Gastronomía

Una de las parrillas más clásicas de Villa Crespo apuesta a un local en Estados Unidos

Con 35 años en la esquina de Honorio Pueyrredón y Luis Viale se convirtió en un emblema del barrio. Hoy buscan expandirse pero apuntan a los mercados del exterior por la caída del consumo local.

Don Zoilo se convirtió en una de las parrillas más clásicas de la Ciudad de Buenos Aires. En la esquina de Honorio Pueyrredón y Luis Viale, en el barrio de Villa Crespo, los fin de semanas hay largas colas para entrar a comer. Hoy el restaurante da un paso más y se lanza como franquicia con un objetivo claro: expandirse al exterior.  Sus dueños ya analizan propuestas para abrir una sucursal en los Estados Unidos.

Con 35 años en el mercado, el clásico bodegón tomó la decisión de lanzarse como franquicia el año pasado ante un boom de consumo y un salón siempre lleno de comensales. En un inicio la intención era expandirse, principalmente en la Capital y el Gran Buenos Aires. Pero, la decisión tomó otro rumbo este año ante la desaceleración en el consumo.

"El objetivo principal es llegar al exterior. Tenemos una propuesta de los Estados Unidos, en Miami, que estamos evaluando. También tenemos planes en Uruguay y Paraguay", contó Mauro Cisterna, gerente general de Don Zoilo.

El mercado local hoy está prácticamente paralizado. "Durante el primer trimestre de este año, los empresarios están estudiando las políticas del nuevo gobierno y no están tomando decisiones. Por eso, la mayoría de las propuestas llegan de plazas del exterior", dijo.

Según explicó  Cisterna se calcula una inversión inicial de entre u$s 550.000 y u$s 600.000 en locales amplios con más de 400 metros cuadrados (m2). Con una facturación anual promedio de u$s 1,5 millones. "Calculamos un recupero en 24 meses", dijo.

"La decisión de sumarnos al sistema de franquicias viene hace muchos años por las consultas constantes que tenemos de nuevas aperturas. Hoy creemos que es un buen momento para hacerlo mirando otros países", agregó el empresario.

El bodegón que se convirtió en un clásico de Villa Crespo

Un éxito a pesar de los bolsillos flacos

Don Zoilo se convirtió en el bodegón de moda en los últimos años. El gasto promedio es de $ 16.000 por persona en donde todos los platos son para compartir.

"Desde el 20 de diciembre que la carta está congelada. Pero sabemos que inevitablemente vamos a tener que ajustar los valores y empezaremos a sentir más la retracción en el consumo", reconoció Cisterna.

En Don Zoilo, sirven en promedio 180 kilos de asado por semana. Esos números serán difíciles de sostener en el corto plazo. "No solo debemos afrontar aumento en los costos de los proveedores sino también los servicios fijos como la luz y el gas que llagan con fuertes incrementos", dijo el empresario gastronómico.

El desembarco en el exterior será clave para equilibrar la balanza. "Tenemos que buscar proveedores de excelencia como los que contamos en el país para garantizarnos la calidad del servicio", explicó Cisterna.

Don Zoilo abrió sus puertas en 1989. En sus inicios, la esquina de Honorio Pueyrredón y Luis Viale, tenía una capacidad para 90 cubiertos. Se trataba de una parrilla  con una oferta acotada de platos, pero con cortes de calidad.

En 2015, se decidió ampliar la capacidad del restaurante que siempre estaba a salón lleno. De esta forma se sumaron 50 plazas llegando a las 140 actuales.

Pero no solo el salón se aggiorno, la carta también fue mutando a lo largo de los años. El fuerte sigue siendo la parrilla, a la que se sumaron platos de cocina como milanesas y pastas caseras. Hace dos años se incorporaron las carnes maduradas.

Temas relacionados
Más noticias de franquicias
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.