Opinión

Composable commerce: qué es y cómo funciona la solución que está revolucionando la experiencia de comprar online

El comercio electrónico no deja de crecer y evolucionar a pasos agigantados en América Latina y el resto del mundo. Con aproximadamente 300 millones de compradores digitales en la región y una proyección de crecimiento del 20% hacia 2025, las ventas minoristas en línea alcanzarán cifras astronómicas, según Statista. Aunque la adopción del e-commerce en esta parte del mundo aún es menor que en otras regiones emergentes, se espera que alcancen los 160.000 millones en 2025. A nivel regional, Brasil y México compiten por ser el centro de atención, representando el 31% y el 28% del mercado de comercio electrónico de América Latina, respectivamente. Sin embargo, otras economías como Argentina, Perú y Colombia han comenzado a destacar debido a su rápido crecimiento.

En Argentina, por ejemplo, el ecommerce ha experimentado un crecimiento del 87% durante 2022, con una facturación que alcanzó los $2.846.000 millones, de acuerdo al Estudio Anual de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE). El panorama para 2023 es alentador, también: el 59% de las empresas consideran que la actividad del comercio electrónico será mejor en 2023 con respecto a 2022.

En paralelo y como parte de este fenómeno, la demanda de mejores experiencias por parte del público obliga a las marcas a evolucionar y adaptarse para mantenerse competitivas. Para que un negocio sea pujante en el rubro del ecommerce debe mantenerse al día con la actualización de las herramientas del mercado. Así, la innovación tiene que ser permanente. Se precisan los más novedosos recursos para no quedar detrás de los competidores, además de implementar los cambios con velocidad para adaptarse al ritmo imparable de la tecnología.

Muchos de estos desafíos han sido englobados bajo el concepto de "transformación digital", cuyos principales drivers -según Prophet - son las presiones del mercado, ya que el 51 % de los esfuerzos surgen de las oportunidades de crecimiento y el 41 % de una mayor presión competitiva. En este contexto, se espera que el mercado global de transformación digital crezca a u$s 1,009.8 mil millones para 2025 desde los u$s 469.8 mil millones que registró en 2020, a una CAGR de 16.5% durante este período, de acuerdo a un estudio de la consultora norteamericana Select IDC.

Pero la llamada "transformación digital" no es solo un asunto de flexibilidad, sino también de velocidad. Las empresas necesitan adaptarse y transformarse internamente a un ritmo rápido para poder validar sus ideas, probarlas en la práctica y ver si funcionan. Cuando esto no funciona, ellas deben cambiar su enfoque, adoptar un nuevo objetivo y probar algo nuevo. Y esto es lo principal. El bienestar y el éxito en esta industria depende de unir la agilidad y la flexibilidad.

Sin embargo, aunque las plataformas "todo en uno" pueden incluir una lista completa de características y complementos para evolucionar, generalmente son buenas solo si todo lo que se hace se ajusta a su lógica. Siempre que se quiere ir más allá de los casos de uso más estándar, empiezan las dificultades. Como la plataforma está cerrada, es bastante complicado hacer algo que diferencie a un e-commerce. Incluso cuando sea posible, tendrá que dominar el código existente y probablemente reescribir mucho para adaptar la funcionalidad a sus necesidades.

En este contexto, surge una solución que está revolucionando la forma de operar en el mundo del retail: el composable commerce. Esta nueva tendencia permite a los vendedores minoristas innovar en su forma de operar, al permitirles combinar y personalizar múltiples aplicaciones nativas o de terceros en una única plataforma adaptada a sus necesidades y presupuesto.

El composable commerce, también conocido como comercio composable o modular, se diferencia de las soluciones tradicionales que ofrecen una única plataforma integrada para todas las necesidades de ecommerce. En cambio, este enfoque permite seleccionar y ensamblar distintos componentes en torno a una plataforma, brindando una flexibilidad clave para la innovación constante.

En lugar de depender de sistemas monolíticos que carecen de personalización, simpleza y ahorro, el composable commerce brinda opciones ilimitadas. La flexibilidad va más allá del enfoque headless, ya que permite la combinación de diferentes sistemas para satisfacer las necesidades de los clientes con rapidez y flexibilidad sin precedentes.

El término composable commerce fue adoptado por Gartner y la mejor manera de ilustrar lo que es y lo que puede hacer por un negocio es compararlo con la ingestión diaria de vitaminas y nutrientes que pueda realizar una persona. Supongamos que cada mañana esta persona toma un multivitamínico para su metabolismo, solo lo básico: Calcio, Magnesio, Omega 3, etc. Después de un tiempo, siente que esto no es suficiente. Así que empieza a tomar algo de Hierro y Vitamina C para sus huesos y articulaciones, Lecitina para ayudarlo a mejorar su memoria, y otros suplementos que lo ayuden de forma más específica. Muy pronto, notará una mejora.

Es exactamente así como funciona el composable commerce para una marca: este no se limita a las funcionalidades básicas que su plataforma tiene para ofrecer. En lugar de eso, le permite optar por las mejores soluciones externas. Todo depende de la combinación de contenido, servicios, datos y de un motor poderoso para construir experiencias significativas.

De esta manera, bajo el impulso del composable commerce, la transformación digital devuelve el poder a las marcas para armar su propio tablero de tecnologías y definir sus experiencias con los clientes.

El composable commerce se está volviendo ampliamente adoptado por los minoristas. Una encuesta de marzo de 2023 realizada por Elastic Path encontró que el 72% de los minoristas de EE. UU. ya lo estaban utilizando de alguna manera, y otro 21% planeaba adoptarlo dentro del próximo año. De acuerdo a Statista, durante una encuesta de principios de 2023 realizada entre comercializadores de marcas en el Reino Unido (RU), el 53 % de los encuestados dijo que trasladaría partes de sus soluciones de tecnología de marketing (MarTech) a soluciones de software composable debido a la rentabilidad.

Las proyecciones de Gartner son igualmente alentadoras. Estima que para 2024, el 60% de las organizaciones financieras buscarán aplicaciones composables en sus nuevas inversiones tecnológicas, buscando agilidad e innovación como estrategia para aumentar sus ingresos. Además, Gartner predice que, para 2023, las organizaciones que hayan adoptado este enfoque superarán a la competencia en un 80% en la velocidad de implementación de nuevas funciones.

Beneficios y ventajas del Composable commerce

Una de las principales ventajas del comercio composable es su capacidad para eliminar los cuellos de botella de una arquitectura monolítica. Al dividir una gran aplicación en partes más pequeñas e independientes, cada una con su propio ámbito de responsabilidad, las empresas pueden abordar las solicitudes de los usuarios de manera más eficiente, sin preocuparse por largos tiempos de inactividad.

Además, la arquitectura componible permite a las empresas adquirir soluciones de diferentes proveedores, sin lidiar con los costos crecientes de desarrollar y mantener una solución interna. Esto brinda una mayor flexibilidad y adaptabilidad a las tendencias en innovación, permitiendo probar, equivocarse y ajustar rápidamente para generar una experiencia única para el cliente.

Otro aspecto positivo es la reducción de costos y la mejora de la eficiencia operativa. Al integrar soluciones especializadas en una sola plataforma, los minoristas pueden optimizar cada componente de su proceso, mejorando la seguridad de los datos al mantener el control sobre la información compartida con diferentes proveedores. Las implementaciones de comercio B2B tienden a ser más complejas que las relacionadas al B2C, y eso es principalmente porque no hay dos proyectos B2B que sean iguales. La elasticidad y escalabilidad de la plataforma permite construir una aplicación de ventas de campo personalizada que le permite a cada representante de ventas tener su propio panel con insights de los clientes, cómo es el caso de Stanley Black & Decker.

El composable commerce representa la arquitectura ganadora que está revolucionando la forma en que las marcas operan en línea. Su flexibilidad y escalabilidad son fundamentales para adaptarse a la velocidad del comercio digital actual. Sin embargo, es importante destacar que esta no es una solución definitiva, sino un paso hacia un conjunto de tecnologías más personalizado y adecuado para cada negocio.

Las marcas deben adoptar esta tendencia para mejorar su eficiencia, reducir costos y brindar un valor agregado a sus clientes. Elegir al proveedor adecuado y contar con un equipo de ingeniería competente será clave para desbloquear todo el potencial del composable commerce y alcanzar el éxito en el competitivo mundo del comercio digital.

Temas relacionados
Más noticias de e-commerce
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.