MIÉRCOLES 28/10/2020
The New York Times recomendó qué hacer en 36 horas en Buenos Aires

The New York Times recomendó qué hacer en 36 horas en Buenos Aires

El diario estadounidense publicó una guía titulada '36 horas en Buenos Aires'. Qué planes, experiencias y lugares porteños incluye.

Parece que lo único que es consistente en la Argentina es el cambio”, escribió la periodista Nell McShane Wulfhart en una guía titulada '36 horas en Buenos Aires' publicada en el New York Times. 

Tras su paso por la capital argentina, la periodista recomendó algunos lugares y actividades para que los turistas puedan planear su itinerario porteño.

"No estoy segura de que haya otra ciudad donde la proporción de cosas divertidas para hacer con fabulosos lugares para comer / beber esté tan perfectamente equilibrada. Y, realmente, ¿qué más hay? Mis últimas 36 horas en BA", escribió en su cuenta de Twitter, al compartir el link con el artículo.

Viernes 

Para un recorrido de fin de semana por Buenos Aires, desde NYT sugieren empezar en el barrio de Chacarita.  

Comer en Almacén Comunal, una nueva cafetería con menús de desayuno, comida y cena y una estética de azulejos blancos que la vuelve moderna. Después explorar el Cementerio de la Chacarita y visitar Falena, un librería y cafetería escondida.

Por la tarde llega la hora del vermú en La Fuerza, inaugurado en 2018, y a la noche una cena en Julia, restaurante del chef Julio Baez.

"La carta de una sola página tiene una lista con platos que combinan ingredientes de maneras innovadoras y deliciosas: salchicha con apio, lengua de vaca con pomelo y tapioca, nueces de la India con curry y kéfir. Toda la carta cambia mensualmente. La carta de vinos también es breve y excelente, llena de botellas nuevas de pequeñas bodegas innovadoras; probá el malbec de Bodega Pielihueso, si está disponible", recomienda el artículo.

Sábado

El segundo día en Buenos Aires arranca con un desayuno saludable en el restaurante de Narda Lepes, Narda Comedor, en el barrio de Belgrano.

Luego sugieren visitar el Espacio Memoria-ExEsma, el museo dedicado a documentar las torturas y las desapariciones que marcaron la última dictadura militar.

Al mediodía, El Patio de los Lecheros, en Caballito, que alguna vez fue una estación de tren donde llegaban las entregas de leche desde el campo, ahora es un espacio gastronómico con largas mesas comunales al centro frecuentado por jóvenes parejas enamoradas, padres con niños y familias multigeneracionales completas.

>

 

"Cuando el clima lo permite, las filas para los puestos de parrilla, pizza y tacos pueden volverse largas, pero ponete cómodo con una cerveza artesanal, una copa de vino orgánico o un fernet con Coca Cola (un clásico argentino) y esperá a que la gente comience a irse. Hay un DJ que toca música y las filas de sombrillas con los tonos del arcoiris colgadas sobre el patio añaden un toque festivo, y todo el ambiente es relajado y divertido", sugiere.

Por la tarde, la agenda sigue en la Galería Patio del Liceo, en la bulliciosa avenida Santa Fe."Hay un patio con mesas y una barra de café, y, en el piso de arriba, se encuentra Bebé Vino, una pequeña vinatería y bar repleta de botellas osadas de productores excéntricos, todas elegidas por los copropietarios el sommelier Martín Bruno, ganador de tantos premios prestigiosos de sommelier que ni siquiera se pueden contar; y Victoria García, su socia y artista. A veces abren botellas para hacer catas espontáneas o te dan una copa de prueba para que la bebas mientras paseás por las tiendas y regreses a comprar algunas botellas para llevártelas a casa", cuenta la periodista.

Terrazas, patios y jardines: dónde comer al aire libre en el verano en Buenos Aires

Chacarita sumó una nueva propuesta gastronómica a su lista de perfil joven y relajado. Sifón, presentado como una sodería (Av. Jorge Newbery 3881), es una combinación de bar de club y casa de amigos retro, con el sifón de soda como objeto de culto.

Desde allí, recomienda "volver al barrio de Belgrano para visitar el El Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti, más conocido como El Monumental, La Glorieta, un lugar al aire libre (sin sitio web y con entrada libre) donde parejas de distintas edades bailan debajo de las luces de un quiosco octagonal a la sombra de un altísimo edificio de departamentos". 

Para terminar la noche, Corte Comedor. "Este asador moderno se inauguró en 2018 y aquí se asa la carne al estilo uruguayo, en el que la leña ardiente se convierte en carbón y la carne se cocina sobre estos trozos y no sobre las llamas", describe.

Domingo

"En vez de brunchear al estilo estadounidense —algo muy popular en Buenos Aires actualmente— andá a un bar notable, una de las cafeterías con menús para todas las comidas del día que han existido desde hace más o menos un siglo en la ciudad. Bar de Cao es uno de los más evocadores, con pisos gastados de mosaicos, mesas y sillas de madera desvencijadas, y ventanales y techos por donde entra la luz para iluminar la colección de arte y los recuerdos que se han acumulado en los muros a lo largo de los años", sugiere la periodista para comenzar el último día en la ciudad.

Luego, recomienda visitar la feria de arte arteBA y el MALBA y después terminar la visita en El Preferido de Palermo, el restaurante de Pablo Rivera (también dueño de Don Julio). 

El éxito de Don Julio, la mejor parrilla del país, explicado paso a paso por su dueño

Está en Palermo y cumple 20 años. Quedó en el puesto 34° en la lista The World's 50 Best Restaurants y se convirtió en la primera parrilla argentina entre los 50 mejores del planeta. Además, trepó del 6° al 4° puesto en los 50 Best Latam.

"Aquí se hace énfasis en los platos argentinos tradicionales. Comenzá con un plato de fiambres caseros (que podés ver colgados en la cava con paredes de vidrio en la parte de atrás del restaurante), seguí con un pescado asado con alcaparras, o una bomba umami de estofado de lentejas, y añadí una copa o dos de vino naranjo, para terminar con un expreso y un plato de crepes ligeros con dulce de leche. Podrías estar en la Buenos Aires de 1950 y no notar tanta diferencia, ese es precisamente el objetivo y el encanto del lugar", termina el artículo.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar