Furor

Sbarro, la pizzería neoyorquina, sigue abriendo locales en el país después de su éxito en la calle Corrientes

Tras el éxito de Sbarro en Avenida Corrientes con su pizza neoyorkina, el grupo que trajo la marca a la Argentina busca expandir la cadena con nuevas sucursales. Dónde y cuántas abrirán

Sbarro se expande en la Argentina con la apertura de nuevas sucursales, a un año de su llegada al país. Tras el éxito de su primer local en Avenida Corrientes, la cadena estadounidense de pizza estilo neoyorkina prevé terminar 2022 con cinco puntos de venta operativos y cinco más en obra. 

"Hoy tenemos abierto el local del microcentro porteño, que es un local insignia a nivel mundial para Sbarro, y ya tenemos en obra cuatro sucursales más que estaremos abriendo hacia fin de año", adelanta José Granero, director de Sbarro Argentina.

Ni las mascotas se salvan del cepo: ya hay subas de precios en la comida para perros y gatos

Cepo al helado: qué sabores ya no se consiguen y cuáles faltarán por falta de insumos

Como parte de su hoja de ruta trazada en su plan de crecimiento, la marca proyecta abrir siete locales en 2023 y tiene el objetivo de llegar a los 30 en funcionamiento en 2025. 

Detrás de la apuesta se encuentra Desarrolladora Gastronómica, uno de los principales players del mercado gastronómico nacional, que busca afianzarse en la escena gourmet local y regional, apalancado en el auge que vive la industria tras el golpe que sufrió con la pandemia.

El grupo es dueño de las pizzerías Kentucky y Rebelde by Kentucky, un nuevo formato que abrió en junio. También maneja la red de restaurantes Dandy, que amplía su presencia con nuevas sucursales en polos gastronómicos como Villa Urquiza, Villa Devoto, Caballito y Palermo. Además, hace unas semanas abrió Sunny, un nuevo bar de comidas y cócteles en Devoto.

SBARRO ABRE NUEVOS LOCALES DE PIZZA NEOYORKINA: DÓNDE

"Las próximas aperturas de Sbarro van a ser en los principales shoppings de la Ciudad y el Gran Buenos Aires. Y siguiendo el estilo de la primera ubicación, Seguiremos sumando locales a la calle. Ya hay en obra una sucursal en Rosario", anticipa Granero.

Asimismo, Sbarro se encuentra en conversaciones para llegar a plazas como Mar del Plata, Córdoba, Neuquén y Tucumán, para ampliar su alcance al interior del país. 

Sbarro sumará cuatro sucursales más en el país antes de fin de año.

Habrá un mix entre formatos pequeños, pensados para el consumo al paso, y otros más grandes, con salones en ubicaciones de mayores dimensiones, con la posibilidad de tener drive thru o 'Auto-pizza'.

Cuánto cuesta poner una franquicia de Sbarro

En todos los casos, la expansión es bajo el formato de franquicias. La inversión requerida para montar un local de Sbarro varía según el tamaño de la superficie. Hay que calcular un desembolso inicial de u$s 120.000, con un tiempo de recupero estimado en menos de 24 meses.

Desarrolladora Gastronómica ofrece el uso de marca, el acceso a un modelo de negocio "probado y exitoso", las recetas de una propuesta que se compone de un mix de productos, su know-how, el acompañamiento en la puesta en marcha, el apoyo en la comunicación y el reclutamiento de personal.

Busca que los franquiciados tengan experiencia comercial en otras operaciones, que se involucre en la gestión, y, preferentemente, que sea un operador gastronómico que quiera expandirse, con capacidad financiera y ambición de crecer.

Hay que calcular un desembolso inicial de u$s 120.000, con un tiempo de recupero estimado en menos de 24 meses.

