Eventos El Cronista

Capacitación y promoción de programas, las claves para reducir la brecha de género

Tanto el sector privado, como el educativo, se enfrentan al desafío de reducir la brecha de género en los ámbitos laborales mediante la visibilización y la formación académica

El 60% de los egresados de carreras de grado y posgrado a nivel nacional, son mujeres, según María Alegre, directora del Ciclo Mujeres Líderes y co-directora del programa Level Up y la Certificación Next Board de la Universidad del CEMA.

Según indicó la experta, si bien muchas más mujeres ingresan al mundo del trabajo mejor preparadas para roles de responsabilidad, sólo un 30% llega a los cargos gerenciales, mientras que el 20% consigue puestos directivos.

"KPMG hace un relevamiento anual en el país y, en el último, reveló que sólo un 14% de los puestos en los directorios de las 1000 empresas que más facturan en el país están ocupados por mujeres. Hace cinco años era de un 9%", develó.

Frente a este contexto, diversas empresas del sector privado, como ArcelorMittal Acindar, llevan a cabo diferentes programas y proyectos para eliminar el sesgo y crear espacios de trabajo más inclusivos y equitativos. "Para 2030 pretendemos que el 25% de nuestras posiciones de liderazgo sean ocupadas por mujeres", comentó Agustina Bonnin, especialista en Cultura y Diversidad de la empresa. Y agregó: "Actualmente, de siete personas en el comité ejecutivo que reportan a nuestro CEO, tres son mujeres. Nos da mucho orgullo compartir esto".

A pesar de estas cifras, la especialista reconoció que, la industria en la que trabaja, las mujeres se segregan verticalmente y eso le genera un desafío adicional a la compañía. En este sentido, ArcelorMittal tuvo un punto de inflexión en 2019 en términos de diversidad y género cuando incorporó sus primeras tres mujeres operadoras. "Hoy tenemos 60", dijo Bonnin.

Parte de la estrategia de la empresa para llevar a cabo estas acciones tiene que ver con el otorgamiento de becas, la articulación con universidades y la visibilización de otras mujeres que ocupan roles importantes en la compañía. "Hicimos una adecuación de nuestra infraestructura, armamos espacios amigos de la lactancia, tenemos políticas de derechos humanos y de diversidad e inclusión, promocionamos las vocaciones STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática) en mujeres y tenemos un protocolo en contra del acoso y la violencia", subrayó.

Estas acciones son importantes ya que, en muchos casos, la sociedad naturaliza sesgos que vienen de generaciones anteriores. De acuerdo a Alegre, los niños tienden a buscar ejemplos y se identifican con sus mayores. Y luego repiten esos mismos comportamientos. "Existen espacios que se perciben como naturales y allí es donde hay estereotipos para erradicar. Por eso, en la universidad visibilizamos a las mujeres que están presentes, que lo lograron, para mostrar referentes que puedan contar su historia y abrir el camino", afirmó.

Además, la universidad también desarrolla programas de formación con compañías privadas y otras entidades que preparan a las mujeres para formar parte de los directorios empresariales, y así crear espacios más diversos e inclusivos. Además, la entidad tiene cátedras de grado y posgrado y contenidos obligatorios vinculados a la gestión de personas. "Aunque veo un progreso grande a nivel discursivo, en los planes de acción concretos el tema es más variado", sentenció la directora.

Temas relacionados
Más noticias de inclusión

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.