Tendrá su película

Empezó con caballos, creó la marca de lujo más valiosa y asesinaron al heredero: la trágica historia del imperio Gucci

De los inicios de Guccio Gucci en Florencia a ser comprada por un banco de inversión de Bahrein. Los 100 años de historia de una de las insignias de la moda.

Crisis financieras, problemas familiares, una película en desarrollo e incluso un asesinato. En sus 100 años de vida, la compañía de moda Gucci pasó todo tipo de contrariedades y aun así en la actualidad se mantiene como una de las marcas más valiosas del mundo en su rubro. De un origen humilde en Florencia a ser la insignia del diseño a nivel global, la compañía atravesó un largo recorrido hasta llegar donde está hoy.

La inspiración de Guccio Gucci, el fundador del imperio, nació en Londres a fines del siglo XIX. Trabajaba como botones en el hotel Savoy y le fascinaban el diseño y lujo de los bolsos y equipajes que llevaban los huéspedes aristócratas. Fue así que se decidió a crear su propia marca de valijas y sillas de montar y abrió una tienda en Florencia, Italia, en 1921.

Al poco tiempo enfrentó su primer problema. La Liga de las Naciones colocó un embargo sobre su país y esto lo llevó a innovar. Desarrolló un modelo de valija hecho con cáñamo tejido en Nápoles y le dio su primera trama de autor: una serie de diamantes interconectados. El diseño fue un éxito de ventas. Después del cáñamo, Gucci introdujo también la piel de cerdo como material para sus productos.

La familia se fue integrando al negocio de Guccio. Sus hijos Rodolfo, Vasco y Aldo se sumaron abriendo tiendas, por ejemplo la primera en Milán en 1951. El gran hito se dio con la apertura en Nueva York, dentro del Savoy Plaza Hotel. Gucci logró un gran impacto en los consumidores estadounidense y captó fanáticos de gran popularidad, como Elizabeth Taylor y Grace Kelly. Dos semanas después de la inauguración neoyorquina, Guccio falleció y le pasó el mando a Aldo.

La familia Gucci completa con Guccio al frente.

El logotipo de la doble G se convirtió en una marca registrada y de las valijas y bolsos pasaron al mundo textil. Bufandas, atuendos e incluso fragancias. La primera de estas, el Gucci n° 1, salió al mercado en 1975. Algunos de sus diseños marcaron tendencia, como es el caso del bolso utilizado por Jacqueline Kennedy, renombrado el Jackie, que luego fue relanzado en 1999.

Herencia y asesinato

Ya instalados en Nueva York, el liderazgo de la empresa atravesó varios cambios en poco tiempo. En 1982 asume el control Rodolfo Gucci, pero fallece al año siguiente y toma el poder su hijo, Maurizio. Él soñaba con relanzar la marca y volver a darle la imagen de lujo que solía tener. 

Para darle oxígeno financiero a la empresa decidió vender el 50% al banco de inversión con sede en Bahrein, Investcorp, por US$ 160 millones. Para revitalizar la marca se incorporó el diseñador Tom Ford, quien quedó a cargo de la unidad de ropa para mujeres.

La familia Gucci terminó su participación oficial en la compañía en 1989. Maurizio le vendió su otra mitad a Investcorp en 1993 y permaneció como un advisor tras una relación complicada con sus socios que lo acusaron de ‘mala administración'. 

Dos años más tarde, el nieto de Guccio es asesinado a balazos en la puerta de su oficina. Poco después se supo que fue el crimen fue encargado por su ex mujer, Patrizia Reggiani. Esta historia será el centro de la película ‘La casa de Gucci', protagonizada por Adam Driver y Lady Gaga, que se estrenará a fines de 2021.

Etapa pos-Gucci

Luego de la salida de los Gucci, la empresa volvió a tomar vuelo, en particular a través del negocio de licencias y franquicias. Sus colecciones volvieron a estar en la mira de todos y recobró el reconocimiento internacional.

Poco a poco, el gigante de lujo LVMH intentó apoderarse de la firma y llegó a comprar más de un tercio de sus acciones en la Bolsa. Sin embargo, se enfrentó con su rival, la francesa PPR, que también quería quedarse con la marca. Finalmente, fue esta última, desde 2013 conocida como Kering, la que ganó la batalla. En los años siguientes también adquirió otras etiquetas reconocidas en el mundo del lujo, como Balenciaga, Yves Saint Laurent y Stella McCartney.

Pasaron exactamente 100 años desde su creación, pero Gucci no pierde su poderío. Según el último ranking elaborado por Brand Finance, es la segunda marca más valiosa del mundo dentro del rubro textil con una valuación de 13.280 millones de euros.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios