Gobierno cruza datos de AFIP y CNV para controlar la compra de dólares

Alberto Fernández nunca imaginó transitar su primer año de Gobierno lidiando contra una pandemia que se llevó miles de vidas pero que también afectó la economía. Como consuelo puede decir que no pasó sólo en la Argentina.

En ese contexto adverso, el Gobierno tomó medidas para tratar de compensar lo que la cuarentena erosionaba. Así creó el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que consistía en ayudar mediante el pago de una parte de los salarios de los trabajadores a las empresas en crisis. También dio créditos blandos para monotributistas y creó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), un subsidio para las personas con trabajos vulnerables o directamente sin trabajo. Todos los planes le costaron al Estado un dinero que el Estado no tenía.

La emisión fue el principal salvoconducto a pesar de la amenaza de que esa gran masa de dinero se convirtiera en el mejor combustible para descontrolar una inflación que desde hace años está en los dos dígitos. Pero esa amenaza por ahora solo quedó ahí porque, a pesar de la emisión, la inflación terminará 2020 con cerca de 20 puntos porcentuales menos que el año pasado.

Pero ahora viene la otra parte. El "Gobierno bueno" que entregó el dinero, se puede transformar en el "Gobierno malo" que quiere saber el destino de los fondos.

Es así como la Comisión Nacional de Valores (CNV) y la AFIP están cruzando datos para ver si todas las empresas y particulares que recibieron los beneficios del Estado cumplieron con la resolución de Jefatura de Gabinete cuando creó los programas de ayuda.

Por eso, el Gobierno analiza por estas horas los datos de las 135.000 empresas que recibieron ATP. Hasta ahora encontró alrededor de 3500 compañías, entre los que también se encontrarían obras sociales, que supuestamente violaron la declaración jurada que establecía que la ayuda del Estado era para un fin determinado y no para hacerse de dólares. Básicamente, decía que las empresas no podían vender títulos públicos contra moneda extranjera.

El cepo ya se había transformado en un impedimento para la compra de moneda extranjera para atesoramiento a las personas jurídicas, pero quienes ingresaron al programa ATP tampoco podían hacer contado con liquidación u operar dólar en el Mercado Electrónico de Pagos (dólar MEP).

La investigación seguirá su curso pero trabajarán contrarreloj para contar con la mayor cantidad de datos cruzados antes de terminar el año. La tecnología hace posible cruzar los datos y en un momento donde los dólares son un bien escaso, era previsible que la maquinaria del Estado se enfocara en tratar de encontrar y sancionar a las empresas en infracción. Los controles están y la sensación del mercado es que serán cada vez más severos.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios