Autos

Prevén una caída en las ventas de 0 km de 20%, aún con el impulso de Precios Justos

Por baja demanda, poca disponibilidad de modelos, sobre todo aquellos incluidos en el programa Precios Justos, y sobreprecios, el sector espera que las ventas de autos caigan entre un 15% y un 20%

En esta noticia

A menos de un mes del comienzo del programa Precios Justos en los autos, algunos modelos ya no tienen stock, mientras que los precios atraviesan una fuerte incertidumbre. En este contexto, los concesionarios esperan que las ventas de 0 kilómetros bajen entre un 15% y un 20% en septiembre.

A pesar de que, a comienzos del mes, el Gobierno acordó el congelamiento de precios de algunos modelos con las automotrices -a cambio, liberarían importaciones-, el stock que formó parte de la norma era limitado. De hecho, algunas terminales participaron del programa con sólo 100 unidades. 

En un principio, según fuentes del sector, el acuerdo incluía 1400 unidades entre todas las automotrices. De esta manera, según informaron fuentes del sector a El Cronista, a causa del acotado stock de autos con valores congelados, sumado a los sobreprecios con los que se comercializa el resto y, a su vez, la tardanza en los tiempos de entrega de los vehículos -algunas concesionarias operan con listas de espera- el sector espera cerrar el mes con un total aproximado de 30.000 unidades patentadas.

Esto significaría 9000 unidades menos respecto al mes anterior, cuando se vendieron 39.027 vehículos en la Argentina. 

Cuáles son los modelos que aún se consiguen con Precios Justos

La lista de los nueve vehículos que forman parte del programa -se extenderá hasta fines de octubre- está compuesta por modelos de producción nacional, así como también de algunos importados.

Según la cámara de los concesionarios, los modelos que aún se pueden conseguir con el precio que establece la norma son aquellos que se producen localmente, como el Fiat Cronos, la Ford Ranger y la Nissan Frontier.

Respecto a los precios, la Frontier en su versión 2.3 4x2 manual -se fabrica en la planta de Santa Isabel en Córdoba- tiene un valor de $ 14 millones. La Ranger XLS 2.0 4x2 manual, sale $ 16 millones, mientras que el Cronos ronda los $ 8,8 millones.

Por el contrario, ya no quedan unidades disponibles del Polo Track, la Chevrolet Montana y el Toyota Yaris, ya que todos llegan importados desde Brasil. Según pudo saber El Cronista, Chevrolet y Toyota destinaron 100 unidades al programa, mientras que Volkswagen lo hizo con unas 300.

La actualidad del sector

En julio, tras el anuncio de la extensión del impuesto PAIS -que agrega una alícuota del 7,5% para todos aquellos vehículos provenientes del exterior- algunas automotrices ajustaron sus listas de precios en dos oportunidades.

Luego, los precios subieron, al igual que todos los meses, cuando inició agosto. Sin embargo, tras las PASO y el anuncio del Banco Central -dispuso un repunte del 22% sobre el tipo de cambio oficial, lo que llevó al dólar de $ 306 a $ 365,5- los valores de los autos volvieron a subir dos veces en un mismo mes. En este caso, Fiat y Volkswagen fueron las dos terminales que ajustaron sus precios.

No obstante, comenzó septiembre y ninguna automotriz publicó nuevas listas de precios, ya que, aunque estaba previsto que comenzara a regir el primer día del mes, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) no hacía oficial la actualización del nuevo piso del impuesto interno, también llamado impuesto al lujo.

Por esta razón, al no estar oficializado, el piso podría variar dependiendo el acuerdo al que llegaran con el Gobierno por los Precios Justos. Sin embargo, luego del anuncio del programa, las terminales ajustaron sus precios en un 12 por ciento.

No obstante, de acuerdo con un informe elaborado por Siomaa, el organismo que se encarga de las estadísticas del comercio automotor, en el acumulado del año -de enero a agosto-, los precios de los autos tuvieron un incremento de 69,8% contra una inflación de 80,2% y una suba del dólar del 100%.

Cómo impacta el impuesto al lujo

De acuerdo con la norma vigente -se mantendrá hasta finales de noviembre-, serán afectados, con el 20% de su valor, aquellos autos que superen los $10,5 millones de precio al público. Aquellos que tengan un precio superior a los $19,3 millones serán alcanzados por la segunda escala del impuesto.

El impuesto grava a los considerados autos para pasajeros, lo que exime del tributo a las pick-ups, que son vehículos comerciales.

Con el objetivo de evitar que algunos modelos queden afectados por este arancel, muchas terminales ponen diferentes versiones de un mismo modelo a un precio similar al de la versión de entrada de gama para ‘topear' el precio. Sin embargo, luego, se comercializa con sobreprecios.

Temas relacionados
Más noticias de autos

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.