El éxito de Sbarro en Avenida Corrientes

La reactivación de la gastronomía tras los efectos del Covid-19 se observa en la alta demanda que tuvo Sbarro desde su llegada a la Argentina. Luego de que la Avenida Corrientes tuvo prácticamente a todas sus pizzerías cerradas, sin el movimiento de oficinistas, con la noche 'apagada' por la escasez de oferta de espectáculos teatrales y la ausencia de turistas, el corredor vuelve a ganar vida.

El primer local que abrió en agosto en Avenida Corrientes 1267, entre las calles Libertad y Talcahuano, a metros del Obelisco, ocupó un inmueble de 400 metros cuadrados, de dos plantas, que dejó libre McDonald's y superó las expectativas iniciales.

"El producto tuvo un alto grado de aceptación. La repercusión fue tal que nos escriben de todas partes del país consultando cuándo abriremos locales en otras ciudades. Llegamos a tener colas en la entrada. Ese es el termómetro que nos demuestra el éxito que está teniendo la marca", cuenta Granero. 

La repercusión fue tal que nos escriben de todas partes del país consultando cuándo abriremos locales en otras ciudades. Llegamos a tener colas en la entrada

"Para impulsar aún más el consumo, lanzamos promociones atractivas que hacen que haya un constante flujo en la pizzería, potenciado por la ubicación estratégica del primer local, situado en una avenida que recibe turistas locales e internacionales todos los días, y que están ávidos de ver obras de teatro y comer bien en un lugar agradable. Es una propuesta distinta, ya que no existe en el país un concepto simular ni el mundo un Sbarro de las dimensiones del que tenemos en Avenida Corrientes, con dos pisos y una barra de tragos", agrega.

Su propuesta aspiracional transporta a sus visitantes a las calles de Brooklyn, y evoca a un entorno de película, con imágenes de marquesinas que se entremezclan con alusiones porteñas, en un diseño que ganó un reconocimiento por ser el más innovador de las más de 1000 sucursales que tiene la marca a nivel mundial.

La historia de Sbarro y el fracaso de Pizza Hut en el país

La cadena fue fundada en 1956 en Nueva York, en el barrio de Brooklyn, por los inmigrantes napolitanos Gennaro y Carmela Sbarro. Empezó como una tienda de comestibles hasta que en 1967 abrió su primer restaurante en el centro comercial Kings Plaza, que supuso su evolución al negocio de comida rápida italiana para llevar y, luego, al de la pizza.

Hoy, opera en 26 países. Cuenta con más de 1000 franquicias y planea crecer a razón de 70 aperturas por año alrededor de todo el mundo. Además de pizzas XXL y porciones, comercializa strombolis, tragos, postres y más productos, en un formato parecido al fast-food, sin servicio a la mesa.

Sbarro fue fundada en 1956 en Nueva York, por los inmigrantes napolitanos Gennaro y Carmela Sbarro.

La Argentina era uno de los pocos mercados que le faltaba conquistar en América del Sur. Ya tiene presencia en Brasil, Chile, Colombia, Bolivia, Perú, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Costa Rica.

Sbarro tiene el desafío de dejar atrás la idea que se instaló con el fracaso de su competencia. Pizza Hut desembarcó en la Argentina en dos oportunidades, en los años '80 y '90. Llegó por primera vez en 1983. No pudo instalarse como una alternativa fuerte a las pizzerías tradicionales.

Sbarro tiene el desafío de dejar atrás la idea que se instaló con el fracaso de su competencia.

En 1997, tuvo su segunda chance, de la mano del fondo de inversión The Exxel Group, hasta que abandonó el mercado. El último intento fallido fue en 2010, cuando el grupo D&G (hoy Inverlat), dueño de Havanna, amagó con su regreso.

Domino's Pizza tampoco logró seducir al paladar criollo y tuvo un paso fugaz en los '90. En 2016, su vicepresidente, Brian Trier, señaló que el foco estaba centrado en llegar a la Argentina por "la gran oportunidad" que representaba el mercado nacional. "Es el país más grande de la región donde aún no estamos presentes, evaluamos el ingreso", expresó en ese entonces. Pero el proyecto se archivó.

Tags relacionados

Noticias del día