Entrega en el día: los operadores de última milla se multiplican al ritmo del 'boom' del e-commerce

Gracias al crecimiento del comercio electrónico, mejoraron y se multiplicaron las soluciones de entrega a domicilio. Surgieron nuevos jugadores y aseguran que el sector seguirá creciendo

A menor ritmo que durante la pandemia, pero sigue creciendo. El e-commerce abre todavía un horizonte de oportunidades y no solo para quienes ofrecen productos, sino también para quienes los trasladan. El boom de las app y servicios logísticos de última milla multiplicó los jugadores en un mercado en el que por años se habían movido con comodidad los operadores tradicionales, pero cabe preguntarse si el rubro se atomizará cada vez más o tenderá a la consolidación.

De acuerdo con un informe elaborado por la consultora Kantar para la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), en el primer semestre de 2022, la venta online facturó $ 1,09 billones, es decir un 73% más que en el primer semestre del año pasado. Se registraron 91,2 millones de órdenes de compra (un 14% más que las generadas en la primera mitad de 2021) y se comercializaron 133,8 millones de unidades (una cifra 11% superior a la de igual periodo del año anterior). Sin embargo, el canal online representó solo el 14% del total de ventas, por lo que su potencial sigue siendo amplio. De hecho, el 64% de las empresas relevadas para el trabajo consideraron que la actividad sería mejor en el segundo semestre.

De los que compraron a través de plataformas digitales, el 67% optó por el envío a domicilio, contra el 25% que prefirió el retiro en punto de venta y el 5% en la sucursal del operador logístico.

Representantes del sector aseguran que la pandemia fue el hito que no solo significó el incremento de las operaciones, sino de los hábitos asociados. "Antes de la pandemia, habían ganado mucha participación los retiros en tienda. La gente elegía esta alternativa por costos y también porque, cuando retira en tienda, uno elige el horario y no hay que estar en casa esperando", señala Patricia Jebsen, gerente General de Beat, la app de transporte privado nacida en Grecia que también ofrece servicio de envíos.

Para Jebsen, el surgimiento de nuevas empresas de logística también está relacionado con el crecimiento de los vendedores. "Los operadores tradicionales de logística trabajaban con los grandes retailers, pero los emprendedores no tenían con quién enviar las cosas; y como mucha gente comenzó a emprender durante la pandemia, optaron por los nuevos formatos de entrega y fue un boom", señala.

Un fenómeno adicional es que las cadenas que profundizaron su inserción en el comercio online también fueron sumando prestadores logísticos. Es el caso del Grupo Dabra -dueña de las marcas Dexter, StockCenter y Moov- que en un año pasó de siete a nueve empresas de envíos. "Siempre nos vamos actualizando y buscando el mejor servicio. Vendemos en todo el país y buscamos a los mejores para cada plaza", explica Alberto Calvo, gerente General de Grupo Dabra.

Calvo indica que siguen una serie de criterios para elegir operador. "Vamos designando en función de su reputación, calidad de servicio y costo. El objetivo es mejorar cada vez más las entregas al cliente", describe.

El ejecutivo aclara que el servicio de traslado no solo es crítico, sino que debe adaptarse a un comprador cada vez más exigente. "El consumidor cada vez demanda más. Si hace dos o tres años un envío en cinco días era aceptable, hoy es imposible. Además, hoy hay que ofrecer distintas opciones, como entrega en el día, 24 o 48 horas; en el domicilio o con la posibilidad de retirar en un depósito", agrega. Y concluye: "Vamos evaluando todo el tiempo el servicio, porque el sistema se basa en la confianza, una mala experiencia hace que no haya una futura compra".

"La logística juega un rol clave en el proceso de fidelización y captación del cliente", coincide Matias Compiano Rielo, CEO y cofundador de Shipnow, una firma de soluciones de logísticas integrales con presencia en Buenos Aires, Córdoba y Rosario, que nació en 2014 y hoy cuenta con un equipo de 50 personas y más de 500 clientes activos. Compiano Rielo reconoce la importancia del trabajo conjunto con los vendedores.

