Inversión

El gigante español Palladium quiere tener su propio hotel en Argentina

El grupo hotelero español Palladium, con 40 hoteles en el mundo y 1000 millones de euros de facturación anual, quiere tener un establecimiento en la Argentina. Sería con alguna de sus dos marcas urbanas (Bless o con Only YOU) y a través de un contrato de gestión, según explicó a El Cronista Jesús Sobrino, CEO de la cadena.

El grupo hotelero español Palladium, con 40 hoteles en el mundo y 1000 millones de euros de facturación anual, busca desembarcar en la Argentina. En primer término, sería con alguna de sus dos marcas urbanas -la de mayor lujo, Bless, o con Only YOU, de 5 estrellas- y a través de un contrato de gestión, según explicó a El Cronista Jesús Sobrino, CEO de la cadena

"Nos encantaría entrar con ese modelo en Argentina. Nunca lo haríamos en propiedad, al menos de momento. Por un lado, está barato para invertir pero hoy no se puede sacar el dinero del país y eso es un gran limitante", dijo el ejecutivo español, de visita en Buenos Aires.

La idea de que Palladium desembarque en la Argentina tiene argumentos sólidos. Como mercado emisor, los argentinos representan el 38% de los clientes de sus hoteles en el Caribe y Brasil, el porcentaje más alto según origen de la región. El país genera u$s 40 millones de facturación para el grupo. 

"Latinoamérica es muy relevante para nuestro negocio. Factura 111 millones de euros, dentro de los 1000 millones de euros de facturación global que el grupo superará este año", explicó Sobrino. 

Con esos números, el balance de Palladium cierra claramente en verde, con un crecimiento de 18% interanual y de 22% contra 2019, es decir comparado con la prepandemia.

Esa mejora en la facturación es consecuencia de más ocupación pero sobre todo por precio. "Tuvimos la necesidad de combatir la inflación en el mundo. En el segmento vacacional, como muchos de nuestros hoteles son all inclusive, el driver de gasto son las bocas que alimentar y que beben. Si el crecimiento se hace por ocupación no es tan eficiente como si se hace por precio, que tendría que ser capaz de generar más rentabilidad", explicó el CEO.

Jesús Sobrino, CEO de Palladium

Para aumentar los precios, el grupo viene reconvirtiendo hoteles, o sectores, convirtiéndolos en más premium, de más valor agregado. Una de las estrategias es la zona que llaman 'Family selection'. Esa propuesta de valor, con servicios de lujo y mejores prestaciones como piscinas en las habitaciones, permite tarifas más altas y la rentabilidad media de los hoteles que las tienen es mayor. Además, según cuenta Sobrino, es un modelo muy consumido por los argentinos.

Pero para la llegada a Buenos Aires, el CEO de Palladium tiene otro plan que los resort all inclusive a los que los argentinos están acostumbrados a ir. "Vamos a llegar con las marca Bless o la Only YOU. Si bien se trata de hoteles urbanos, no son los tradicionales de negocios, un segmento que la compañía cree que estaría saturado ya en Buenos Aires. Son hoteles que están muy bien anclados en el lifestyle, con restaurantes, entretenimiento, donde el lobby es social. Es ahí donde hay oportunidad para nuestras marcas", explicó Sobrino. Un Bless en Buenos Aires sería un establecimiento comparable con el Faena de Puerto Madero.

La compañía ya evaluó dos proyectos en Buenos Aires, pero ninguna de las opciones por ahora encajó con lo que buscan. "Nos encantaría entrar con un modelo de gestión en la Argentina. Nunca lo haríamos en propiedad, al menos de momento. Por un lado, está barato para invertir pero hoy no se puede sacar el dinero del país y eso es un gran limitante", explicó.

De hecho, es en gestión el negocio en el que Palladium quiere crecer en todo el mundo. Hoy, un 85% de su economía global está basada en propiedad y el resto en gestión. 

Además de Buenos Aires, la compañía mira otros destinos que puedan ajustarse a su portfolio, como Mendoza o Rosario.   

En cuanto el horizonte para llegar a la Argentina, según Sobrino, "depende de las condiciones económicas. Mientras más pronto, mejor. Pero tampoco tenemos prisa. Como no somos una empresa que cotiza en bolsa y que tiene que rendir cuentas porque además el precio de la acción cambia en función de las noticias, tenemos que estar atentos para que no se nos escapen las oportunidades importantes que encajen bien con nuestras marcas pero sin apuro. Si es en el próximo año, maravilloso. Si tenemos que esperar tres años, también".

Aun así, el ejecutivo dice que la expansión de la compañía está siendo más lenta de lo que le gustaría por algunas características del mercado. "En hotelería está pasando es que los dueños del dinero ahora son fondos de inversión, private equity, tienen un horizonte de inversión muy corto. Son muy competitivos y quieren comprar un hotel, sacarle todo el dinero lo más rápido posible y venderlo en tres años. Eso va muy en contra de lo que nos gusta como hoteleros. Lo ideal para nosotros son family office, gente de fortunas que quiere refugio en el sector inmobiliario pero no se quieren meter con la operación de los hoteles, los empleados", dijo.

En ese segmento buscan aliados. "Queremos encontrar family office que tienen el problema de desplazar capital para sacarlo de sus negocios y meterlos en ladrillos. Ellos no buscan que se les regrese el dinero en tres años. Quieren estar ahí en 30 años, tienen como nosotros una visión patrimonial".

¿Entonces no poder sacar dinero del país sería negativo para ustedes como compañía pero positivo para encontrar socio en la Argentina?, preguntó El Cronista a Sobrino.

De alguna forma sí. La Argentina es un mal escenario para atraer inversión extranjera pero bueno para el deployment de la riqueza de las empresas argentinas. Ahí es donde podemos jugar un papel importante.

¿Cómo financian sus inversiones?.

En la pandemia hubo que endeudar la compañía y ahora estamos rebalanceando las cuentas. Ahora que las tasas de interés están muy altas, todo lo que podamos se hace con equity. Incluso retrasando alguna inversión porque no nos conviene ahora apalancarla. Normalmente, buscamos un apalancamiento sano. Que no se desmadre demasiado. Y tenemos una visión muy patrimonial. No somos un fondo de inversión. Con el dinero que se hace de Ebidta se sigue invirtiendo y creciendo. Somos una empresa familiar.

Temas relacionados
Más noticias de hoteles

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.