¡Atención viajeros!

Una localidad europea no quiere recibir más turistas: por qué piensan en tomar esta curiosa decisión

Muchos lugareños están expresando su deseo de limitar el número de viajeros que visitan la isla.

En esta noticia

La popularidad creciente de la localidad europea de Binibeca Vell, ubicada en Menorca, y la cantidad de viajeros que la visitan ha llevado a que los lugareños se sientan agobiados y no quieran más turistas en la isla, según un informe publicado por Time Out.  

La caminata silenciosa: el método poco usado por las personas que te puede aportar calma y ayudar a bajar de peso

Horóscopo Chino: animal por animal, las predicciones para todos los signos en la semana del 13 al 19 de mayo

¿Por qué Binibeca Vell no quiere más turistas? 


La creciente popularidad de la pintoresca localidad europea de Binibeca Vell ha sido un fenómeno notable en los últimos años, atrayendo a un número cada vez mayor de viajeros ávidos por descubrir sus encantos. 

Sin embargo, este éxito turístico ha traído consigo una serie de desafíos para los residentes locales, quienes se sienten abrumados por la afluencia constante de visitantes. 

La creciente popularidad de Binibeca Vell ha llevado a un aumento significativo en el número de turistas que visitan la localidad año tras año. (Foto: Wikimedia Commons)

El número de visitantes ha aumentado hasta alcanzar aproximadamente los 800,000 anuales, principalmente entre mayo y octubre. Se espera que este año llegue a la impresionante cifra de 1 millón.

Los residentes han estado quejándose durante años, y desde 2023 se han implementado medidas para abordar el daño causado por los turistas, como un programa donde los lugareños reciben €15,000 para ayudar a limpiar la basura. Este mes, se ha restringido la visita de turistas solo entre las 11 a.m. y las 8 p.m.

En una entrevista con ElDiario.es, un residente expresó que los turistas entraban en las casas, se sentaban en sillas, tomaban cosas, trepaban por las paredes y hasta organizaban fiestas. 

Existe la preocupación de que si no se toman medidas para limitar el número de visitantes, esto seguirá afectando a los residentes durante los meses de verano.

Óscar Monge, líder del grupo que representa a los 195 propietarios de viviendas en Binibeca Vell, mencionó que, aunque les preocupa el impacto en las familias cuyos negocios dependen del turismo local, ahora sienten que no tienen otra opción más que proponer cerrar completamente el acceso al pueblo.

"Desde la costa, aún se podría visitar el perímetro del pueblo, pero no se permitiría el acceso a las calles interiores", explicó a The Guardian. "Y es precisamente esa encantadora imagen que todos desean para Instagram".

Si bien es lamentable que algunos comportamientos desagradables, como el allanamiento literal, puedan haber arruinado la experiencia de visitar Binibeca Vell para todos, esos residentes necesitan preservar su calidad de vida. 

El sobreturismo en Binibeca Vell ha llevado a discusiones sobre la necesidad de regular la industria turística y proteger los recursos naturales y culturales de la localidad. (Foto: Wikimedia Commons) 

La receta ideal para explotar los beneficios de la semilla de chía en el almuerzo o la cena: lleva pollo y champiñones

Chau mala suerte: los 6 objetos que no debés tener en tu casa si querés renovar la energía positiva

Otros destinos que quieren prohibir a los turistas 

  • Venecia, Italia: la histórica ciudad enfrenta una crisis de sobreturismo, con medidas como limitar el acceso de cruceros y cobrar una tarifa de entrada para visitantes de un día.

  • Santorini, Grecia: el aumento masivo de turistas ha generado preocupaciones sobre la preservación del patrimonio y la infraestructura, impulsando discusiones sobre la limitación del acceso y la regulación de la industria turística.

  • Machu Picchu, Perú: el icónico sitio arqueológico enfrenta presiones por la cantidad de visitantes, lo que ha llevado a discusiones sobre limitar el acceso diario y aumentar las regulaciones para preservar su integridad cultural y ambiental.

  • Islas Galápagos, Ecuador: el ecosistema frágil y único de estas islas ha llevado a discusiones sobre la necesidad de limitar el número de visitantes y restringir ciertas actividades turísticas para proteger la biodiversidad local.

  • Bhutan: este pequeño reino en el Himalaya ha implementado medidas para promover un turismo sostenible y de bajo impacto, incluyendo la imposición de tarifas diarias y la limitación de visitantes para preservar su cultura y medio ambiente.

  • Islas Faroe, Dinamarca: la belleza natural y la vida silvestre única de las Islas Faroe han llevado a conversaciones sobre la gestión del turismo para evitar el sobreturismo y proteger el delicado equilibrio ecológico.
Temas relacionados
Más noticias de viajar
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.