Inversión estratégica

Bioceres apuesta por un fondo que invertirá u$s 300 millones en 500 emprendimientos

La empresa será el principal inversor de SF500, una iniciativa que busca duplicar el número de empresas de biotecnología en el país. Ya inyectó u$s 1 millón en cuatro firmas. Por año, desembolsará hasta u$s 15 millones de los u$s 30 millones anuales que se inyectarán

Cada vez más empresas crean fondos de inversión de venture-capital para apoyar a emprendimientos. Bioceres se suma a la tendencia, como main partner de un nuevo jugador que se acaba de lanzar en el ecosistema local: SF500.

Desde la compañía, describieron a la propuesta como el "brazo constructor de Bioceres de nuevas empresas", donde la firma de biotecnología agrícola ocupa un rol preponderante, con el 50% de la inversión total proyectada, sumado a la colaboración de otros actores.

La iniciativa tiene como meta inyectar u$s 300 millones durante la próxima década para potenciar el desarrollo de 500 negocios emergentes de base científica-tecnológica. Apunta a duplicar el número de players del rubro: se calcula que existen alrededor de 220 en el país.

La dueña de Apóstoles se queda con el negocio de arroz de un gigante suizo que desinvierte en la región

Vicentin dio otro paso para acordar con sus acreedores y cambiar de dueños

El aporte de bioceres

Bioceres, como principal aportante del fondo, apostará por el talento nacional e impulsará la transformación de equipos de investigadores en fundadores de compañías relacionadas a ciencias de la vida, en pos de catapultarlas al próximo nivel de evolución.

En las empresas que financie, tendrá una participación minoritaria: aunque los fundadores mantendrán su posición mayoritaria a través del tiempo, SF500 controlará el 25% de su patrimonio, como máximo, a cambio de la primera inversión.

En ese sentido, la biotecnólogica será el mayor inversor de este fondo, del que también participan otros privados y el Gobierno de Santa Fe. Aportará hasta u$s 15 millones de los u$s 27 millones que pondrán al año los privados. Los otros u$s 12 millones de esos u$s 27 millones anuales provendrán de socios institucionales e inversores a título personal.

En tanto, el ámbito público desembolsará u$s 3 millones anuales. De esta forma, el saldo por año será de u$s 30 millones, que, a 10, significará una suma total de u$s 300 millones.

En los primeros seis meses de funcionamiento de SF500, Bioceres invirtió u$s 250.000 en cada uno de los cuatro proyectos que ya recibieron financiamiento, por lo que desembolsó u$s 1 millón a la fecha. Al concentrarse en start-ups en edad temprana, las inyecciones de capital rondan entre u$s 250.000 y u$s 1 millón por emprendimiento. 

Omar Perotti, gobernador de Santa Fe, y Federico Trucco, CEO de Bioceres 

"Más allá de que existe una curva de aprendizaje lógica, buscamos que otros no cometan los errores que cometimos nosotros a lo largo de estos 20 años para llegar a donde estamos. Con la percepción de que tenemos más chances de generar valor, el propósito es crear a las Bioceres del futuro. Que haya 20, 50 Bioceres en 10 años", señaló Federico Trucco, CEO de la empresa, en el evento de presentación de SF500, que tuvo lugar en el Centro Científico Tecnológico de Rosario (CCT), en Santa Fe, con más de 300 asistentes. Estuvo presente el gobernador de la provincia, Omar Perotti.

Además de fondear el nacimiento de compañías, a través de SF500, Bioceres pondrá a su disposición su expertise para acompañar el desarrollo de los emprendedores mediante tres ejes de trabajo: construyendo capacidades que aceleren el paso del laboratorio a una start-up en condiciones de recibir su primera inversión, brindándoles a los equipos plataformas de investigación e infraestructura para desarrollar las aplicaciones de sus ideas científicas, y generando una red de actores que potencien el ecosistema, con acuerdos, mentorías, workshops, eventos y otras acciones.

El antecedente más reciente de la colaboración con el mundo entrepreneur que trazó Bioceres incluye a un grupo de investigación del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (Conicet-UNL). En conjunto, desarrollaron el trigo transgénico tolerante a sequía, HB4, que tiene incorporado un gen del girasol que incrementa la tolerancia a las condiciones de sequía, reduciendo las pérdidas de rendimiento frente al déficit hídrico. Ya recibió la aprobación regulatoria por parte de Brasil. 

El periodista Sebasian Campanario, Perotti y Trucco durante el lanzamiento del fondo

El caso de Bioceres no es aislado. Entre las empresas que lanzaron recientemente sus propios fondos de corporate venture capital, se encuentran Arcor y Coca-Cola, con Kamay Ventures, que ya concretó cinco inversiones; Grupo Sancor Seguros, con Sancor Seguros Ventures, que tiene como objetivo invertir u$s 10 millones en start-ups de base tecnológica de sectores vinculados a sus negocios. También, ganan peso las aceleradoras, como Wayra, de Telefónica; Oracle for start-ups, de Oracle; y Eklos de Quilmes.

Los proyectos que busca sf500

El fondo, liderado por profesionales con un amplio recorrido en el armado de start-ups científicas-tecnológicas, aspira a terminar 2021 habiendo financiado entre 25 y 30 emprendimientos. El próximo mes, se sumarán cinco start-ups al portfolio.

Las cuatro empresas que fueron seleccionadas hasta el momento son Onco Liq (abocada a la detección temprana de cáncer con el uso de las moléculas pequeñas microARNA), Dharma Bioscience (dedicada a ofrecer tratamientos de regeneración del cartílago de rodilla, que podrían convertirse en la cura de la artrosis), Biota Life (especializada en la oferta de dermatología de precisión, con tratamientos personalizados para afecciones en la piel, a base de prebióticos y probióticos) y Wonder (desarrollo que busca crear un biocuero a partir de un hongo presente en el orujo, un residuo de la industria vitivinícola).

Los segmentos que sigue de cerca SF500 son salud y bienestar, alimentos, biomateriales y neutralidad de carbono, categoría que comprende desde proyectos de agro hasta energía. 

Detrás de la dirección de SF500, se encuentra Francisco Buchara, cofundador y managing partner, que encabezó el desarrollo de proyectos públicos-privados de impacto en el ámbito local, provincial y nacional. El equipo de gestión también está integrado por Juan Soria, cofundador y director de Operaciones, y Fernando Isa Pavía, cofundador y director de Finanzas

Soria tiene más de 10 años de experiencia en actividades de vinculación y transferencia de tecnología. Fue director de Vinculación Tecnológica en Conicet, gerente de Investigación y Desarrollo en YTEC y coordinador del Departamento de Ciencia y Tecnología de la Unión Industrial Argentina (UIA). 

Por su parte, Isa Pavía cuenta con más de 10 años de trayectoria en finanzas corporativas. Fue socio de la consultora Deloitte y dirigió los departamentos de finanzas de diversas empresas.


Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día