Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El murciélago, una oportunidad para acercarse a la ópera

Juventus Lyrica abrió su temporada 2018 con la pieza de Johann Strauss. Una invitación para sumergirse en un mundo de bailes, champagne y valses.

El murciélago, una oportunidad para acercarse a la ópera

Con el estreno de la opereta cómica El murciélago del austríaco Johann Strauss (hijo) en el Teatro Avenida Juventus Lyrica abrió su temporada 2018. La mezcla con géneros contemporáneos típico de este tipo de composiciones representa una oportunidad para iniciarse en la ópera, que aún batalla para derribar los muros invisibles que la mantienen asociada a una pequeña elite entendida que viste de gala para cada función.

La pieza, que se presentó por primera vez en 1874 en Viena, refleja el espíritu de una época donde el ocio se asociaba a los grandes bailes de salón, el champagne, los cafés intelectuales y la ópera, todo al son de los valses y bajo el paraguas del Imperio Austro-Húngaro que floreció en materia demográfica y cultural en este periodo.

Una venganza por una broma de mal gusto es la excusa para dotar de enredos el baile del príncipe Orlofsky, un anfitrión muy particular, que incita a sus invitados a beber bajo amenaza de ser expulsados del lugar.

Hernán Sánchez Arteaga y Ana D’Anna estuvieron a cargo de la dirección musical y la dirección escénica, respectivamente. La puesta en escena, a mitad de camino entre el estilo art nouveau y art decó, se compone de una escenografía despejada con una apuesta a la simultaneidad de planos y un vestuario acertado que permite la distinción de personajes en los cuadros donde todo el elenco esta en escena.

La soprano paraguaya Monserrat Maldonado, que en 2017 se destacó en “Norma” y “La Boheme”, interpreta en esta oportunidad a la protagonista Rosalinde, una esposa engañada por su marido –y que también engaña- que quiere descubrirlo con las manos en la masa en pleno baile. Las características del personaje, sumado a la cantidad de parlamentos hablados que poseen las operetas cómicas, minimizan las posibilidades de lucir los alcances de su voz.

Se destaca la interpretación de Lucía Alonso como Ida, la mucama de Rosalinde que se escapa para terminar coincidiendo en el baile con sus amos e intentará no ser descubierta. Alonso aprovecha todas las posibilidades del libreto para demostrar su virtuosismo, que se descubre a medida que avanza la obra.

La versión original incluye tres cuadros de danzas folclóricas europeas que en esta oportunidad fueron sustituidos por interpretaciones en violín y piano de una pieza de Astor Piazzola, la presentación de un tenor y la de una cantante de góspel. El resultado, algo tedioso. Los cuadros grupales son, sin dudas, lo más rico de la presentación.

El murciélago podrá verse nuevamente el 17 y 19 de mayo en el Teatro Avenida, Av de Mayo 1222. Entradas a la venta en la boletería del teatro y a través de www.plateanet.com