Por el nuevo impuesto

Autos más caros: Stellantis y Volkswagen publicaron una segunda lista de precios para julio

A pocos días de terminar el mes, las automotrices decidieron trasladar el impuesto PAIS del 7,5 % a los precios de los vehículos. Cuáles fueron los que más aumentaron y cómo los afecta el impuesto al lujo

En esta noticia

A pesar de que quedan pocos días para que termine el mes de julio, Stellantis y Volkswagen decidieron publicar una segunda lista de precios de referencia para los concesionarios. Los aumentos de las automotrices oscilan entre el 2% y el 7,5% -el mismo valor del nuevo arancel-.

Esta medida se tomó a raíz de la extensión del impuesto PAIS (Impuesto para una Argentina Inclusiva y Solidaria), que anunció esta semana el ministro de Economía, Sergio Massa. Se trata de un impuesto del 7,5% que aplica para aquellos autos, motos, camiones, vehículos comerciales, embarcaciones y aeronaves que provengan tanto del Mercosur, como de cualquier otra parte del mundo.

Sin embargo, también afecta a las terminales que producen modelos en la Argentina, ya que la mayoría de los vehículos que se fabrican en el país tienen, al menos, la mitad de sus partes provenientes del exterior. De hecho, entre un entre un 25% y un 45% de las partes de los autos de producción local, son argentinas. El resto, se importa.

 Sólo están exentas de pagar el impuesto aquellas automotrices que fabriquen vehículos en la Argentina, pero cuya producción esté destinada al mercado externo.

Por esta razón, en el caso de Stellantis, por ejemplo, aumentaron los valores de los modelos importados de Brasil (como el Jeep Renegade y el Fiat Pulse), pero también lo hicieron los dos vehículos que la automotriz produce en la Argentina: el Peugeot 208 y el Fiat Cronos, (con 42% y 48% de piezas locales, respectivamente).

Cuánto aumentaron los precios de los autos 

Aunque la magnitud de los aumentos depende de la estrategia de cada automotriz y del porcentaje de partes importadas que tenga cada modelo, los incrementos de los precios de los autos para los últimos días de julio varían entre un 2% y un 7,5 por ciento.

La alemana Volkswagen aplicó una suba del 7,5% en su modelo base: el Polo Track. De esta manera, el precio de lista para julio -previo al anuncio- era de $ 6.336.800, mientras que, su valor para los últimos días del mes ronda los $ 6.812.050.

En el caso de la Amarok -su pick-up estrella, producida en la planta de General Pacheco, con gran cantidad de componentes extranjeros- aumentó, en promedio, un 3,5 por ciento. Por ejemplo, la versión Comfortline CDI 4x4 pasó de $ 16.287.700 a $ 16.858.011 en la lista de precios actualizada. 

Otros de los modelos del grupo alemán que tuvieron una suba en su valor fueron el Virtus, el Nivus y la T-Cross -todos importados- así como también el Taos, que, a pesar de que se produce en Pacheco, una gran parte de sus componentes se producen en el extranjero.

Peugeot, por su parte, incrementó en un 2 % el precio del 208. El valor de la versión base del modelo que se produce en El Palomar, pasó de $ 7.207.300 durante los primeros días de julio a $ 7.351.600 para fin de mes. El Fiat Cronos, que Stellantis produce en la fábrica de Ferreyra, en Córdoba, tuvo un aumento del 4,2 por ciento. Su precio de lista pasó de $ 6.301.800 a $ 6.569.700, en tan sólo 20 días.

A pesar de que el Citroën C3 no se fabrica en la Argentina -se importa desde Brasil- es uno de los modelos más económicos del mercado local. Sin embargo, su precio se incrementó en un 4,5 por ciento. Actualmente tiene un valor de $ 5.478.800, mientras que, a principios de mes, su precio rondaba los $ 5.242.000.

Cuáles son los efectos del 'impuesto al lujo'

Cada trimestre se actualizan los valores de la Ley de Impuestos Internos en su derivación de "Vehículos Automóviles y Motores, Embarcaciones de Recreo o Deportes y Aeronaves", también llamado 'impuesto al lujo'.

De acuerdo con la norma vigente -se mantendrá hasta finales de agosto-, serán afectados, con el 20% de su valor, aquellos autos que cuesten $ 5.893.963,10 recién salidos de fábrica, monto que se traduce en $ 8,4 millones de precio de venta al público. A su vez, los vehículos con precios de venta al público superiores a $ 15,5 millones, gravan con el 35% de su valor.

No obstante, de acuerdo con la actualización que entrará en vigencia a partir de septiembre -los valores se ajustaron un 24,6%- los vehículos que superen los $10.500.000 de precio al público, estarán alcanzados por la primera escala de impuestos internos. Aquellos que tengan un precio superior a los $19.300.000, serán alcanzados por la segunda escala del impuesto.

Con el objetivo de evitar que algunos modelos queden afectados por este arancel, muchas terminales ponen diferentes versiones de un mismo modelo a un precio similar al de la versión de entrada de gama para ‘topear' el precio. Sin embargo, luego, se comercializa con sobreprecios.

Un ejemplo es el del Citroën C4 Cactus. Tanto la versión de entrada, como las cuatro que le siguen, tienen el mismo valor en la lista que difundió la automotriz: unos $ 8.101.000.

Temas relacionados
Más noticias de Volkswagen

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.