Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La compra de Nextel: un blindaje para Clarín ante el avance de las telefónicas

Nextel es hoy la cuarta operadora de telefonía celular del país

Nextel es hoy la cuarta operadora de telefonía celular del país

Un día después de la visita de su máxima figura, Hécto Magnetto, a la Casa de Gobierno para reunirse con el presidente Mauricio Macri, en su carácter de miembro de AEA (la Asociación Empresaria Argentina), el Grupo Clarín anuncia la compra de otro 51% de Nextel a través de Cablevisión. Su subsidiaria en el mercado de la televisión por cable había comprado el 49% de la operadora de telefonía celular el 15 de septiembre del año pasado. Lo había hecho en condiciones políticas diferentes a las actuales. Con un gobierno kirchnerista en pleno avance hacia el objetivo de desguazar al principal holding de medios del país y con la Ley de Medios impidiéndole cualquier operación que signifique un avance hacia el desarrollo de nuevas tecnologías.

Con la llegada de Cambiemos, las cosas precisamente “cambiaron” para Clarín.

El Gobierno primero hizo cambios a la Ley de Medios y a la Ley Argentina Digital para “enterrar” los artículos que complicaban la operatoria de Clarín y del resto de las empresas de medios abarcadas por los planes de desinversión y adecuación a la norma que tanto impulsaba el ex titular de la AFSCA, Martín Sabbatella. De hecho, otro organismo, la AFTIC, a cargo de Norberto Berner, había frenado su ingreso a Nextel.  Sin embargo, en este sentido también la administración Macri tendió puentes a Clarín. Lo hizo con la disolución de ambos entes y su reemplazo por uno nuevo, el ENACOM, que ahora tendrá que analizar la operación que le da al mayor holding de medios de la Argentina su pase al negocio de la telefonía celular.

¿Cuál es la razón por la que Clarín, a través de Cablevisión, usó u$s 166 millones para quedarse con Nextel, una empresa con pocos usuarios -dos millones-, tecnología vieja en relación a sus competidoras, y sin chances de desplegar una red de 4G al haber quedado afuera de la licitación convocada por el kirchnerismo para repartir bandas en esta tecnología? La razón tiene que ver con la necesidad de blindarse ante el ingreso de Movistar, Personal y Claro a su negocio principal: el del cable. Es que los cambios a la Ley Argentina Digital le permitirán a estas empresas ofrecer TV paga dentro de dos años.

La intención de Clarín es la de “preservar su competitividad en el campo de las telecomunicaciones articulando servicios fijos y móviles para satisfacer las nuevas demandas de los usuarios”. ¿De qué manera? Ofreciendo un sólo abono para brindar telefonía básica y móvil; banda ancha y cable. Es decir, convirtiendo a Cablevisión en un operador pleno de telecomunicaciones que pueda equlibrar la administración de redes fijas y móviles. Y transformarse en el primer operador en vender el servicio de cuádruple play. No es casual el momento elegido. Los cambios en el marco legal despejaron el riesgo regulatorio que pendía sobre la sociedad respecto de su adecuación a la Ley de Medios.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Están Espiándote
Están Espiándote 28/01/2016 10:47:56

¿A quién le importa lo haga Macri? los Presidentes no tienen poder, Cristina lo supo, por eso jamás se interesó por el adversario político, apuntó siempre contra el poder real que ahora roba a dos manos mientras este parásito distrae con pe.l.o.tude.ces