Bajó 15% la venta

Por la crisis y el cambio de hábitos, empresas de pirotecnia se reconvierten y apuntan a vender todo el año

Cayó la demanda comparado a las Fiestas de 2022, un año positivo para el sector por los festejos del Mundial. Ahora, el negocio apunta a productos más económicos y 'amigables' que se puedan consumir todo el año

Por la crisis y el cambio de hábitos, empresas de pirotecnia se reconvierten con productos más económicos y 'amigables' que se puedan consumir más allá de diciembre. El sector terminó 2023 con una caída del 15% en las ventas comparado a 2022, el mejor de los últimos cinco años, en el que la demanda repuntó y se adelantó a la temporada alta por los festejos de la consagración de la Selección Argentina en el Mundial de Fútbol de Qatar.

Comercios y fabricantes locales -la mayoría pymes familiarias centenarias- lanzaron artículos innovadores con los que buscan superar la crisis de este sector en transformación por la caída de poder adquisitivo, la falta de stock y los desincentivos al uso de pirotecnia. La apuesta es desestacionalizar el consumo, con foco en fiestas, cumpleaños, recibidas y despedidas de solteros. Son de impacto sonoro bajo y tienen una mayor preponderancia de luces.

"Por el clima festivo del Mundial, en 2022 las ventas crecieron 30%, aunque llegó a haber picos de casi 100% con los partidos. Este año la tendencia cambió. El clima no favoreció el consumo. Navidad fue lluviosa en varias provincias. Históricamente, el 24 se consume menos que el 31. Esperamos que Año Nuevo fuera mejor que Nochebuena. Igualmente, se cumplió la expectativa de cerrar 2023 a la baja", analizó el secretario de la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales (Caefa), Hernán Antonini.

Además, mencionó que en Buenos Aires, el distrito que concentra las ventas, se perdieron clientes por la cantidad de gente que viajó por las Fiestas, que este año cayeron fin de semana largo. "Esto beneficia a las ciudades turísticas, sobre todo a la demanda de artículos pequeños", detalló.

En 2022, los precios se ajustaron un 70% interanual, por debajo de la inflación del periodo (). Este año, aumentaron un 150%. "Subieron más por la inflación que por efecto de la devaluación. No se llegaron a trasladar las subas, las listas de precios continuaron relativamente igual para fomentar el consumo. La gente se inclina por productos de menor valor, que son la base de la facturación", explicó Antonini.

Luego de un 2022 que fue el mejor de los últimos cinco años para el sector de la pirotecnia, las ventas volvieron a caer en 2023.

Otro factor que repercutió negativamente fueron las trabas para importar, que achicó la oferta tanto de productos importados como de nacionales. "Al no tener previsibilidad de pago para proveedores y menos insumos, tuvimos que adaptar los pedidos a las restricciones. Apenas el 20% de la pirotecnia es de origen argentino. El 80% proviene de Asia, principalmente de China, el mayor polo productor mundial de fuegos artificiales", explicó el ejecutivo de Caefa.

A ello se suma que la expansión del mercado está limitada por la capacidad de las fábricas, que no están preparadas para ofrecer un volumen de mercadería que pueda hacerle frente a la demanda potencial que la industria identifica, en un contexto en el que se impulsa un 'cambio cultural'.

Los clientes se vuelcan por productos con efectos lumínicos y de menor precio.

En Pirotecnia Pow señalaron que pese a los incrementos de las últimas semanas, mantuvieron los precios. "Respecto del año pasado, cerramos un 20% abajo en ventas. Hay una predilección por productos con efectos lumínicos. Importamos y compramos a fabricantes nacionales, y vendemos por mayor y por menor, con dos puntos de venta en Buenos Aires", afirmaron.

Fuegos artificiales y pirotecnia con menos sonido y más luces  

De esta manera, las compañías se enfocan en la promoción de estallos, morteros de colores y bengalas para mantener viva esta costumbre que acumula más de 100 años. Junto a gremios, organismos públicos y asociaciones de familiares de personas con trastornos del espectro autista (TEA) y agrupaciones de protección animal, Caefa lanzó la cuarta campaña nacional para alentar su uso. 

Estos nuevos productos se ensayan en laboratorios oficiales y universitarios, y se testean 48 horas en hornos a 75 grados. "Sus composiciones químicas son altamente estables, lo que garantiza la seguridad y que la industria nacional tenga los más altos niveles internacionales de calidad", apuntó la cámara.

Esta proliferación de acciones de sensibilización generó un aumento de la conciencia social, lo que se traduce en el menor uso de productos con estruendo. A su vez, varios municipios impusieron restricciones y otros directamente prohibieron su utilización.

Caefa lanzó la cuarta campaña nacional para alentar el uso de pirotecnia lumínica. 

La situación se ve reflejada también en el menor número de heridos: a diferencia de años anteriores cuando las guardias médicas atendían a cientos de pacientes, entre Navidad y Año Nuevo hubo 13 personas en la Ciudad de Buenos Aires que sufrieron heridas leves. 

No obstante, en el esfuerzo de reconversión juega en contra la mercadería ilegal, sin las aprobaciones de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac). En ese sentido, recomiendan comprar en locales habilitados productos que estén aprobados por la autoridad nacional. 

Temas relacionados
Más noticias de consumo

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés