Cómo alcanzar el máximo rendimiento del equipo en una pyme

La estructura del grupo humano es cada vez más importante en las pequeñas y medianas compañías. Directivos que se desempeñan en distintos sectores cuentan cómo funciona y de qué forma motivan a los equipos de trabajo.

Cómo alcanzar el máximo rendimiento del equipo en una pyme

Ya lo dijo una vez Michael Jordan, uno de los mejores jugadores de la NBA: "El talento gana el juego, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan los campeonatos". Una frase también aplicable en el mundo de los negocios.

Para que una pequeña o mediana empresa alcance el éxito, la conformación del equipo laboral dentro de la organización es fundamental para la obtención de sus objetivos. "Un equipo sólido, con valores y metas prefijadas, es un equipo que puede vivir y sobrevivir a los mejores y peores momentos de la empresa", explica Sebastián Mónaco, docente universitario, especialista en Pymes y Emprendimientos.

Sin embargo, la cultura de la compañía en cuestión estará impregnada de la sabiduría de su fundador, es decir que, "si el dueño de la compañía es individualista y sin capacidad para delegar, lo más probable es que implemente una cultura de: "divide y reinarás" (ese tipo de culturas tóxicas, que se basan más en la información "de pasillo", pueden permitir que la empresa crezca, pero no que se desarrolle con todo su potencial), opuestamente, si su fundador fomenta valores de respeto mutuo, calidad, aprendizaje constante, trabajo en equipo, entre otros, puede llegar a lograr un equipo sólido que pueda tomar riesgos y resuelva situaciones complejas sin necesidad de la omnipresencia del dueño de la empresa", comparte Mónaco con El Cronista Pyme.

Consensuar y acordar en equipo

"Al máximo rendimiento se llega solo trabajando en equipo, acordando, consensuando, evaluando nuestra tarea permanentemente y capacitándonos para brindar lo mejor. ¿La fórmula para mantener el equipo vigente? conjugar la experiencia con los nuevos aportes de las nuevas generaciones", indica Mariana Velo, vicedirectora del Jardín de Infantes La Hormiguita Viajera, institución que nació en 1965 y sigue vigente por su trayectoria y calidad educativa. En este establecimiento -dirigido por la familia fundadora- trabajan actualmente 20 personas, entre docentes y no docentes.

En opinión de Eduardo Fagliano, socio de Casa Fagliano, una pyme que se especializa en la fabricación de calzado hecho a medida, con una producción totalmente artesanal, "una de las claves es trabajar no para el ojo que te mira, sino con plena conciencia de hacer un buen trabajo con la perfección del artesano en su máxima expresión, con todos los sentidos puestos y la autodisciplina durante toda la elaboración del producto".

"La visión de los fundadores desde su inicio: calidad de las materias primas de distinto origen y un producto cuidado hasta sus más pequeños detalles, respeto hacia el cliente, y como meta en particular enseñar el oficio integral o actividad a las generaciones futuras. El buen trato y las buenas palabras ayudan a construir un sano clima de trabajo", destaca Fagliano, quien entre líneas cuenta orgulloso que el fundador de esta Casa fue su bisabuelo en 1892. Hoy junto a su hermano son la cuarta generación y la quinta ya está involucrándose activamente en la compañía.

Liderar con convicción

"Como emprendedor aprendí que no importa el equipo que tengas que armar. Lo importante es liderar con convicción, teniendo objetivos alcanzables, la sensibilidad con el otro juega un rol importante. Elegimos trabajar con el 90% de mujeres. Encontramos en ellas respeto, compromiso, confianza, lealtad y por sobre todo pasión por su trabajo", indica Jonatan Córdoba, fundador y director de eventos en Paraíso Mágico, servicio para eventos infantiles, sociales y corporativos, que está por cumplir 15 años.

A la hora de retener el talento, algunas pequeñas y medianas empresas también optan por brindar incentivos por rendimiento. "Somos flexibles con horarios y faltas por razones personales, estamos abiertos a escuchar reclamos o sugerencias de ellos y mantenemos una buena relación personal siempre con respeto. Toda esta conjunción hace que los empleados se sientan comprometidos y a gusto con su trabajo y rindan de la mejor manera", destaca Gerardo Germanó, presidente de Tekmaq.

¿Existe la fórmula exacta para lograr un equipo de alto rendimiento?

"No, pero sí existen temas a tener en cuenta. Contar con empresas que tengan claro hacia dónde se dirigen y cómo lo quieren lograr. Tener personas idóneas para la tarea que van a realizar. La empresa debe tener una política clara de RRHH (y si no la tiene, crearla), que determine cómo van a ser evaluados los miembros del equipo y si obtendrán algún tipo de beneficio por la consecución de los objetivos planteados. El líder debe ser una persona flexible, hábil y que comprenda que va a trabajar con distintas generaciones y con diferentes personalidades, por ello el grado de adaptabilidad es necesario a la hora de crear equipos de alto rendimiento", dice Sebastián Mónaco.

Y, tal como destaca Córdoba, "esto es como un equipo de futbol, tenemos que encontrar la habilidad de cada uno y potenciarlos al máximo".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar