería sino... los de Facundo Manes!!!. No sabía si reir o llorar, pero inmediatamente le pidió a su competidor local interno que pase por sus oficinas para entregarle el material que le dieron por error.

Facundo Manes

el peor cierre de listas de todos los tiempos

Sin embargo, no todas son pálidas o malas noticias para la oposición bonaerense, donde ningún sector está trabajando con alegría. "Fue el peor cierre de listas de todos los tiempos", sostienen casi al unísono radicales y macristas. No sólo por la manera abrupta que decidieron bajar un montón de candidatos, sino por la falta de explicaciones y readecuaciones que terminaron cruzando candidatos innecesariamente.

Una de estas "pocas" reconciliaciones se dio hace menos de un mes con el reencuentro de dos viejos adversarios internos, como Jorge Macri y Emilio Monzó. Nadie soltó prenda sobre quien hizo el primer llamado o mensaje de whatsapp, pero desde ese momento tienen el teléfono rojo habilitado entre ambos y no hay intermediarios.

Jorge Macri

Quien puede sufrir las consecuencias de todo esto es Segundo Cernadas, en Tigre, quien sabe que Macri incide mucho en su localidad. La reconciliación con Monzó también tiene otro beneficiado. Nicolás Massot, que va con Facundo Manes como candidato.

Los intendentes y jefes territoriales del PRO, por otra parte, no saben más cómo pedirles a los organizadores de la campaña de Diego Santilli que no empiecen tan temprano a recorrer las calles.

"En invierno, a las 9 de la mañana, no hay nadie... Y Federico Benedetto ya nos arma zoom y nos pide encuentros en centros comerciales... Al barrendero vamos a encontrar nomás, más con el frío que está haciendo", se quejan y plantean que "es preferible hacer un municipio bien por día que dos o o tres a las corridas".

MAXIMO, EL QUE MENOS GRITA

Seguramente porque no debe estar todos los días ratificando su pensamiento sin estar atento que un archivo indiscreto lo pueda dejar en off side inmediatamente, y también porque su palabra es la rectora del espacio junto con la de su madre, Máximo Kirchner ha demostrado, en estas últimas presentaciones públicas, que es el que mejor comunica y lo hace sereno y hasta irónico cuando es necesario.

Máximo Kirchner

Tiene hasta la posibilidad de ser generoso con propios y extraños, pero tampoco le tiembla el pulso para marcarle la cancha al Presidente, "que no tiene que estar pensando en los equilibrios internos sino en gobernar", y también recordar, antes que nadie, a los intendentes propios, pertenecientes a La Cámpora.

Mientras lo hace, deja en claro que no tiene mucho interés en reavivar el debate por la imposibilidad de los intendentes en ser reelectos más de una vez en la Provincia de Buenos Aires.

Por eso han renacido las tensiones territoriales, a los que se sumaron los candidatos del Movimiento Evita, que en algunos lados va de aliado y en otros combate a la fuerza política que comanda el hijo de los dos presidentes. Eso sí. En la mayoría de los casos, los "Evita" creen que los jefes comunales no entienden lo que pasa en los distritos y se han transformado en "burócratas".

Por eso no extrañó que Leonardo Grosso haya decidido ir como segundo candidato en la lista de concejales de General San Martín. Actual diputado nacional, con mandato hasta 2023, tomó la decisión, también, para asegurar que su espacio tenga una representación clara en la lista que encabeza Nancy Capelloni. La actual Secretaria de Educación y Cultural es la esposa de Gabriel Katopodis, pero hace campaña, a tono con los tiempos y la importancia del género, con su apellido de origen.

Leonardo Grosso

Quien más extrañado quedó es el candidato a diputado provincial y presidente del club Lanús, Nicolás Russo, que de tener una única lista consolidada y de unidad para enfrentar a la que patrocina Néstor Grindetti ahora deberá hacer equilibrio entre la de patrocinada por el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, en acuerdo con Russo, la otra que representa a un sector de La Cámpora y la tercera, del Movimiento Evita.

Una es liderada por el presidente del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, Omar Galdurralde (Insaurralde) otra por el ex candidato a intendente Julián Álvarez, ultra K, y la restante, por el director nacional de Agenda Política en Jefatura de Gabinete de Ministros, Agustín Balladares, del Evita.

Tags relacionados

Comentarios

  • DR

    Diego Ramirez

    20/08/21

    Mamadera...Máximo...., tiene menos calle que Venecia

    0
    0
    Responder