Logística portuaria

Soplan nuevos vientos en el puerto de Diamante

A partir de un cambio de política y de gestión, la terminal fluvial entrerriana empieza a moverse para atraer cargas. Cuál es la ingeniosa fórmula propuesta para sortear la falta de calado en el vaso portuario.

 El cambio de gobierno en Entre Ríos vino acompañado de nuevas autoridades para el sector portuario provincial.

Al estratégico Instituto Portuario de la Provincia de Entre Ríos (IPPER), llegó Juan Orrico, mientras que al frente del Ente Puerto de Diamante fue designado Aldo Cardinalli.

Estos dos funcionarios, junto al secretario de Transporte provincial, Juan Elsesser, convocaron a autoridades y usuarios locales para analizar la situación del puerto.

La nueva gestión buscó asesoramiento en el Licenciado Martín Maggiori para tratar de analizar la situación presente y futura del puerto.

El desafío para Maggiori, amplio conocedor del sector y que en varias oportunidades ilustró las páginas de Transport & Cargo con sus columnas de opinión será complejo: la situación actual no es favorable para la recepción de buques de ultramar dada la falta de calado dentro del puerto.

Ante tal realidad, se está analizando la analizando la situación inversa, cual es la de fondear fuera, barcazas en puerto y transbordo en rada.

De todos modos, Diamante tiene con qué salir adelante. Es el último puerto ultramarino de la hidrovía por estar situado en el km 532 del Río Paraná con 25 pies en la Vía Navegable Troncal, aguas arriba del complejo San Lorenzo - Timbúes.

Asimismo, el primer puerto de norte a sur para las cargas provenientes de Brasil, Bolivia o Paraguay como ser posibles transbordos de cereales o mineral de hierro proveniente de la mina boliviana del Cerro Mutún.

Este tipo de operaciones de transbordo, genera la posibilidad de apertura de nuevos mercados ya que los convoyes de barcazas ahorran tiempo dinero a su round trip pudiendo duplicarse en algunos casos.

Para esto, se realizaron batimetrías, se están reparando boyas reubicarlas en el canal de acceso, al tiempo que se les solicitó a las autoridades nacionales dos lugares en las radas para poder operar, entre las primeras acciones a seguir.

De la primera reunión, participaron Juan Elsesser, Aldo Cardinalli, Juan Orrico y Martín Maggiori junto a Ariel Amor, administrador de Puerto Diamante; Hugo Rodríguez, secretario general del IPPER; Leopoldo Gherardi, de la Agencia Marítima Riverway; Jorge Caram y Jonathan Casas de Astillero Diamante; Diego Carballo y Pablo Ibarra de Prefectura Naval Argentina delegación Diamante; Ariel Spretz, gerente de Cargill Diamante; y Martín Núñez junto a Marcelo Galeano de la Aduana de Diamante.

Temas relacionados
Más noticias de puertos
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.