Exportaciones

Peñaflor quiere ser una de las cinco mejores bodegas del mundo: cuál es su plan

El grupo dueño de marcas como Trapiche, Navarro Correas y Santa Ana es uno de los 10 mayores productores de vino del planeta. Busca mejorar su performance y, para eso, apunta a sacarle mercados de exportación a Chile

En esta noticia

El Grupo Peñaflor tiene un objetivo ambicioso: busca estar entre las cinco mejores bodegas del mundo. En un contexto complejo para la industria del vino argentino, no se trata de una tarea sencilla: en los primeros seis meses de 2023, las exportaciones cayeron más de un 31% y los despachos internos sufrieron una desaceleración del 9,9 por ciento.

Actualmente Grupo Peñaflor está dentro del top-10 de productores de vino a nivel mundial y es el primer exportador de vino embotellado de la Argentina, con presencia en más de  95 mercados.  Además, trabaja con más de 700 productores de uva independientes, cuenta con 3200 hectáreas propias, 12 instalaciones productivas y presencia en seis provincias vitivinícolas argentinas. 

"La coyuntura es compleja. La miramos y tratamos de ser más eficientes para tener siempre productos competitivos. Pero miramos a largo plazo y seguimos invirtiendo en nuestras marcas. Este año, tuvimos la cosecha más baja de la historia: los precios de la materia prima llegaron a su máximo histórico. Esto, en medio de un mercado en restricción", explicó Marcelo Belmonte, director de Viticultura y Enología del Grupo Peñaflor.  "Sabemos que estas coyunturas se modifican. Por eso, nuestros planes de inversión siguen siendo ambiciosos", remarcó. 

La dueña de etiquetas como Trapiche, Navarro Correas y Santa Ana es la principal productora de malbec en el mundo. Pero, para alcanzar el objetivo y convertirse en una de las cinco mejores bodegas del planeta, Belmonte aseguró que deberán revertir los efectos de la "malbequización". "Necesitamos mayor diversidad varietal. Hoy, el 54% de lo que se exporta es malbec. Tenemos que jugar en otras líneas, como los chardonnay y Cabernet Sauvignon. Son dos variedades muy buscadas en el exterior", indicó.

La competencia con Chile

Otra de las grandes complicaciones que afronta hoy el Grupo Peñaflor es la fuerte competencia que le representa Chile al mercado nacional. El vino argentino representa el 2,5% en el mundo; el país vecino tiene el 6% del share del mercado. "Esto se explica por los tratados de libre comercio", explicó Belmonte.

Algunas de las etiquetas de Grupo Peñaflor

 En ese sentido,  el ingeniero agrónomo, con casi 20 años en la empresa, aseguró que los últimos anuncios hacia las economías regionales sirven pero no resuelven el problema de fondo. "El quite de retenciones ayuda. Nosotros competimos con países con economías muy duras, que tienen tratados de libre comercio y con trabajo de promoción fuerte. Hay mucho vino en el mundo. Se produce más de lo que se consume. Competimos con Chile, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica. Pero el único país que cayó en producción es la Argentina", dijo Belmonte.

Mientras las exportaciones de vino argentino se desploman con una caída del 31,7% en el primer semestre del año, según datos del Instituto Nacional Vitivinícola (INV), Chile se fortalece. "Chile tiene condiciones propicias para la industria: es de capital intensivo con retornos bajos y requiere de mucho tiempo. Un viñedo puede durar hasta 50 años", resaltó Belmonte. 

Uno de los mayores ejemplos es el mercado de China. "Somos los principales exportadores de vino argentino a China. Sin embargo, es un número muy insignificante al lado de Chile. Nuestro vecino le exporta al país oriental lo mismo que nosotros le vendemos a todo el mundo", resaltó.

Y es que, mientras China paga un 17% en impuestos al importar vino argentino, con Chile, ese número es 0. "Los acuerdos de libre comercio son fundamentales para ganar mercados", sentencia el hombre de Peñaflor.

 Cómo llegar a ser número 5 en el mundo

Uno de los principales objetivos de Grupo Peñaflor es incrementar la presencia en nuevos varietales para, así, ganar nuevos mercados. 

"Empezamos a producir plantas para nuestros productores de muy alta calidad para que haya un aggiornamiento de sus varietales con una tendencia hacia nuevas cepas, asegurándoles un abastecimiento de uvas. Según donde tienen sus viñedos, le sugerimos a nuestros productores qué plantar. Esto lo hemos comenzado en Mendoza, en la zona Este y en Valle de Uco. Trabajamos con contratos de cinco a 10 años", explicó.

Hoy, los los principales mercados de Peñaflor son los Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido. "Buscamos llegar a un nuevo consumidor y seguir creciendo en estos mercados. Los Estados Unidos son el mayor productor y consumidor de vino en el mundo. Tenemos que aumentar nuestra presencia en este país", agregó.

El objetivo también está en seguir creciendo en el consumo local.  "Siempre buscamos entregar valor en nuestra marcas en todo el proceso productivo y ser cada vez más eficientes con innovación y fuertes inversiones. Vamos a lanzar nuevos productos y pensamos entrar en nuevas categorías. Hay mucha competencia; eso nos obliga a mejorar. Somos una opción para todos los consumidores", finalizó.





 

Temas relacionados
Más noticias de vino

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.