PANORAMA BONAERENSE

El acuerdo de Jorge, los pedidos de Mauricio y los líos del oficialismo para armar las listas

Al final, Jorge Macri declinó su candidatura dándole aire a la de Santilli. Pichetto y Bullrich también renunciaron a sus postulaciones, pero por pedido del ex Presidente. En el FPV siguen debatiendo y no hay idea que les cierre a todos.

AL FINAL, MACRI, JORGE, ACORDO CON LARRETA

El martes pasado, en el municipio de Vicente López, hubo un gran despliegue dentro del estacionamiento del edificio donde atiende Jorge Macri. Los empleados vieron entrar a Horacio Rodríguez Larreta.

Oficialmente se dijo que los que estuvieron fueron Néstor Grindeti y Andrés De Leo, ambos también calvos o semi. Nunca se sabrá. Lo que sí se supo, finalmente, que Jorge Macri declinó su candidatura a diputado nacional con la que venía amenazando poner en riesgo la victoria del PRO en la Provincia.

"Era el presidente... No podía jugar así", se venían consolando los que preveían este desenlace. Muchos de sus referentes más cercanos aún no entienden por qué acordó. Del otro lado, los que querían que esto fuera así, saltan y exclaman porque "le reconocieron el liderazgo, le dieron legisladores en todas las secciones electorales y, además, tendrá otro 'pido' habilitado en el futuro", sostienen las fuentes de los intendentes consultados por El Cronista.

Nadie puede suponer, como se dijo, que debido a las "múltiples operaciones de prensa" Jorge Macri haya declinado su postulación. Es algo que no lo asusta. Es más, el día anterior al anuncio de ayer, un importante portal tuvo que retractarse en el aire del anuncio de la unidad y su declinación a competir.

En su comunicación por twitter, él dijo haber hecho el gesto de no competir. Y que espera que otros lo hagan. ¿Quiénes serían?... En ningún momento dijo que apoyaría a Diego Santilli, pero parece ser que esto sería inexorable.

Ahora bien. A nadie le pasó desapercibido que en la foto entre Horacio Rodríguez Larreta y Jorge Macri no estaba el presunto beneficiado de la bajada. Santilli. Además, en el twitt sigue insistiendo que su ejemplo en pos de la unidad debe ser seguido por otros.

PORQUE MACR, MAURICIO, LO PIDIO

Al final, quedó revelado el misterio. Tanto Patricia Bullrich como Miguel Angel Pichetto no acordaron desistir de sus respectivas candidaturas como diputados nacionales en estas elecciones por cuestiones emocionales o partidarias sino porque Mauricio Macri se los pidió.

Así lo reconoció el ex jefe de senadores del peronismo y último candidato a vicepresidente de la Nación, Pichetto, a la mesa chica del Peronismo Republicano que terminó volando por los aires. Mientras que el actual auditor general de la Nación dejó trascender a través de una foto su apoyo a la propuesta de Horacio Rodríguez Larreta de postular a Diego Santilli como diputado nacional, Joaquín De la Torre tiene todo acordado para ser primer senador por la Primera Sección Electoral en la lista que encabezará Facundo Manes.

Tal cual lo había adelantado en todas las oportunidades que tuvo, los intendentes tendrán libertad de acción y es más que factible que terminen acordando con Santilli, como el properonista Manuel Passaglia, aunque la interferencia de Owen Fernández lo incomode siempre.

Mientras se escribe esta columna, las negociaciones avanzan y retroceden con la misma velocidad. Nada está establecido en el principal frente opositor y si nada cambia, hasta el momento de la publicación aún hay cuatro candidaturas a diputado nacional en lo que se llamará Juntos.

Donde habrá una discusión política y mediática será en la Tercera Sección Electoral. Allí Juntos presentará, por lo menos, dos candidatos a diputados provinciales de alto perfil. El periodista y actual concejal radical de Avellaneda, Luis Otero, competirá con el chef y ex intendente de Quilmes, Martiniano Molina. El primero irá por Manes, el segundo, con Santilli.

LAS TESTIMONIALES, OTRA VEZ EN LA MESA

Ante la falta de candidatos que quieran representar al Frente de Todos, en la Provincia de Buenos Aires, donde el kirchnerirmo sustenta su casi única fortaleza, los referentes que manejan la campaña exploran diferentes vías para dejar saldadas todas las discusiones internas.

Si va una figura de confianza y relación con Alberto Fernández la traducción posterior será que él ganó en la Provincia de Buenos Aires, no Cristina y mucho menos Axel Kicilof. Ante el drástico no que interpuso el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, para encabezar la lista de diputados nacionales, lo cual era bien visto por la mayoría de los miembros, volvió a pensarse en Santiago Cafiero, Gabriel Katopodis o la que seguramente irá Victoria Tolosa Paz.

Lo de Insaurralde ya había generado reacciones en su sección electoral, la Tercera, y fundamentalmente en la Primera, la región noroeste del Conurbano. Desde allí surgió la amenaza de varios intendentes de ir a PASO si eso prosperaba.

Una de las variantes analizadas era una masiva presentación de los máximos referentes del gabinete para así oxigenar el área presidencial. En ese lote estaban puestos Wado De Pedro, Santiago Cafiero y Gabriel Katopodis, entre otros. "Teníamos que perder mucho tiempo en explicar por quienes los íbamos a reemplazar... No servía", consideró un importante vocero presidencial.

Tampoco quedaba muy clara la decisión del Presidente. Es que él los quiere en su gabinete, fundamentalmente a Katopodis y Cafiero. Hasta ahora, casillero que vació se lo ocuparon otros.

Antes de su fallecimiento, Jorge Landau, el histórico apoderado del Partido Justicialista, había rechazado la posibilidad de analizar, siquiera, la posible vuelta de las listas colectoras, es decir, boletas con diferentes candidatos, distinto nombre, pero con la misma identificación partidaria. Tampoco prosperó.

En la mesa de los lunes, donde se juntan Santiago Cafiero, Sergio Massa, Axel Kicilof, Máximo Kirchner, algunos ministros e intendentes, se sugirió la idea de realizar una PASO en el que participen la lista oficial y como competencia aparecieran otras impulsadas por los sectores más radicalizados del espacio. Tampoco habría conseguido demasiado apoyo. La fortaleza es la Unidad.

A diferencia de otras oportunidades, donde había internas habilitadas en todos los territorios, inclusive en las que conducen los intendentes del peronismo, ahora eso no sucederá. Los jefes comunales tendrán "la lapicera" y no habrá interna, aunque tendrán que hacer mucho esfuerzo para contemplar las expectativas de quienes no se sienten representados por ellos. Todos esperan saber cómo terminará la discusión en Tigre, donde Julio Zamora y Sergio Massa no se hablan desde hace 18 meses, aproximadamente.

El que sí habilitará PASO en su territorio será el siempre original Mario Ishii. En José C. Paz, cuatro de sus aliados más importantes disputarán una interna que, quizás, indique quién será su sucesor en caso de no ser habilitadas las reelecciones de los intendentes. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios