5 consejos para comer sano en la oficina y no engordar en el invierno

5 consejos para comer sano en la oficina y no engordar en el invierno

El Cronista Eventos realiza, mañana, la segunda edición del Health Leadership Forum. El médico Adrián Cormillot y la nutricionista Romina Pereiro anticipan el eje del panel sobre los nuevos hábitos de alimentación, en jaque por el sedentarismo y la tecnología.

“La obesidad es multifactorial y está aumentando porque sabemos que la vida moderna hace que nos movamos cada vez menos y estemos sobrealimentados”, explica la licenciada en Nutrición, Romina Pereiro, quien comparte su conocimiento en Morfi (Telefe) y en su cuenta de Instagram, donde tiene 359 mil seguidores.

“Más allá de la carga genética y la cuestión hormonal y metabólica, comemos mucha comida procesada y en grandes cantidades. Con comida procesada no intento demonizar, pero sí hacer referencia que tiene un exceso de grasa, azúcar y sodio que impacta directamente en nuestro peso. Además, no nos movemos. No sólo porque no vamos al gimnasio, sino porque estamos muchas horas frente a las diferentes pantallas, nos trasladamos en auto o en algún medio de transporte que hace que no tengamos que caminar ni movernos demasiado, pedimos comida por delivery. El confort y la tecnología no han ayudado en este caso”, desarrolla la cofundadora de Proyecto Ja, organización sin fines de lucro que fomenta la prevención de enfermedades relacionadas al estilo de vida y a la obesidad infantil.

“Esta tendencia d comer cada vez peor es una cuestión mundial que habla de toda la sociedad en su conjunto, menos India y algunas partes de Asia. Esta tendencia hacia la urbanización lleva a una muy mala alimentación”, coincide el médico Adrián Cormillot, uno de los participantes, junto a Pereiro y Sergio Verón, del panel Hábitos saludables: los nuevos paradigmas en la alimentación de la segunda edición del Health Leadership Forum que organiza El Cronista (todavía hay tiempo de inscribirse, gratis, en el link)

Frente a una problemática de características globales, sin embargo, la respuesta argentina parece insuficiente. Según detalla Pereiro, “los hábitos de los argentinos, según los estudios y las encuestas que se están haciendo, a medida que van transcurriendo los años no muestran mejoras. Si bien es un tema que preocupa y nos estamos dando cuenta  que, justamente, la obesidad ya es una epidemia y de las consecuencias que tienen para la salud, todavía falta conciencia. Las encuestas muestran que los chicos no desayunan, que estamos lejos de consumir las cinco porciones de frutas y verduras que recomienda la Organización Mundial de la Salud, que hay un uso de las bebidas azucaradas en exceso, que hay un predominio del picoteo y el sedentarismo. No estamos mejorando todavía”.

El cronograma del 2° Health Leadership Forum

La problemática, además, se desarrolla en un terreno que en los últimos años trascendió al marco de la medicina y se instaló en las redes sociales, a veces, generando mensajes contradictorios. “En la cuestión alimentaria, cuando una persona que es cocinero o que solamente sabe sacar lindas fotos a los alimentos o es un periodista o influencer y empieza a hablar de salud, no tiene un marco legal o regulatorio para hacerlo. Mientras no haya una ley que lo prohíba, no puedo juzgar a esa persona: tengo que juzgar al Estado que no la regula. Porque hay personas que cambian sus hábitos alimentarios como producto de este tipo de mensajes. Una campaña para comer menos manteca es mucho más efectiva que una que diga no consumas tomates con agro tóxicos: la gente deja de comer tomate y nadie le dice que no coma manteca”, argumenta Cormillot. 

 

 

Barruti: "Damos por normal vivir mal alimentados y medicados"

Soledad Barruti entretiene a su hija de 9 meses con una colación y elige darle papaya. Las galletitas y los jugos ultraprocesados no ingresan a su casa. Ella es periodista, escritora y se especializa en temas vinculados a la alimentación.

 

 

 

“Hemos escuchado todo tipo de dietas mágicas, productos que de golpe impactan supuestamente de una forma negativísima en la salud, pero son modas que no se sustentan en el tiempo porque no tienen evidencia. Me parece que no está bueno, que confunden. Los profesionales de la salud nos referimos a esto con ‘infoxicación’ que es todo tipo de información que carece de evidencia y que termina confundiendo la gente. Las personas terminan sin saber qué comer, qué hace bien, qué hace mal y a quién consultar. No es lo mismo un profesional que informa desde la evidencia que un influencer que cuenta su experiencia, porque esa experiencia puede ser negativa para otras personas”, señala Pereiro.  “Creo que hay que educar a las personas para leer las etiquetas, hay que poner las etiquetas que vienen con el producto adelante y de forma bien grande, establecer reglas claras y que el consumidor pueda elegir”, cierra Cormillot.

 

Barruti: "Damos por normal vivir mal alimentados y medicados"

Soledad Barruti entretiene a su hija de 9 meses con una colación y elige darle papaya. Las galletitas y los jugos ultraprocesados no ingresan a su casa. Ella es periodista, escritora y se especializa en temas vinculados a la alimentación.

Tips para comer saludablemente en la oficina, por Romina Pereiro

  1. Si tenemos la posibilidad de preparar una vianda es mejor, porque llevamos comida casera y es mucho más económico que comprar o pedir delivery todos los días.
  2. Algo fundamental es que en el momento en que cada persona tenga para cocinar, que siempre haga porciones para frizar. De esa manera van a ir stockeando de viandas saludables para tener siempre a mano.
  3. Es importante que lo que comamos cuando estamos trabajando no sea muy cargado en grasas, azúcar y sodio porque después nos va a faltar energía. Tiene que ser algo livianito que nos permita digerirlo fácilmente para seguir trabajando.
  4. Si tenés que comprar, tratá de elegir alimentos que tengan métodos de cocción sencillos: a la parrilla, a la plancha, al horno. No comidas muy elaboradas con salsas, rellenos y demás. En lo posible siempre intentar que haya verduras -ir variando los colores, justamente, que en los colores están los beneficios para la salud- una porción de carne; también puede haber una pasta con alguna salsa livianita.
  5. Investigar los lugares que tenés cerca para pedir delivery para hacer las mejores elecciones.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping