Real Estate

Trabas a las importaciones frenan la construcción de edificios de lujo

Los desarrolladores de edificios premium están en alerta: el cepo dificulta la llegada de insumos claves, que no se producen en el país, como ascensores, porcelanato, vidrios y equipos tecnológicos. Por qué no se pueden reemplazar con insumos nacionales. Cuánto se demoran las entregas de las propiedades

En esta noticia

 Las trabas y restricciones a las importaciones complican a la industria de la construcción. Pero, sobre todo, a los emprendimientos de lujo, que utilizan un alto porcentaje de productos importados. A pesar de la cintura y la previsibilidad con la que se suelen manejar las desarrolladoras, ya anticipan que habrá demoras en las entregas de las propiedades que están construcción.

"Hoy, vemos que los emprendimientos de lujo están complicados con la materia prima, ya que gran parte de ella es importada. Esto retrasa los planes finales de obra", reconoce Damián Tabakman, presidente de la Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios (CEDU).

Lo cierto es que no es sencillo reemplazar los insumos importados por nacionales, en muchos casos, porque no se fabrican en el país productos de características similares.

"El problema existe y los que hacemos real estate de lujo estamos con conflictos por las compras que queremos hacer en el exterior. En este marco, ya pedimos una reunión con el Banco Central para ver cómo resolverlo porque hay materiales que son irremplazables", explica Alejandro Ginevra, presidente de GNV Group, que comandan los desarrollos más ambiciosos de Puerto Madero, como Madero Harbour.

Lanzan el 'Nordelta' de Paraguay y buscan inversores argentinos: cómo es el proyecto

Por qué vender un inmueble como lote puede ser un gran negocio

Las demoras no solo son por la dificultad de traer productos importados. Esto se da por una acumulación de factores que, en los últimos dos años, golpearon al sector de la construcción.

"Las demoras existen por una sumatoria de factores. En principio, por la pandemia: las obras se paralizaron por meses. Hoy, todos los proveedores locales tienen atrasos en las entregas. Además, la guerra entre Ucrania y Rusia complica el panorama porque se encareció aún más el transporte internacional", enumera el empresario.

Todos los jugadores reconocen que las tardanzas para traer materiales existen. "Se debería acomodar en los próximos meses y es fundamental trabajar con previsibilidad", explican los desarrolladores.

Reemplazar importado por nacional

"Hay ciertas normas que van cambiando todo el tiempo. Hoy, existe un cupo: hasta que uno noo ingrese al país lo que tiene autorizado no puede volver a comprar. Eso hace que todo el tiempo trabajemos atentos a la regulación: todo está cambiando constantemente", explica Gerardo Azcuy, presidente de Azcuy Desarrollos, firma que actualmente tiene en marcha seis proyectos premium en Caballito.

Madero Harbour, uno de los desarrollos más ambiciosos de la Ciudad en Puerto Madero

Si bien los empresarios de la construcción se convirtieron en expertos en materia de fintear restricciones y buscar opciones, no todos los materiales importados se pueden reemplazar por insumo local.

"Un ascensor para 200 metros no se puede reemplazar porque no hay en la Argentina", ejemplifica Ginevra.

Además, agrega: "Etamos trayendo cocinas de Brasil, que son las que ganaron la licitación. Si no puedo importarlas, tendría que volver a licitar. Eso demora tiempo. Lo mismo, con los vidrios: también los traemos del exterior".

"Todo el proceso de volver a elegir materiales demora. Si se elige el importado, es por algo. No puedo imaginarme cómo se harían edificios de lujo sólo con los materiales locales. Si esto continúa, se retrocede varios años en la tecnología con la que estamos trabajando", gráfica el empresario de Puerto Madero.

Los emprendimientos de Azcuy en Caballito apuestan a la clase media

Retrasos

Por la pandemia, las obras en construcción se vieron detenidas y tuvieron que re-programar las fechas de entrega. Para los desarrolladores de lujo de la Ciudad de Buenos Aires, estas complicaciones generarán nuevos retrasos.

Aunque, en el caso de los desarrollos que apuestan a la clase media, los plazos parecen mantenerse. "Hubo retrasos de tres o cuatro meses al principio, hoy nos acomodamos y trabajamos con previsibilidad. Compramos los productos con tiempo", reconoce Azcuy. Asegura que, en su caso, no habrá grandes modificaciones en las fechas de entrega.




Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.