CEO Profile

El desafío de las automotrices: que el día a día no las desvíe del rumbo de largo plazo

Los pilotos en el país de Ford, BMW y Fiat, Jeep y RAM (Stellantis) tienen tres cosas en común: llevan décadas en sus empresas, hicieron carrera en el exterior y volvieron al país para implementar proyectos estratégicos, en un país de dificultades como el cepo a la importación y la falta de dólares

En esta noticia

En el evento CEO Profile, que organizó El Cronista junto a la revista Apertura, los número uno en el país de BMW Group, Fiat, Jeep y RAM en Stellantis Argentina y Ford Argentina se dieron cita en La Rural este jueves para hablar de la realidad del sector y sus trayectorias en las empresas que dirigen. 

El cepo al dólar obliga a automotriz a suspender toda su producción hasta fin de año

Autos: cada vez más argentinos eligen caja automática

Revelaron sus claves para gestionar el negocio y sus recetas de liderazgo, con la particularidad de que los tres ejecutivos expositores hicieron carrera en el exterior antes de volver a la Argentina, un agregado de valor que sumaron a sus CV y altamente reconocido en países con economías más estables y mercados sin sobresaltos.

LIDERAZGO FEMENINO

Ivana Dip, CEO de BMW Group en la Argentina, tiene 21 años en la compañía. La santafesina, egresada de la Universidad Nacional del Litoral, emigró a Alemania luego de recibirse para realizar una investigación en ese país. 

Así fue que inició su carrera en la casa matriz de la automotriz en Múnich. Pasó por diferentes áreas, hasta que fue expatriada en España, donde trabajó en la filial de esa nación. Luego, regresó a la Argentina. Rotó por varias divisiones hasta llegar a ser directora financiera y, más tarde, country manager, posición que ocupa desde mayo de 2021. 

Ivana Dip, CEO de BMW Group de la Argentina.

"En un mundo volátil y con conocimiento en el manejo de gestión en contextos de inflación, la casa matriz valora las experiencias que tenemos los ejecutivos argentinos", señaló Dip, sobre su plus en la función de líder de la empresa, que comercializa las marcas BMW, Mini y Motorrad (además de autopartes) en la Argentina.

"En el recorrido que realicé el último año como CEO de la subsidiaria local, el hecho de convertirme, muchas veces, en vocera de la compañía hace que el foco esté puesto en cuestiones no tan técnicas como estaba habituada, por mi expertise en finanzas", destacó.

Para Dip, mitigar riesgos y aprovechar oportunidades, con las habilidades de adaptación y flexibilidad, son aspectos cruciales en su background, hoy al servicio del liderzgo. "Seguir buscando el crecimiento pero con la conciencia de un riesgo contenido y apoyándome en los equipos de otras áreas para aprender de ellos y nutrirme es esencial", resumió. 

BMW tendrá novedades en el segundo semestre vinculadas a un nuevo modelo, en línea con la electromovilidad.

Sobre la industria local, la ejecutiva explicó que, pese a que la Argentina siempre tiene vaivenes, el grupo continúa realizando lanzamientos de productos. Al respecto, adelantó que habrá novedades en el segundo semestre vinculadas a un nuevo modelo, en línea con la electromovilidad.

"El mercado sufre los vaivenes de la economía y, lógicamente, estamos por debajo de la proyección del millón de unidades al que se aspiró años atrás. Sin embargo, hay clientes que siguen estando muy interesados. Lideramos el segmento premium en la primera mitad del año (en el acumulado hasta fin de junio). Hoy, esta categoría representa el 0,7% de la industria, cuando, históricamente, llegaba al 1%", explicó.

"Adaptamos nuestra estructura. Lo importante es ser sustentable. Por el momento, no tuvimos inconvenientes y trajimos la cantidad de unidades que proyectamos inicialmente. Confiamos en que esto continuará de la misma manera. Tenemos todos los canales de comunicación abiertos para que el diálogo se dé", comentó, sobre las restricciones a las importaciones.

Resolución de problemas y aceptación de la realidad

Por su parte, Martín Zuppi, presidente de Fiat, Jeep y Ram en Stellantis Argentina -el holding que nació de la fusión FCA Automobiles y Grupo PSA-hizo hincapié en la necesidad de distinguir entre "realidad" y "problema" para concentrar los esfuerzos en situaciones que se pueden cambiar y aceptar las que no.

Martín Zuppi, presidente de Fiat, Jeep y Ram en Stellantis Argentina. 

"A veces, perdemos tiempo pensando por qué no somos como tal o cual país. Cuando nos quedamos con esto, no nos ocupamos de resolver los problemas que tenemos, como en pensar en que la cadena de valor se sostenga en la Argentina, desde el primer proveedor hasta el último concesionario. Lo que no tiene solución es una realidad, para lo cual debemos realizar una lectura para poder comprenderla", reflexionó.

El ejecutivo hizo carrera en el Lingotto, la histórica sede de Fiat en Turín. Desde esa casa central, trabajó en el área comercial para la comunidad europea. "Me sorprendió el nivel de previsibilidad que hay en el desarrollo de innovación, en una industria que se basa en el cambio constante, desde la compra de un producto hasta su uso", recordó.

En ese sentido, expresó que "ninguna terminal se puede quedar quieta". "En países de nuestra región, es más difícil por el contexto, que cambia las reglas. Lo que encontré allá es la posibilidad de pensar en estrategias, que acá suelen mutar", afirmó.

Y resaltó que, estando en el extranjero, tomó conciencia del nivel de adaptación y resiliencia al cambio que tenemos los argentinos. "Es un valor agregado que todos tenemos casi de forma inconsciente. En Italia, lo noté mucho. Tenemos una gimnasia enorme", insistió.

Durante la cuarentena, Stellantis se centró en Cronos, que hoy es líder en el mercado local.

Por eso, para Zuppi, la oportunidad está en seguir produciendo, cada vez más, para continuar exportando, teniendo en cuenta la escasez de divisas que tiene el país. Así, ejemplificó con el trabajo que llevó adelante la automotriz. "Durante el lock-down, nos centramos en Cronos, que hoy es líder en el mercado local. Frente a las limitaciones de una economía cerrada, vimos que iba a haber restricciones cambiarias en la importación, lo que efectivamente ocurrió", señaló. 

"Entonces, desarrollamos más unidades y una comercialización distinta, con la opción de contratar un plan de ahorro que no requiere la presencia física. Entendimos que ese era el camino, no teníamos más opción. No tuve resistencias; por el contrario, recibí apoyo. Nos unimos todos. Actualmente, tenemos un nivel de producción que aumenta mes a mes e incrementamos la exportación", aseguró.

Diseño del largo plazo

En tanto, Martín Galdeano, presidente y CEO de Ford Argentina, ingresó a la empresa con un trainee en 1998. "Estuve 10 años en el exterior. Me tocó trabajar en países similares a la Argentina, con dinámicas parecidas, como Brasil, y en naciones distintas, como los Estados Unidos", relató.

Galdeano contó que aprendió de líderes globales, lo que lo ayudó mucho para su gestión. "Se valora nuestra capacidad de adaptación a la volatilidad. Somos reconocidos por ello. El mayor reto es diseñar el largo plazo, no solo de cara al producto que ve el cliente, sino puertas adentro de la organización", consideró sobre el desafío en la coyuntura actual.

Martín Galdeano, presidente y CEO de Ford Argentina.

"Con mirada en el largo plazo, Ford encara una inversión muy grande que marcará su futuro en el país y la región, para la próxima generación de la pick-up Ranger. Es un cambio cultural para optimizar la forma de trabajo. Asumí en mi cargo en medio de la pandemia, en julio de 2020, y nunca vi semejante transformación en los más de 20 años que llevo en la compañía. Lo estamos haciendo en un contexto muy desafiante", subrayó, en relación al desembolso de u$s 580 millones para producir la nueva generación de la pick-up Ranger en el país, el mayor proyecto de Ford en el país desde la inauguración de la planta de Pacheco, en 1961.

Asimismo, dio a conocer que "gran porcentaje del cambio está listo" y que "falta el último cierre de planta". "Tenemos previsto terminar en 2023", anticipó el ejecutivo que este año sumió la presidencia de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa).

"Cuando decidimos localizar la producción de un modelo, lo hacemos pensando en un mercado que tiene un tamaño mayor al de la Argentina".

Al igual que Zuppi, reafirmó la importancia de ser competitivos. "Cuando decidimos localizar la producción de un modelo, lo hacemos pensando en un mercado que tiene un tamaño mayor al de la Argentina, porque la talla nacional no alcanza. Buscamos competitividad estructural para exportar", expresó.

Y agregó que las terminales argentinas compiten entre las distintas marcas por ser la elección del consumidor, pero además de forma interna, con las plantas de otros países. "En el caso de Ford, la de Pacheco compite con las de Estados Unidos, Sudáfrica y Tailandia, para ser la fuente de abastecimiento de muchos mercados", comparó. 

Por último, el ejecutivo explicó que, al comienzo de año, cuando Adefa se reunió con el presidente Alberto Fernández, las expectativa era crecer al 30%. "Hoy, no estamos tan lejos de eso. Proyectamos entre un 25% y un 30%. Hay espacio para continuar creciendo, con procesos eficientes que nos permitan ser competitivos y con un marco regulatorio claro", cerró.

Tags relacionados

Noticias del día