"Para nosotros, el camino es la colaboración. Vemos espacio para evolucionar colaborativamente, acompañando a las marcas, así como a proveedores y a players del ecosistema con soluciones logísticas eficientes, de calidad y que aporten una experiencia de entrega sorprendente para sus clientes", resalta. Por caso, a fines del año pasado inauguró Estudio Nube junto a Tienda Nube y TOM (Tortugas Open Mall), una tienda omnicanal que combina venta online y física en un espacio de 1500 m2

Su CEO piensa en el mediano plazo en términos de expansión. "Durante los próximos años, planeamos continuar consolidándonos en el mercado argentino, abriendo operaciones en otras provincias y lanzando nuevas soluciones y productos que construyan al ecosistema de soluciones logísticas. Además, tenemos planes de internacionalizar shipnow, desembarcando en ciudades de América latina", declara Compiano Rielo.

Gonzalo Santander, CEO de Grupo Traslada, cuya unidad de negocios de logística es VAK, explica que la pandemia permitió acelerar los planes de la compañía de ingresar al mercado de última milla a través de un servicio clave: trasladar a los hogares de los empleados los equipos que enviaban las firmas que debían trabajar bajo el modelo de home office. Hasta fines del año pasado, llevaban acumulado un crecimiento del 400% en un año y medio, y habían entregado más de 50.000 notebooks y 70.000 sillas ergonómicas.

La empresa opera en todo el país, pero mientras que para paquetería la plaza inicialmente con más volumen fue AMBA -debido a que podían hacer sinergia con su negocio original de traslado de pasajeros-, para el traslado de los equipos para trabajo hogareño la demanda más fuerte fue en el interior, apunta Santander. Actualmente, realiza unos 24.000 viajes por mes, contra los 13.000 previos a la pandemia -precisa el directivo-, gracias a una flota que combina unidades propias y de terceros, los cuales se suman a través de alianzas.

La firma apuesta también a su software Easy Depo que ofrece a sus clientes para administración y control de stock e inventario no productivo entre sus diferentes oficinas, depósitos o domicilios de los empleados. "Esta herramienta evita que la empresa tenga que invertir recursos propios, como personal o tiempo destinado a esta tarea. Se trata de que la información esté centralizada en un solo lugar", afirman desde Grupo Traslada, que invirtió $ 5 millones en ese desarrollo.

Para algunos operadores, el boom que trajo aparejado la pandemia también les permitió superar las fronteras del país. Es el caso de Welivery, una plataforma de entrega de compras online que en Argentina realiza envíos en el día cuando el vendedor y el comprador son de Buenos Aires y al día siguiente si el paquete tiene que viajar desde esa provincia a Córdoba. En los últimos años, el negocio se expandió a Chile, a Colombia y, recientemente, a España. "Lo que nos permitió crecer mucho y dar el salto a otros países fue la aceleradora Start-Up Chile. Al poco tiempo, llegó la pandemia, que triplicó nuestras expectativas y aceleró nuestros procesos", cuenta Mauricio Boiko, CEO y fundador de Welivery junto con su socio, Guido Buscetti.

Welivery trabaja con un modelo híbrido de flota propia y partners, esquema que se repite en la mayoría de los actores de este mercado. "Fuimos pivotando desde el inicio. El proyecto arrancó como un modelo tipo Uber, con una red de repartidores independientes de la empresa. Al día de hoy tenemos flota mixta, un depósito, donde se hace cross docking. Allí llegan los paquetes de todos los clientes, se hace la división por zonas, por barrios, por localidades y de esa forma se logra una ruta más compacta, más eficiente, para reducir tiempos y costos", precisa Boiko.

Muchas firmas se inspiraron en problemas que tenían otros operadores. Es el caso de Moova, según explican desde la empresa. La firma, fundada en 2018 por Antonio Migliore, nació de la percepción del emprendedor de que había situaciones en el mercado en las que, tanto los productos, como los vehículos de traslado, se acumulaban sin orden alguno. A partir de esa visión, proyectó el desarrollo de una tecnología para el rastreo de los pedidos con el fin de evitar que varios vehículos con espacios vacíos fueran a destinos cercanos. De esa forma -destacan desde Moova- también se reduce la cantidad de unidades en las calles. Migliore se unió así con Marcos Detry, quien fue fundador y CTO de DeRemate.com y está a cargo del área tecnológica de Moova, con bases en Argentina y en España.

La empresa recibió una primera inversión, con capital de los propios fundadores de la compañía, familiares, amigos y círculo cercano, dentro de los cuales se encuentra Alec Oxenford. En 2020, recibió una inversión de Movile (Brasil), FJ LABS (US) y fondos regionales ALAYA Capital, Matterscale Ventures, Kalei Ventures y Murchison VC, con lo que alcanzó u$s 5,8 millones de financiamiento. A esa cifra sumó este año una inversión estratégica de u$s 10 millones por parte de inversores y aceleradores de crecimiento de América latina. Actualmente, opera en México, Argentina, Chile, Perú, Uruguay, Colombia, Bolivia y Guatemala y en los próximos meses planea expandirse a Estados Unidos, Costa Rica y Brasil.

Su negocio contempla la oferta por medio de licencia de la plataforma SaaS a otros operadores logísticos. "Nuestros algoritmos analizan cuatro millones de potenciales rutas y, en cuestión de segundos, aseguran la alternativa más eficiente. Tenemos un equipo de ingenieros y matemáticos optimizando la tecnología diariamente", explica Migliore.

Sabrina Aguilar, Marketing Lead de la operadora, afirma asimismo que el objetivo de eficiencia y de minimizar el tráfico también tiene impacto en el ambiente. "Uno de los propósitos es no contaminar. Al encontrar una oportunidad para que haya menos vehículos, también hablamos de sustentabilidad", subraya.

Pero no solo hay nuevos actores en el sector. Las tradicionales compañías de correo también vieron la oportunidad. "Este nuevo contexto nos impulsó a acelerar nuestra transformación y sostener el crecimiento sistemático de nuestros servicios para los segmentos de negocio que atendemos", declara Iván Amas, director de Negocios del Grupo Logístico Andreani. "Realizamos inversiones en automatización, tecnología, infraestructura y flota de vehículos para ofrecer una experiencia cada vez mejor a nuestros clientes B2B, B2C y destinatarios, con fuerte foco en el acompañamiento de pymes y emprendedores", agrega. Sobre los desafíos que representa el negocio, señalan: "Es fundamental continuar trabajando con foco en la experiencia, pero también con foco en la eficiencia, que asegura la sustentabilidad y la escalabilidad del negocio". "El crecimiento de las capacidades de Andreani a nivel infraestructura y red de distribución, se vio acompañada por un proceso de innovación e implementación de nuevas tecnologías que justamente apuntan a eficientizar procesos y mejorar la experiencia", concluye.

¿Hay lugar para todos?

Sobre el futuro del mercado, los jugadores son optimistas. Jebsen cita, por caso, todo el potencial que todavía resta desarrollar en la fuente del negocio de los envíos. "Todavía estamos en el principio del e-commerce. Hay millones de personas que todavía no consumen online y están ganando participación categorías nuevas, que hace diez años no existían, como alimentos, cosmética, indumentaria", argumenta. Y contrasta: "Hasta hace pocos años no se vendía eso, sino que los rubros eran electro, muebles, colchones. Todos productos grandes y con repetición de compra mucho más baja, porque un colchón lo renovás después de años; en cambio, a las compras del súper las hacés en promedio todas las semanas".

Por su parte, Santander considera que las oportunidades de crecimiento estarán impulsadas por las demandas específicas de los clientes. "Creo que se volverán cada vez más exigentes, con el nivel de seguimiento de la entrega, el horario, el estado en el que llega el producto, el tipo de vehículo", ilustra. Y coincide con Jebsen en que al propio comercio electrónico le resta mucho por expandirse: "Si bien viene creciendo a tasas muy altas, todavía es una participación muy baja versus el mercado tradicional de las tiendas físicas, con lo cual sin duda que todavía hay un espacio de crecimiento para muchos jugadores".

Para muchos, la segmentación es otro motor que seguirá empujando al sector. "El mercado es tan grande que hay espacio para muchos jugadores. No considero que haya una empresa o dos que se queden con la mayor participación. Además, cada una tiene su foco: algunas, como la nuestra, se enfocan en entrega rápida; otras, en el transporte de productos voluminosos; otras, en next day. No sé, cada uno tiene su nicho y su propósito. Para mí, hay lugar para todos", afirma Boiko.

El comercio electrónico tiene diversos eslabones y para Compiano Rielo el potencial está en todos ellos. Sin embargo, la clave es la mejora continua. "Este escenario evolutivo también plantea nuevos desafíos ante consumidores informados y conscientes, que buscan experiencias memorables con las marcas", proyecta. Para el emprendedor, la logística juega un rol clave en el proceso de fidelización y captación del cliente. Dice, asimismo, que "el camino es la colaboración", tanto con las marcas, como con los proveedores y otros actores del ecosistema.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios