debate

Caso Matías Suárez: ¿Gallardo puede ser sancionado?

Marcelo Gallardo, vive su mayor alegría como entrenador de River Plate tras obtener la Copa Libertadores a manos de su clásico rival. En medio de los festejos por la "gloria eterna" alcanzada según el DT, Gonzalo "Pity" Martínez, autor del histórico tercer gol en la finalísima contra Boca, se alejó del club contratado por el Atlanta United de la MLS de los EE.UU. Sobre el cierre del libro de pases, el elegido para reemplazarlo fue el cordobés Matías Suárez, quien había sido repatriado por Belgrano de Córdoba para dar pelea y no descender de categoría.

"Todavía no pude hablar con la prensa ni pedirle perdón a la gente de Belgrano. A mí me dolió mucho tomar esta decisión. Antes me habían llamado otros clubes y había dicho que no y bueno cuando me llamó River, me llamó Marcelo para mí es un desafío muy grande", dijo Suárez tras su debut con la camiseta de River.

Matías Suarez, jugador delantero

En 2016, el delantero cordobés había abandonado al Anderlecht de Bélgica después de ocho temporadas y ocho títulos ganados. La causa para volver al barrio Alberdi de Córdoba fue su temor y el de su familia por los atentados terroristas en Zaventem y Maelbeek (Bruselas).

En 2017, la FIFA le aplicó una multa a Suárez y a Belgrano por entender que no había motivo para la ruptura del contrato. Suárez y su familia vivían en un barrio privado de Bruselas y la FIFA evaluó que "Argentina podía ser considerada aun más peligrosa que Bélgica".

En 2018, tras la apelación del club cordobés, el TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) elevó la multa de 500.000 a 1,3 millón de euros por los 15 meses transcurridos. Armando Pérez, ex presidente de Belgrano y actual directivo, declaró: "Hicimos un gran esfuerzo para traer a Matías Suárez, estoy seguro que la gran mayoría de los jugadores de River no gana lo que él ganaba en Belgrano. Uno no puede apelar a algo que es muy personal, pero no puedo dejar de tener un dolor muy grande, se había armado el equipo alrededor de Matías Suárez. Me hubiera gustado que los dirigentes de River hayan conversado primero con nosotros, pero contra la fuerza del más grande no se puede hacer nada. Son las reglas de juego".

El poder de seducción del DT de River Plate tiene antecedentes con dos ex jugadores de Rosario Central: Marcelo Larrondo y Javier Pinola. En 2016, luego de un intento de triangulación con el Montreal Impact de Canadá para fichar a Larrondo, debió pagarle a Rosario Central u$s 3,3 millones.

Marcelo Gallardo, DT de River Plate

En 2017, "El Muñeco" volvió a llamar a Rosario para conversar con Javier Pinola, cuando tenía contrato vigente, para reemplazar de urgencia a Lucas Martínez Quarta, suspendido por dopaje por la Conmebol. Pinola, por entonces figura en Central, debió irse de madrugada de la ciudad para hacer uso de la cláusula de rescisión de u$s 1,5 millón.

Raúl Broglia, ex presidente del club rosarino en una entrevista fustigó al presidente de River, Rodolfo D´Onofrio, usando una alegoría como señal de su decepción: "River está demostrando una actitud cada vez peor con los clubes y eso le va a resultar negativo. D'Onofrio dijo una vez que había que quemar a la AFA, pero primero habría que quemarlo a él en una plaza pública porque utiliza su fuerza económica para obtener lo que él quiere". ¿Puede sancionarse al DT Gallardo por tomar contacto directo con jugadores que tienen contrato con otros clubes?

El Reglamento FIFA sobre el Estatuto y Transferencia de Jugadores establece que "un club que desee concertar un contrato con un jugador profesional debe comunicar por escrito su intención al club del jugador antes de iniciar las negociaciones con el jugador". En tanto, también prevé que un futbolista es libre de firmar con otro club cuando el contrato hubiese vencido, o en los últimos seis meses de vigencia. Más allá del argumento que "todos los jugadores quieren venir a River", un entrenador debe limitar sus contactos personales con futbolistas de otros clubes hasta que finalice el torneo. El vínculo entre Gallardo y River Plate puede derivar en responsabilidad para ambos, por interferir en las relaciones ajenas e inducir al jugador a una ruptura anticipada sin causa justificada.

Según FIFA, un contrato no puede rescindirse unilateralmente en el transcurso de una temporada: "el que rescinde debe pagar una indemnización", y si incumple un jugador recibe sanciones deportivas. Esto último debería ocurrir cuando un DT es quien se comunica con el futbolista sin previa intervención de los clubes. En una Superliga Argentina que aspira a mejorar "el producto", la ética deportiva debe primar sobre las preferencias de los clubes poderosos.

Tags relacionados

Noticias del día