Historias de garage

Esta empresa comenzó "de casualidad" y hoy tiene 160 clientes y factura $54M al mes

Fundada en 1997 por Christian Pradelli y Agustín Javier Sánchez, Soluciones Informáticas Globales hoy cuenta con más de 160 clientes en todo el país, 20 empleados y atiende soluciones para la industria de la producción, retail, minoristas y hotelería.

Soluciones Informáticas Globales nació en 1997 "casi por casualidad". A Christian Pradelli, uno de los socios, se le presentó la oportunidad de desarrollar un sistema para la agencia de vehículos Palmino Automotores, de Monte Grande. 

Agustín Javier Sánchez de SIG. 

En ese momento Agustín Javier Sánchez, el otro socio de SIG, trabajaba en un instituto terciario (ESBA) y estaba a cargo del mantenimiento de los equipos y redes. 

"Además del sistema había que armar una red para poder dar soporte al desarrollo", cuenta él. Entonces mezclaron las "expertises" de ambos en ese primer proyecto juntos.

"Casi inmediatamente surgió la posibilidad de desarrollar una aplicación para autoevaluación de alumnos para el instituto ISEF, donde se preparaban alumnos para el ingreso a la facultad de medicina de UBA", agregan.

"La aplicación se dividió en dos partes, un back office que permitía mediante el dictado armar las evaluaciones un front-end en el que los alumnos se autoevaluaban".

A estos proyectos le siguió la venta, instalación y mantenimiento de PC, redes y servidores. "Uno de nuestros clientes de aquel momento era la gente que llevaba adelante el suplemento arquitectura del diario El Cronista y, además de armarles la red y las islas de edición, tuvimos oportunidad de formar parte del staff periodístico cubriendo eventos y exposiciones técnicas, relacionadas con el rubro de la arquitectura y redactando las notas para el suplemento".

A mediados de 1998 Pradelli rescató un viejo proyecto: un sistema desarrollado para una distribuidora de productos Arcor propiedad de un familiar. "Ese desarrollo comenzó alrededor de sus 15 años y continuó hasta comenzada su carrera universitaria, momento en que decidió buscar otros caminos", explica el empresario.

"El sistema estaba desarrollado en Clipper 5.2 y tenía el nombre de ‘Distribu'. La gente de la distribuidora nos contactó y nos solicitó retomar el proyecto original, ya que estaban teniendo una mala experiencia con el sistema que adquirieron a solicitud de Arcor".

Fue así que, gracias al "boca en boca", Soluciones Informáticas Globales fue incrementando la cartera de clientes. A partir de esa versión original en Clipper decidieron rearmar la aplicación, recrear al "Distribu" y sacarlos del DOS y las tablas DBF e ir hacia un desarrollo visual y cliente-servidor.

  "Ese nuevo desarrollo fue bautizado SIGMA, por varios motivos: la empresa se llama SIG (Soluciones Informáticas Globales), así que SIGMA era en principio, un producto de SIG. Por otro lado, la letra griega SIGMA mayúscula se utiliza en matemática para indicar una sumatoria y esto era un producto de la suma de ambos esfuerzos. Finalmente, propusimos que SIGMA significara Sistema Integral de Gestión Mayorista", detallan los voceros.

 Agustín Javier Sánchez, cofundador de SIG.

En la actualidad, la compañía posee tres unidades de negocio. Una enfocada a un software de gestión SIGMA ERP para la industria de la producción, retail y minoristas.

Otra es un software de recolección de datos, información de sell out para compañías productoras, conocido por las siglas ETL y, por último, un sistema de gestión hotelera llamado ARGUS.

Para llegar a esas soluciones, cuentan los socios, "comenzamos sistemas parametrizados, durante los primeros años de la empresa, casi los primeros 15 años. Si bien nos hizo crecer ese tipo de formato, también resultó con el tiempo difícil de sostener, en cuanto a la capacitación del personal. Por ese motivo, desde el 2014 definimos que el rumbo sería trabajar en pos del producto, un producto estable y estándar, ofreciendo las mejoras que surgían a todos, lo que también le da flexibilidad de abarcar".

En ese camino, el de emprender, uno de los mayores desafíos para la empresa fue la presión fiscal, "que es cambiante", dicen. "Uno no sabe lo que le va a suceder al ejercicio que estamos transitando el año que viene; es muy difícil la previsión".

Por otro lado, la pandemia obligó a quienes forman parte de la empresa a reorganizarse. "Nunca habíamos tenido home office", cuentan los ejecutivos.

"Sin embargo, realizamos inversiones en software CRM que se embebió en los sistemas para brindar soporte directamente desde el sistema al usuario. Luego ampliamos nuestros horarios de atención, algo necesario porque el 80% de nuestra cartera de clientes corresponde a la industria alimenticia, que en pandemia tuvieron una fuerte demanda. Otro desafío fue sortear el impacto de trabajar por turnos y por empleados enfermos por Covid".

Entre los clientes de mayor envergadura de la empresa figuran Unilever, La Dolce SRL, Kopelco S.A, Pilares Cía. Alimenticia (Gaona), Cepas Argentinas y Parodi SRL. 

La facturación llegó a 54 millones de pesos en 2020 y esperan lograr un crecimiento del 20% este año. 

"Además, buscamos seguir consolidándonos en el sector como referentes de sistemas ERP para productores, distribuidores y mayoristas de productos de consumo masivo; lograr la inserción al mercado hotelero, por medio del sistema ARGUS SAAS y la expansión a otras regiones del país y Latinoamérica, tanto para el mercado de SIGMA ERP como ETL", concluyen los voceros. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios