Machu Picchu: ya recibe turistas pero no extranjeros, cuál es el cupo de visitas por día y la historia del japonés varado

La odisea del turista japonés varado 7 meses en Perú: le dieron un premio histórico

Tras 7 meses sin turistas debido a la pandemia del coronavirus, Machu Picchu abrió sus puertas el sábado 17 de octubre. Unos días antes, el gobierno de Perú le permitió a un japonés, que estaba varado en ese país, recorrer la emblemática ciudadela inca en soledad. Quiénes pueden entrar, cuál es el cupo de visitantes por día, qué pasa con el turista extranjero

La emblemática ciudadela inca Machu Picchu, uno de los centros turísticos más atractivos y visitados del mundo, reabrió el sábado 17 de octubre luego de estar más de 7 meses cerrada por la pandemia de coronavirus.

 

 

Durante la primera etapa de reapertura turística, el histórico santuario únicamente recibirá a visitantes de la región de Cusco, mientras que a partir de noviembre podrán acudir turistas nacionales. No recibirá a turistas extranjeros hasta nuevo aviso.

 

 

Machu Picchu fue noticia la semana pasada por permitir el ingreso de una sola persona: un turista japonés de 26 años, quien está varado en Perú desde hace 7 meses. 

 

Jesse Takayama, el turista japonés que tuvo Machu Picchu para sí solo

 

Takayama, un profesor de boxeo de 26 años, estaba recorriendo Sudamérica y su sueño era conocer Machu Picchu, pero cuando estaba a punto de cumplirlo se decretó la emergencia sanitaria en el marco de la pandemia de Covid-19.

Alrededor de 200 ciudadanos japoneses quedaron atrapados en Perú cuando la pandemia interrumpió los viajes globales en marzo. Muchos de ellos fueron trasladados en vuelos de repatriación en las siguientes semanas, pero Katayama decidió quedarse en Aguas Calientes, una parada previa al sitio arqueológico. Alquiló una habitación, vistió sitios turísticos menos conocidos en el área y comenzó a dar lecciones de boxeo a niños y adolescentes.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Jesse Boxing Club Machupicchu�� #machupicchu

Una publicación compartida por Jesse Katayama (@jessekatayama) el

 

Pero sus esperanzas de poder visitar Machu Picchu disminuyeron a medida que sus ahorros comenzaron a agotarse y los planes para reabrir el sitio se retrasaron debido a la crisis sanitaria: Perú es la nación con el mayor número de muertes por coronavirus per cápita del mundo. El país de 32 millones de habitantes ha registrado más de 850.000 casos y 33.350 muertes.

 

 

Los vecinos de Aguas Calientes comenzaron una movida pública y mediática para pedirle al Ministerio de Cultura de Perú que hiciera una excepción y le permitiera a Katayama cumplir su sueño, ya que tenía pasaje para volver a Japón a fines de octubre.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

人生何が起こるかわからんなぁ〜 やっと理解が追いついてきた笑 #machupicchumagic #観光大使

Una publicación compartida por Jesse Katayama (@jessekatayama) el

 

Así, una semana antes de la apertura oficial de Machu Picchu al turismo, el gobierno peruano le dio un permiso especial para cumplir su sueño de visitar esta joya declarada Patrimonio de la Humanidad... Y en total soledad.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

誰もいないマチュピチュがこちら����♂️ #machupicchu

Una publicación compartida por Jesse Katayama (@jessekatayama) el

 

"La primera persona en la Tierra que fue a Machu Picchu desde el encierro es meeeeeee", escribió Katayama en su cuenta Instagram, agregando el hashtag #MisionImposible

 

 

Así, Katayama pasó a la historia como el primer visitante en ingresar a Machu Picchu desde que la ciudad sagrada de los incas fue cerrada al público el pasado 16 marzo. El ministro de Cultura peruano, Alejandro Neyra, explicó en una conferencia de prensa virtual que se le permitió entrar a las ruinas con la guía del director del sitio turístico.

En un video grabado en la cima de la montaña, el turista celebró la tan esperada y ansiada visita: "¡Esto es impresionante! ¡Gracias!".

 

 

Unos días después, las autoridades peruanas confirmaron la reapertura de Machu Picchu al turismo, aunque los extranjeros deberán esperar un poco más para poder visitarla.

La afluencia de público en esta nueva etapa estará lejos de los 5.000 visitantes diarios que acostumbraba a recibir Machu Picchu durante la temporada alta antes de la pandemia: sólo podrán ingresar 675 personas por día, el 30% del total autorizado en una temporada normal.

 

Según el protocolo, los turistas deberán ingresar en grupos de 8 y con guía. Contempla la obligación de mantener el distanciamiento social, el uso de mascarillas y habrá restricción de ciertas áreas.

 

 

La ciudadela de Machu Picchu, famosa a nivel mundial desde el viaje exploratorio del estadounidense Hiram Bingham que la 'redescubrió' en 1911, es reconocida desde 1983 como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco y desde 2007 es una de las nuevas 7 maravillas del mundo.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar