Industria nacional

Fabricaba licuadoras en el garage y hoy es la reina de los ventiladores argentinos: la historia de Liliana

Fundada por Aaron Jacobson hace 75 años hoy está en manos de la tercera generación. La curiosa manera con la que eligió su nombre y cómo llegó de Rosario a toda la Argentina.

Algunas grandes empresas tecnológicas comenzaron en un garaje y ese espacio, de alguna manera, pasó a tener cierto romanticismo dentro de esa industria. En el caso de Aaron Jacobson todo se gestó en el galpón de su casa que hacía las veces de taller para sus experimentos después de su jornada laboral. Ahí mismo nació Liliana, una de las marcas argentinas de electrodomésticos más reconocidas, que en verano se convierte en la reina de los ventiladores.

"Hoy el mercado de ventiladores en Argentina ronda las 1,5 millones de unidades y de nuestra fábrica salen 1 de cada 2 ventiladores, ya sea con nuestra marca o de terceros", cuenta Gustavo Lara Bergese, gerente comercial de Liliana Electrodomésticos. Recientemente la firma anunció que en 2022 invertirá $ 2000 millones para ampliar su capacidad productiva. 

"Los que más se venden son los de pie y los tubro económicos. La oferta va desde $ 3999 hasta $ 26.000", cuenta el ejecutivo. Para esta temporada la novedad en este segmento tiene que ver con la línea CoolBreeze. Se trata de un ventilador que cuenta con un aro que rocía el ambiente con gotas micronizadas de agua, similar al que se utiliza en algunos zoológicos y parques de diversiones.

La historia de Liliana

Jacobson vivía en las afueras de Rosario y se dedicaba al negocio textil. En su tiempo libre jugaba con distintos materiales con el objetivo de crear productos novedosos. El primero de ellos fue una máquina de coser. Pronto le siguieron otros artilugios y el emprendedor empezó a producir sus propios matrices y moldes para poder fabricarlos en serie.

Todo cambió en 1946 cuando compró un terreno lindero a su hogar y montó ahí su fábrica oficial. Como en muchos otros casos de firmas nacionales, el nombre de la marca no surgió de un largo brainstorming sino más bien de una casualidad. Resulta que Jacobson fue al Registro de Patentes rosarino con varias opciones, pero todas ya estaban tomadas. Entonces le preguntó el nombre a la persona que lo atendió y decidió registrarlo para sus electrodomésticos.

La fábrica de Liliana en Granadero Baigorria produce 12.000 artículos por día

Lo primero que vendió con la marca Liliana fue una licuadora. Luego vino la lustraaspiradora, la máquina de coser y una cortadora de pasto. Su hijo, Oscar, se sumó a los 15 años y empujó el negocio con nuevas ideas, como incorporar pequeños electrodomésticos y productos de estación, desde calefacciones hasta ventiladores. Este último segmento es uno de los que protagoniza la marca con casi la mitad del market share.

La nueva generación

Oscar tomó la batuta y se convirtió en CEO de la compañía. Bajo su liderazgo se dio la expansión a CABA y el Gran Buenos Aires, que actualmente representa la mitad del negocio de la firma. En ese territorio ingresó en las grandes cadenas de venta de electrodomésticos. Además, sumó un nuevo negocio: producir para terceros. No solo fabricaba para las marcas propias de estas cadenas, sino también para supermercados y otras firmas grandes de su propio sector.

En 2011 inició su expansión. Desembolsó más de $ 35 millones para ampliar su planta en Granadero Baigorria, la cual ahora tiene 25.000 metros cuadrados. Desde ahí salen unos 12.000 artículos por día. Hoy el mando está en manos de los hermanos Cintia, Fernando, Javier y Leonardo Jacobson; los hijos de Oscar.

La familia Jacobson. Hoy la tercera generación está a cargo de la empresa nacional.

Durante la pandemia tuvieron que reconvertirse. De producir electrodomésticos empezaron a fabricar mascarillas para personal médico que vendieron y también donaron. Sin embargo, su negocio core vivió un boom inesperado.

"El que iba al cine o salía a comer se encontraba con ese dinero y decía 'qué hago'. Y estaba encerrado en su casa, entonces veía la tostadora viejita, o la pava, y la cambiaba. Explotó la venta de la batidora al 120 por ciento", señaló Leonardo Jacobson, en diálogo con Télam. Y agregó: "Se vio una explosión en el segundo semestre (de 2020), y ahí obviamente empezamos a remontar volúmenes de producción. Fue lo raro y lo loco de la pandemia".

De tener 550 empleados en 2019 ahora tienen más de 1100 y planean seguir creciendo con una expansión de 10.000 metros cuadrados de su fábrica actual. Liliana tiene un tercio del mercado de electrodomésticos en el país. 

Tags relacionados

Comentarios

  • MH

    MarcTeen HC

    Hace 12 segundos

    "fabricante"? JAJAAJAJAJAJAA Pero si es todo chino!! Apenas le ponen una calco que dice "Liliana".

    0
    0
    Responder
  • MS

    mex south

    Hace 3 días

    Mentirosos e hipocritas, importan todo de china, calidad de miercoles!!!!!!!!!!

    1
    0
    Responder
  • CGS

    CRUNCHY GRANOLA SUITE

    Hace 4 días

    A todos los que se quejan de liliana, mejor seria nacionalizar todo y que nadie importe nad. SOLAMENTE EL ESTADO PUEDE IMPORTAR O LOS CONSUMIDORES FINALES.
    ASI SE ACABARIAN LOS CHORROS DE LOS IMPORTADORES QUE TIENEN CONTACTOS POLITICOS

    0
    0
    Responder
  • SC

    Sailor C

    07/11/21

    Una porquería. Compré una lustraspiradora y a los dos años no sirvió más. Tuve que comprar una YELMO usada que es un fierro.

    1
    0
    Responder
  • EG

    EL GERMANO

    06/11/21

    Felicitaciones FLIA. JACOBSON, y VIVA LA INDUSTRIA NACIONAL

    1
    0
    Responder