Regreso a las aulas

Las librerías escolares buscan salvar las ventas con segundas marcas y descuentos del 50%

Con stock acumulado por una demanda que bajó hasta 60% en 2020, los comerciantes de útiles escolares lanzan promociones y suman artículos tecnológicos, de cara a un ciclo lectivo presencial y remoto

Con los días contados para el comienzo de las clases, los comerciantes de artículos escolares apuestan a salvar las ventas en el momento del año de mayor actividad para el rubro, después de un 2020 en donde la compra de útiles cayó hasta un 60%.

En medio de la pandemia, y con las aulas aún vacías, la canasta escolar básica aumentó un 48% interanual, según un informe de la consultora Focus Market: pasó de $ 2282 a $ 3399, por arriba de la inflación del año pasado que llegó al 36,18%, de acuerdo al Indec. Ante esta suba, y en una época de vacas flacas, las librerías activaron promociones con descuentos de hasta un 50%, lanzaron kits con precios especiales y sumaron segundas marcas, además de la financiación de bancos y fintechs hasta principio de marzo.

De cara a un ciclo lectivo que combinará cursada física con estudios remotos, también apuestan a recuperar las ventas perdidas en 2020 con la incorporación de gadgets tecnológicos, que ganan peso en la elección de los compradores ante un contexto en el que los alumnos pasan mayor tiempo en sus casas. Otra de las acciones que pusieron en marcha fueron envíos a domicilio y pedidos a los locales.

Mientras Falabella cierra más locales, aparece un tapado para quedarse con la cadena 

La baja demanda como consecuencia de la ausencia de clases presenciales por la pandemia se tradujo en una acumulación de stock que ahora los negocios intentan sacarse de encima. 

No solo bajó el consumo el año pasado. A diferencia de 2019, cuando se anticiparon las compras en diciembre por temor a la suba de precios, la tendencia no se repitió a fines de 2020. Por la incertidumbre sobre la definición del reinicio de las clases, las familias adoptaron una actitud cauta y prefirieron esperar a último momento. 

Esto derivó en un menor nivel de ventas, en una época en la que, pese a tratarse de temporada baja por el receso escolar, los comerciantes se ilusionaban con una reactivación.  

A esto hay que sumarle que los padres discuten con los colegios la necesidad de comprar nuevos útiles, teniendo en cuenta que el año pasado sus hijos prácticamente no los usaron. 

En este sentido, desde el sector aseguran que la situación económica se refleja en la intención de compra. "La gente está más prudente y criteriosa. Se toma el tiempo para elegir mejor", indican desde la Cámara Argentina de Papelerías, Librerías y Afines (Capla).

La situación económica se refleja en la intención de compra

"En las vísperas del anterior comienzo de clases predominaron las compras en diciembre por parte de padres previsores, que se anticiparon a una posible disparada de precios en enero y febrero. Pero este año la demanda viene planchada. Los clientes buscan precios. Muchos productos de temporadas anteriores están en liquidación", sostiene Oscar Paradela, gerente de Los Pibe, y reconoce que, en los meses más críticos de 2020, las ventas bajaron un 60%.

La empresa ofrece un 30% off en sus sucursales. "Trabajamos con varios proveedores que se ajustan a los diferentes perfiles de consumidores que tenemos, con un amplio rango de opciones. Las segundas marcas toman protagonismo", comenta el ejecutivo de la firma, y agrega que hoy los padres van a la librería habiendo tomado nota del stock que tienen en su casa

En sus 18 sucursales y su plataforma digital, Staples ofrece hasta un 50% de descuento en productos seleccionados, que incluyen desde post-it, biblioratos y cuadernos de tapas metálicas, hasta mochilas y sillas ergonómicas. En la tienda online se encuentran más de 3000 productos y sorteos por la vuelta a clases. 

Whirlpool invertirá u$s 40 millones en una fábrica de lavarropas

Para esta temporada, la cadena de venta de artículos de oficina y librería, que acaba de abrir una sucursal en el Dot Baires Shoppingpreparó combos con artículos de diferentes categorías. Hay para jardín desde $ 499, para primaria desde $ 899 y para segundaria desde $ 799. En este caso, los precios se incrementaron un 35% respecto de 2020.

"Con la incorporación de líneas más económicas, junto con buenos precios de las primeras marcas, logramos que la mayoría de los artículos de la canasta escolar se encuentren a valores accesibles, que pueden reducirse aún más con pagos con tarjetas de crédito y clubes de beneficios", sostiene Germán Di Carlo, CEO de Staples Argentina.

Su tienda virtual es una alternativa de compra cada vez más elegida: más del 70% de las ventas de la cadena ya provienen de este canal, que se renovó durante la pandemia. Además, para facilitar el proceso de compra, hace envíos a CABA y Gran Buenos Aires dentro de las 72 horas hábiles y en el resto del país en 96 horas hábiles.

Según la compañía, la facturación de 2020 cayó un 25% respecto de 2019, cuando alcanzó los $ 1300 millones. "El primer trimestre fue muy bueno, pero se vio opacado por el semestre abril-septiembre, donde la baja fue importante. A partir de octubre, se observó una pequeña recuperación, pero aún estamos abajo en términos de volumen", detalla el CEO.

El 2019 ya había sido un año duro para la industria, con un recorte de las ventas de entre un 40% y un 45% en comparación a 2018, según le explicaron a El Cronista fuentes del sector.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios