Por qué la Argentina es un país menos saludable que hace dos años

Por qué la Argentina es un país menos saludable que hace dos años

Retrocedió un casillero en un índice global que elabora Bloomberg. Aun así, está entre los 10 mejor posicionados de América. Es el cuarto del continente en consumo de cigarrillos y el segundo en ingesta de alcohol

Pese a que retrocedió casilleros con relación a la anterior edición, la Argentina sigue siendo uno de los 10 países más saludables de América, según el Bloomberg Healthiest Country Index, que elabora la agencia de información financiera. Con el lugar número 54 en el listado global, el país se ubicó detrás de Canadá (16), Cuba (30), Chile (33), Costa Rica (33), los Estados Unidos (35), Uruguay (47), Panamá (50) y México (53). En 2017, había logrado la posición 53.

Cada dos años, Bloomberg evalúa a 169 economías del mundo, a partir factores que contribuyen a la salud general, sobre la base de un entrecruzamiento de datos provenientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Banco Mundial y la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En este sentido, la Argentina está séptima entre los países americanos con hipertensión (22,6% de su población). Comparte con Chile uno de los valores más altos de colesterol, 5%, apenas menor a los de México, Bahamas, Canadá y los Estados Unidos.

En tanto, está décima entre los que tienen predominancia de glucosa en sangre (9,7%); octava, entre los países con mayor sobrepeso (62,7%); cuarta, entre los mayores consumidores de cigarrillos (22%); y segunda -junto con los Estados Unidos y sólo después de Uruguay- en consumo de alcohol (9,8%).

Como contrapartida, fue una de las que se ubicó entre los niveles más bajos en categorías como malnutrición infantil (2,3%).

El índice clasifica a los países según variables que incluyen, por ejemplo, la expectativa de vida, mientras que impone sanciones a riesgos sobre la salud como el tabaquismo y el sobrepeso, más vinculados al comportamiento individual. Por otra parte, analiza la incidencia de factores ambientales como los niveles de emisión de dióxido de carbono, el acceso a agua potable y saneamiento.

En la cima del ránking se ubica España, que logró destronar a Italia -dueña del podio 2017; ahora es segunda- como el país más saludable del mundo. De hecho, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington pronostica que, para 2040, ese país tendrá la expectativa de vida más alta del mundo -actualmente, tiene la más elevada de la Unión Europea-, seguido por Japón, Singapur y Suiza (que ocupan las posiciones 4, 5 y 8).

El informe volvió a poner sobre la mesa los beneficios de la comida mediterránea, ya que, si hay una cosa que tanto España como Italia tienen en común, es un dieta complementada con aceite de oliva y nueces, entre otros ingredientes, y que, según un estudio de la Universidad de Navarra, tiene “una tasa más baja de eventos cardiovasculares graves, en comparación con una dieta baja en grasa”.

Cuba -que se ubicó cinco posiciones por arriba de los Estados Unidos, donde la esperanza de vida muestra una tendencia a la baja debido al aumento de muertes por sobredosis y suicidios- es un caso excepcional, ya que es el único país no clasificado como de “ingresos altos” por el Banco Mundial, en alcanzar una posición tan alta dentro del índice general. Según reconoció en un comunicado el grupo especializado en regulaciones de salud del Colegio de Abogados de los Estados Unidos (American Bar Association), una razón para el éxito de la isla puede ser su énfasis en la atención preventiva, a diferencia de otros países que se enfocan más sobre el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades.

Comentarios1
ernestodesanisidro
ernestodesanisidro 27/02/2019 10:15:11

Evidentemente esto está mal redactado: sugiere que es un buen dato que estemos en el Top 10 de America, cuando deberíamos ser el Nro 2 o 3 en el peor de los casos

Shopping