Sábado  04 de Enero de 2020

Pensar otro orden monetario para Argentina y exportarlo al mundo

El mercado monetario y el mercado financiero son los mercados con mayor intervención estatal. Para sorpresa de casi nadie, aún los economistas más liberales, que critican toda intervención estatal, abogan por más intervención gubernamental en la esfera monetaria.

Pensar otro orden monetario para Argentina y exportarlo al mundo
DIEGO GIACOMINI
DIEGO GIACOMINI Economista Director E&R y Profesor de la FCE de la UBA
Ver más notas del autor

El mercado monetario y el mercado financiero son los mercados con mayor intervención estatal. Para sorpresa de casi nadie, aún los economistas más liberales, que critican toda intervención estatal, abogan por más intervención gubernamental en la esfera monetaria. Jamás plantean que la moneda debe estar exenta de intervencionismo estatal, como sí plantean para todos los restantes mercados.

Toda discusión monetaria está enmarcada dentro de un fuerte contexto de intervencionismo estatal que empodera a los burócratas de turno. Las discusiones o debates monetarios se nutren de frases muy elocuentes en este sentido: “El BCRA debe (no) emitir”; “El BCRA debe bajar (subir) la tasa”; “La autoridad monetaria debe colocar más (pagar) LELIQs”; “El banco central debe estimular el crédito”; “La autoridad monetaria debe orientar el crédito hacia sectores productivos”; etc. Todas estas frases se multiplican hasta casi el infinito.

A muy pocos se nos ocurre plantear dejar el dinero librado al mercado. Muy pocos economistas se animan a decir que hay que cerrar el banco central, que se debe dejar de lado el dinero sin respaldo y se debe eliminar el sistema de encaje fraccionario, evitando que los bancos comerciales (privados y públicos) creen dinero y depósitos artificiales sin contrapartida de (mayor) ahorro genuino. Por el contrario, hasta los economistas más liberales dicen que el dinero es un bien “diferente” a todos los otros bienes de la economía, y que justamente por eso debe estar suministrado y controlado por el gobierno.

De acuerdo con nuestro análisis, la visión monetaria del mainstream económico no sólo es un error intelectual, sino que (mucho más importante) está peleada con la moral, lo cual conlleva a una fuerte pérdida de libertad, y por ende de prosperidad y utilidad para los individuos. En este sentido, hay que recordar que es la moral quien determina, primero y antes de todo, el diseño de las instituciones. Y luego, a partir de dicho diseño institucional determinado por la moral, surgen los diagnósticos, se delinean las políticas y se obtienen los resultados.

Históricamente, los gobiernos siempre se han preocupado por controlar la moneda en forma férrea. Primero, se han preocupado por controlar la acuñación privada, lo cual les permitía lucrar con el señoreaje. Más tarde, los burócratas perfeccionan la estafa y se hacen del monopolio de la emisión, con lo cual logran potenciar la estafa del impuesto inflacionario. Pero esto es tan sólo una parte del “asunto”. Además, está el proceso de creación secundaria del dinero (bancario), que surge de la intermediación financiera y es más potente que la creación primaria de dinero (base monetaria).

La creación de dinero bancario, que supuestamente está controlada por los gobernantes de turno, es en realidad un proceso de monetización que surge de la asociación inmoral y la complicidad solidaria entre burócratas del Estado y banqueros. Ambos jugadores se enriquecen conjuntamente a partir de avanzar contra la propiedad privada de los depositantes que dejan su dinero en guarda en depósitos a la vista. Los políticos respaldan la actividad irregular de los banqueros, les conceden exenciones y privilegios para no encajar el 100% de los depósitos a la vista y puedan crear (ganar) dinero artificial, si y sólo si una porción del botín vuelve en forma de financiamiento de gasto público, colocación de deuda y/o pago de favores por debajo de la mesa.

Adicionalmente, también hay que entender que controlar el manejo del dinero no es sólo una fuente de enriquecimiento para los burócratas, sino también constituye un instrumento que se utiliza para ganar elecciones y perpetuarse en el poder.

La creación de moneda y crédito artificial genera un ciclo económico en el cual hay una primera etapa de boom artificial que ayuda a ganar elecciones y es funcional al burócrata in office, pero luego sigue inexorablemente una fase recesiva que paga el sector privado como menor producción y generación de riqueza.

Pero más allá de todo, hay que entender que lo más grave de la intervención monetaria es que ensucia el proceso de la acción humana (en el sentido de Von Mises). Y dado que la acción humana es el motor del desarrollo del ser humano y de la civilización, el control gubernamental del dinero atenta contra la fuerza y velocidad del desarrollo de la civilización, beneficiando a los que no producen en detrimento de los que generan riqueza y ejercen la función empresarial en el sistema de cooperación social llamado mercado. ¿Por qué? Porque la función empresarial, que consiste en identificar fines y medios que tiendan a satisfacer necesidades humanas y permitan coordinar desajustes sociales, casi siempre involucra intercambios (entre individuos) voluntarios de bienes y servicios que se pagan en dinero.

Por eso, en este marco, nosotros planteamos que el sistema monetario actual no sólo es nefasto, sino que representa un paradigma socialista que atenta contra el individuo, su prosperidad y su vida en una sociedad libre. Los Bancos Centrales son verdaderos órganos soviéticos de planificación central monetaria (financiera) que no sólo actúan en beneficio de un grupo pequeño y en detrimento de todos los restantes individuos que conforman la sociedad, sino que están condenados a fracasar.

Las autoridades monetarias gubernamentales no están en condiciones de hacerse de la información necesaria para pensar y aplicar la política monetaria más adecuada para cada momento. En este sentido, con los Bancos Centrales sucede lo mismo que con los viejos órganos de planificación económica soviética que, como explicaron Ludwig von Mises y Friedrich A. Hayek, no podían organizar económicamente la sociedad en base a mandatos coactivos, dado que nunca podían hacerse con la información que se necesita para dar un contenido coordinador a su mandatos.

Por otra parte, el argumento de que “casi todos los países del mundo tienen banco central” no es una construcción lógica válida. Con un solo ejemplo es fácil de visualizar: nos paramos a fines del siglo XVIII y/o comienzos del siglo XIX y argumentamos: “Todos los países del mundo, incluso los más civilizados y desarrollados, tienen esclavitud; es bueno tener esclavitud, ergo; hay que tener esclavitud”. Claramente, nadie está a favor de la esclavitud a comienzos del siglo XXI.

La realidad histórica ha demostrado en forma contundente (gracias a Dios) que la esclavitud está muy lejos de ser el mejor sistema de organización de la producción y de la sociedad. Estamos convencidos que sucede exactamente lo mismo con una organización monetaria construida a partir de un banco central estatal y monopólico (que emite moneda fiduciaria), y que actúa de prestamista de última instancia de un sistema bancario con encaje fraccionario.

En este marco, pensamos que hay que plantearse preguntas como: ¿Puede organizarse un sistema monetario ajustado al principio de la libertad? ¿Podemos tener un mercado monetario totalmente libre, tal como existe para una gran cantidad de otros bienes y servicios? ¿Puede organizarse un sistema monetario sin banco central y sin sistema de encaje fraccionario; y si así fuera, qué forma se le daría? Estamos convencidos que si queremos limitar el accionar de los gobiernos y evitar los avances fraudulentos de los burócratas contra nuestra propiedad privada, libertad y (en el extremo) vida, tenemos que estudiar, pensar y proponer alternativas en este sentido.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000080,750086,7500
DÓLAR BLUE-0,6623146,0000150,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-2,1715-145,0529
EURO0,149998,963898,9840
REAL0,395615,856915,8607
BITCOIN-3,067918.843,130018.851,7500
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-0,181834,3125
C.MONEY PRIV 1RA 1D1,492534,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D1,360537,2500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000033,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-2,531677,0079,00
CUPÓN PBI EN PESOS-0,58481,701,71
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,765055.152,3000
BOVESPA1,3000112.291,5900
DOW JONES0,830029.969,5200
S&P 500 INDEX0,88363.666,7200
NASDAQ0,700012.377,1820
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,5778426,7782429,2584
TRIGO CHICAGO-1,2243207,5101210,0822
MAIZ CHICAGO-1,3018164,1666166,3319
SOJA ROSARIO0,0000336,0000336,0000
PETROLEO BRENT0,636449,020048,7100
PETROLEO WTI0,898346,050045,6400
ORO-0,04901.835,90001.836,8000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology