Isla Mujeres, la playa mexicana perfecta para una luna de miel de lujo

Isla Mujeres, la playa mexicana perfecta para una luna de miel de lujo

A sólo 20 minutos de Cancún, un paraíso de arenas finas, aguas que van del turquesa al azul más profundo, hoteles de lujo y nado con delfines

Al sudeste de México, en el mar Caribe y muy cerca de la península de Yucatán, Isla Mujeres es el destino perfecto para relajarse y disfrutar de las vacaciones en una playa paradisíaca. En tiempos prehispánicos, la isla estaba consagrada a Ixchel, diosa maya del amor, la fertilidad y la luna, por eso los creyentes depositaban en sus costas estatuillas de cerámica con formas femeninas a modo de ofrenda. En 1517, cuando llegaron los conquistadores españoles y visualizaron esas figuras, la bautizaron como Isla Mujeres.

A sólo 20 minutos de Cancún, esta pequeña porción de tierra de 1100 kilómetros cuadrados comenzó a ser reconocida a nivel turístico como una excursión para los visitantes que llegaban en ferry desde Puerto Juárez. Sin embargo, su belleza salvaje y su ritmo calmo la convirtieron en una propuesta menos masiva que Cancún para disfrutar del Caribe mexicano

Isla Mujeres está rodeada de una brillante masa de agua y cubierta por una exuberante vegetación. Entre palmeras y praderas de pastos marinos, se emplazan resorts y hoteles de lujo atendidos por cálidos locales que conocen la isla como la palma de su mano. Entre las actividades que ofrece, las propuestas más interesantes son las relacionadas con el buceo y el avistaje de delfines. 

Uno de los sitios más famosos es el parque Dolphin Discovery Cancún, que con su programa Dolphin Swim Adventure permite estar en contacto directo con los delfines. La propuesta incluye el transporte en ferry desde el área hotelera de la isla, hacer snorkel con delfines en el mar y un buffet con barra libre para almorzar por un precio aproximado de u$s 125. 

Otro de los puntos imperdibles en este destino es visitar la Hacienda Mundaca, que se levanta en el kilómetro 3,5 de la ruta a Garrafón, antes de Playa Lancheros y Playa Paraíso. La construcción data de 1860, cuando el pirata y comerciante de esclavos español Fermín Mundaca Marechaga se refugió en Isla Mujeres tras enfrentarse a la Armada Británica y se enamoró perdidamente de una nativa conocida como 'La Trigueña, a quien dedicó su hacienda. Los pozos, los arcos, la huerta, los jardines de plantas exóticas y los criaderos de aves que integran este complejo forman parte de la tradición cultural de los isleños. La Hacienda está abierta al público de lunes a domingo de 9 a 16 horas y el valor de la entrada es muy económico. 

En concordancia con el romanticismo de la historia entre Mundaca y 'La Trigueña', Isla Mujeres es uno de los destinos más elegidos por las parejas para un viaje de luna de miel. Una de las mejores opciones de alojamiento es el Zoëtry Villa Rolandi, un all inclusive que cuenta con 35 suites de lujo con vista al mar, servicio de yate privado, restaurantes gourmet, spa y un centro de talasoterapia basado en baños marinos. Asimismo, otro de los alojamientos más elegantes de la isla es The Hotel Secreto, un design hotel elegido por la revista Conde Nast Traveler como uno de los 50 mejores del mundo. Con su decoración exquisita, una propuesta de sabrosa cocina local, jardines que engalanan el paisaje y una piscina de 20 metros de largo que se extiende hacia el mar es sin dudas el alojamiento indicado para un viaje romántico