Opinión

Qué es el "edutainment": 5 formas de combinar educación y entretenimiento en el aprendizaje efectivo

En esta noticia

Hay una realidad en todas las empresas: los programas de formación tradicionales pueden resultar aburridos para el personal. La información presentada puede ser importante, pero si no es atractiva, no es eficaz. Por lo tanto, las personas no llevan el conocimiento al nivel práctico, que es lo que necesita cualquier organización.

Ahí es donde entra en juego el edutainment, simplificado al español en "edutenimiento". Este neologismo surge de la combinación de educación y entretenimiento, y es una poderosa herramienta para crear programas de formación de alto impacto y recordación.

Al combinar elementos como la narración de historias, el humor, dinámicas y otras actividades interactivas se ha comprobado que el edutenimiento aumenta la retención de información, ayuda a mantener el interés y a divertirse e integrarse mientras se aprende.

Qué es el edutenimiento y por qué funciona

En los programas de formación de este tiempo, el edutenimiento es un enfoque pedagógico que combina distintos componentes por fuera de los típicos, con el fin de para atraer a las personas y hacer más ameno el proceso de aprendizaje.

Una de las principales razones por las que es eficaz es porque se adapta a diferentes estilos de aprendizaje. Las personas aprenden de formas diferentes; hay gente esencialmente visual, otros más auditivos o kinestésicos -cuerpo, sentimiento, emoción-.

Según un estudio de la Universidad de Wisconsin-Madison de 2019, su implementación ha permitido aumentar hasta un 30% la pregnancia del contenido, es decir, de qué forma incorporamos y ordenamos la información en la mente.

Otro motivo de efectividad es que el edutenimiento ayuda a dividir la información compleja, en fragmentos más sencillos y manejables. De hecho, la mayoría de las compañías de operación internacional utilizan estas técnicas, por ejemplo, como videos muy cortos, de no más de dos o tres minutos, para ofrecer actualizaciones ultra especializadas, con frecuencia semanal o mensual, y así, seguir formando a sus profesionales.

También el diseño de este tipo de formaciones genera entornos de aprendizajes positivos y colaborativos, ya que se fomenta la participación, la diversión y la apertura a nuevos puntos de vista. De esta forma, los equipos están más dispuestos a recibir nuevos conceptos y, en el tiempo, generar aumentos de productividad además de bienestar.

El edutenimiento es un enfoque pedagógico que combina distintos componentes por fuera de los típicos, con el fin de para atraer a las personas y hacer más ameno el proceso de aprendizaje.

Las estadísticas lo ratifican: El 92% de los empleados cree que el edutainment es una forma eficaz de aprender, según el estudio de LinkedIn Learning de 2022; en tanto que en 2020 la Universidad de California estudio que este tipo de dinámicas de formación ayuda a reducir el estrés laboral hasta un 18%.

A modo de ejemplo, la mayoría de las compañías globales lo utilizan. Es el caso de Google utiliza juegos y videos para enseñar a su personal sobre sus productos y servicios; Facebook aplica gamificación para motivar a sus empleados a completar cursos de capacitación; Coca-Cola realiza videos musicales para promover la cultura corporativa, en muchos casos protagonizados por el propio integrante.

Como observas, hay un componente de apertura en la cultura de la empresa, y de creatividad, porque no necesariamente es un asunto de enormes presupuestos; se puede comenzar hoy mismo con recursos acotados.

La ciencia del edutenimiento: herramientas prácticas

El secreto parece estar en que el cerebro recuerda formatos actuales que sean más memorables, más que el contenido en sí. El edutenimiento combina ambos factores, porque la base siempre es el contenido, aunque en un formato adaptado a estos tiempos.

Esto tiene lógica, ya que nuestro cerebro está programado para recordar cosas que tienen una carga emocional o son inusuales. Entonces, si quienes son responsables de las formaciones crean experiencias de mayor impacto y conexión emocional, se estimula la recordación de la memoria a corto y mediano, y hay más posibilidades de que lleven a la práctica los aprendizajes.

 Algunas de las herramientas más eficaces son:

  • Narraciones y experiencias en primera persona: testimoniales y materiales humanizados, llegan mejor que los conceptos teóricos o puramente técnicos. Se pueden complementar para lograr una experiencia más envolvente sobre los temas a tocar. Por ejemplo, una capacitación con proyecciones sólo de texto tiene muy bajas chances de ser recordada por más interesante que sea, versus una que presenta un storytelling basado en la experiencia práctica de alguien presente en la sala.
  • Diseñar y facilitar actividades entretenidas: sin importar la edad hoy la gente se aburre rápido. Según un estudio de 2022 en 10.000 personas de todo el mundo de la empresa HubSpot, la atención media de una persona en una formación, conferencia, clase, etc. es de 8 minutos y 25 segundos. Y la atención disminuye a medida que crece la duración: por ejemplo, a los 30 minutos, la atención es de 6 minutos y 50 segundos.
  • Animarse al humor, no necesariamente en forma de chistes, sino para crear un clima amable y entretenido, ya que facilita construir ambientes relajados, agradables y de más conexión entre las personas.
  • Actividades interactivas: son otro componente esencial del entretenimiento educativo. Al mencionar la interactividad no es sólo tecnológica, sino fundamentalmente colaborativa entre las personas: dinámicas, juegos de roles, participación activa, trabajo en grupos, conclusiones en voz alta, análisis de casos reales y cercanos, y exponer las argumentaciones, haciendo dibujos, fotografiándolos y compartiéndolos socialmente, tal como hacemos en las redes sociales, son algunas de las formas.

Errores a tener en cuenta

Aunque el edutenimiento es una herramienta poderosa para crear programas de formación memorables, hay algunos errores que los formadores deben evitar, entre ellos:

  • Exceso de humor: conviene utilizarlo exclusivamente para captar la atención, pero si lo aplicas constantemente, perderá efecto, distraerá y desvirtuará la experiencia.
  • Depender mucho de lo interactivo: esto se observa en la mayoría de los teambuildings basados en juegos y destrezas, donde por lo general no suele haber un aterrizaje concreto a la necesidad corporativa. Demasiadas dinámicas sin un para qué claro y bien enfocado, pueden resultar abrumadoras.
  • Desviarse del aprendizaje: cada persona que forma a otras necesita ser coherente con los objetivos del programa, y centrarse en conseguir los resultados específicos.
  • No hacer anclajes ni rescates de las experiencias: un paso fundamental para conocer el impacto del edutenimiento, es realizar un excelente rescate de la experiencia, antes de finalizar la actividad. Es fundamental diseñar estructuras que abarquen a todas las personas por igual, y que se sientan escuchadas y comprendidas.
  • Evitar medir los programas de formación de edutenimiento: quedarse con las sensaciones o lo verbalizado no es suficiente. Una encuesta en tiempo real podría ser apropiado al igual que compartir un pizarrón donde cada uno escriba sus opiniones. También necesita incluir la observación de la participación individual y grupal, la retención de información y su aplicabilidad, y el nivel de energía y disposición de las personas.
Temas relacionados
Más noticias de educación
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.