Máxima tensión

Más tensión en el Neumático: Trabajo condiciona la negociación al levantamiento de la toma y notifica a la Justicia el acampe en uno de sus pisos

Fuentes de la cartera laboral dijeron que la presentación "no es una denuncia penal" contra el líder del gremio, Alejandro Crespo, sino una "manifestación" de que un sector del edificio está ocupado, por lo que los empleados de la dependencia no pueden ingresar a trabajar.

El atrincheramiento del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (Sutna) en una dependencia del Ministerio del Trabajo le puso una incertidumbre mucho mayor al conflicto que ya cumplió cuatro meses. En paralelo con la toma de la Dirección Nacional de Relaciones Laborales, en Callao al 100, el gremio anunció un paro por tiempo indeterminado en las tres fábricas de cubiertas que hay en el país: Bridgestone, Fate y Pirelli. Por lo pronto, el Gobierno tomó una decisión: no se retomarán las negociaciones hasta que se levante la toma, que incluye un acampe frente al edificio.

"Hoy por hoy, en Callao sólo están ellos", explican cerca de la cartera que lidera Claudio Moroni. Aclaran que el personal del Ministerio que trabajaba en ese inmueble se trasladó a la sede central, de la avenida Alem. "Mientras ellos estén ahí, no se retoma ninguna negociación", enfatizan.

En paralelo, la cartera que conduce Moroni realizó una presentación judicial para "manifestar" que un sector del edificio está ocupado, por lo que los empleados de la dependencia no pueden ingresar a trabajar. Voceros de Trabajo aclararon a El Cronista que la presentación "no es una denuncia penal" contra el líder del gremio, Alejandro Crespo. "Luego, la Justicia determinará lo que debe hacerse", agregaron. 

El Sutna tomó el edificio ayer al mediodía, tras finalizar abruptamente la trigésimo tercera audiencia que se realizó en Trabajo por la revisión de la paritaria 2021-2022. Argumentó la decisión, que incluyó el llamado a paro general indefinido en las tres plantas -Llavallol (Bridgestone), Merlo (Pirelli) y San Fernando (Fate)-, en, dijo, la intención de Ministerio y las empresas de "imponer de manera dictatorial el cierre de la paritaria 2021-2022, sin acuerdo del sindicato, y proponer unilateralmente un aumento insignificante de la paritaria 2022-2023, del 38% cuando las proyecciones oficiales llegan casi al 100% para ese período", según bramó Alejandro Crespo, secretario general del Sutna.

Además del atrincheramiento en la Dirección de Relaciones Laborales, hubo acampe del Sutna en Callao al 100, frente a la puerta del edificio

Desde el 17 de mayo, cuando finalizó la conciliación obligatoria que decretó Trabajo, el Sutna rechazó sistemáticamente la propuesta de las empresas, de incrementar en 16 puntos el acuerdo paritario que venció el 30 de junio y, de esa forma, redondear un aumento del 66%. Además, ofrecieron pagar un bono, con topes y sujeto a condiciones como presentismo, para quienes trabajen en fines de semana. Para el sindicato, la mejora es insuficiente frente a la inflación acumulada en esos 12 meses -fue del 64% entre julio de 2021 y junio de 2022, informó el Indec- y además se mantuvo inflexible en el pago al 200% -es decir, el triple- por las horas de sábados y domingos.

En paralelo, el sindicato implementó paros y bloqueos, que redujeron la producción de la industria del neumático a menos de la mitad. El sector, que emplea a 5000 operarios, ingresó al conflicto con un promedio de 1 millón de cubiertas al mes, según estimaciones del propio gremio. Se perdieron, por lo menos, 1,5 millones de unidades por la disputa, calculó públicamente Javier Madanes Quintanilla, dueño de Fate.

Así como las empresas quedaron estupefactas tras la reacción en la audiencia del martes, en Trabajo rechazan la justificación del gremio a su intempestiva medida. Recuerdan que el Ministerio no está legalmente facultado a laudar ni, mucho menos, cerrar una paritaria. "Siempre se negocian entre las partes y traen el acuerdo. El Ministerio no tiene potestad sobre las paritarias del sector privado", distinguen. 

Agregan que, cuando se llega a situaciones tan extremas como la de este conflicto, lo único que hace el organismo es generar las reuniones que sean necesarias para encontrar una solución. "Inclusive, otros ministerios han participado para tratar de que las partes lleguen a un acuerdo", recuerdan, en alusión al optimismo con el que actuó el entonces titular de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, para oficiar de mediador. 

Sin embargo, luego de más de 30 audiencias que fracasaron, el Sutna tuvo una reacción distinta el martes. Del lado oficial, afirman que no ocurrió nada distinto a las reuniones anteriores que haya podido detonarla. Seguidores del conflicto -que tiene en vilo a la indutria automotriz, que depende de las entregas de neumáticos para su producción- sugieren una decisión ya definida de patear el tablero. Recuerdan que el Sutna ya había convocado a una movilización a realizarse este jueves, frente a la Casa Rosada, para exigirle al Gobierno "que asuma su responsabilidad en este conflicto", según la proclama de Crespo, quien no proviene del sindicalismo peronista sino que abreva en el trotskismo.

De hecho, después de atrincherarse en el Ministerio, el Sutna convocó a los operarios de las tres plantas y "a todas las organizaciones sociales" (sic) a participar en el acampe de Callao al 100.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios