Health Leadership Summit

Este es el aliado fundamental para cuidar la salud de todas las personas

Nicolás Vaquer, presidente de CAEME y gerente general de Pfizer Argentina, y Fernando Coppolillo, gerente de Prestaciones Médicas de Medifé, hablaron sobre los desafíos que implicó la pandemia

La pandemia implicó un reto para los sistemas públicos de salud, pero gran parte de ese peso recayó en las empresas. Nicolás Vaquer, presidente de CAEME (Cámara Argentina de Especialidades Medicinales) y gerente general de Pfizer Argentina, y Fernando Enrique Coppolillo, gerente de Prestaciones Médicas de Medifé, pusieron sobre la mesa los desafíos que atravesaron y analizaron el futuro del sector.

Vaquer destacó el esfuerzo colaborativo que se realizó entre gobiernos, entes reguladores, universidades y empresas durante la pandemia. "Es algo muy importante que debe mantenerse porque esto nos permitió tener una vacuna en tiempo récord y también evaluarla y aprobada en tiempo récord".

También mencionó lo fundamental que fue la innovación en salud. "En Pfizer venimos haciendo esto desde hace muchos años. Pensá que antes un diagnóstico de VIH positivo era la sentencia de muerte y hoy con medicamentos, se puede convivir con la enfermedad. Con los cánceres pasa lo mismo. Con la pandemia todo esto fue el día y la noche, es por esto que hoy podemos tener una vida prácticamente normal", señaló.

Sobre la transformación digital, el presidente de CAEME, aseguró que "da muchos beneficios, algo que básicamente se traduce en datos. Esto implica ahorrar más dinero, hacer más eficiente el sistema, ayudar a los pacientes a tener una mejor relación con el sistema de salud. Si estamos en un momento en el que la transformación digital aún está sobre la mesa porque es porque va a ayudar a llevar al sistema de salud al siguiente nivel".

Y señaló que "estamos empezando a ver la transformación digital en salud, pero todavía falta mucho. La pandemia fue un catalizador muy importante. En primer lugar pensando en el sistema de salud desde la gestión de la pandemia: el manejo de datos, número de vacunados, todo el sistema del programa de vacunación. Hay que pensar que nos inscribimos en una aplicación, nos llamaban para vacunarnos. También la atención médica: Descubrimos en pandemia que podíamos realizar teleconsultas o por ahí tener recetas médicas de manera virtual, cosas que aceleraron y agilizaron la atención médica".

Vaquer trazó finalmente los desafíos que hoy tiene el sistema de salud argentino. En primer lugar la descentralización. "Cualquier sistema o innovación que quisiéramos implementar tiene que partir desde las provincias, distritos y hospitales".

"Otro desafío importante tiene que ver más con la cultura. La transformación digital también tiene que ser cultural porque tenemos que enseñar a un médico como cargar una historia clínica a una base de datos", resaltó.

Finalmente, habló sobre la implementación de herramientas tecnológicas. "Se necesitan muchas herramientas para que se haga efectiva una transformación digital. Estamos recién comenzando con esta transformación, falta mucho en este recorrido, pero lo más importante es la decisión política de poner en agenda este tema. Algo que tenemos que trabajar tiempo", planteó.

Por su parte, Coppolillo, dio cuenta de las enseñanzas que dejó a los prestadores la pandemia de Covid. "La adversidad de la pandemia fue una gran universidad. Hubo múltiples aprendizajes. Uno es muy interno de Medifé, que tiene que ver con la autoconfianza para trabajar frente a la adversidad".

Pero remarcó que "la gran enseñanza fue aprender a innovar y transformar la adversidad en desafío" y "cómo las metodologías ágiles se pueden aplicar a todas las innovaciones". "Hay también innovaciones en los procesos, en los servicios y productos que ofreces, y hay incluso innovación en el mindset, en la programación que uno tiene, las creencias que uno tiene", señaló.

Otro de los aspectos que marcó como enseñanza es el de "administrar obstáculos", muchos de los cuales son creencias o zonas de comodidad o confort. Y, permitir la realización de "pequeños avances" sin tener miedo a equivocarse. Y que el "error controlado" es parte del aprendizaje.

El ejecutivo destacó también como el hecho de tener un propósito les permitió "alinear todas las acciones" y realizar las acciones en tres esferas. Una con los asociados de Medifé que son los pacientes, la segunda en la relación con los prestadores y profesiones e la salud, y el tercer set de innovaciones en la relación con los propios colaboradores.

"Mantuvimos prácticamente durante un año y medio la operación de Medifé haciendo homeoffice. Generamos canales digitales con los clientes para las autorizaciones, para los medios de pago, la receta electrónica. Y logramos desarrollar un programa de telemedicina como CamDoctor que se fue instalando y hoy se fue expandiendo a distintas áreas".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios