Salud

No son tus años: cómo medir la verdadera edad que tu cuerpo tiene y la velocidad con la que estás envejeciendo

Si al día de hoy piensas que solo cuenta tu edad, está información te debe interesar. Existen varios tipos de relojes biológicos que revelan la diferencia de tus años cronológicos.

En esta noticia

En el ámbito de la salud y la medicina, la distinción entre la edad cronológica y biológica emerge como un concepto crucial. La edad cronológica refleja el tiempo transcurrido desde el nacimiento, mientras que la edad biológica mide el estado real del envejecimiento del organismo.

Este desfase entre ambas puede tener profundas implicaciones en la salud física y mental de cada una de las personas. ¿Cuántas veces te ha pasado que te dan más o menos edad de la que realmente tienes?

Mismas edades, diferentes apariencias.  Fuente: Freepik.

Así se debe hacer el té frío: el ingrediente estrella que potencia la infusión milenaria

La regla de las 10 F para bajar de peso sin esfuerzo ni dietas extremas: adelgaza hasta 3 kilos por semana

Es muy común, en especial con las celebridades, ver fotos comparativas entre dos famosos que tienen la misma edad cronológica, pero que a simple vista hay una gran diferencia significativa en su apariencia; es decir, que sus edades biológicas los hacen muy diferentes.

Diversos factores, como el estilo de vida, genética y entorno, influyen en la velocidad con la que envejece el cuerpo a nivel biológico.

Comprender esta dicotomía es esencial para abordar cuestiones relacionadas con el envejecimiento, ya que las disparidades entre ambas edades pueden impactar en la susceptibilidad a enfermedades crónicas, el rendimiento cognitivo y la calidad de vida en general.

Mujer y hombre. Fuente: Freepik.

En este contexto, investigaciones avanzadas y enfoques de atención médica personalizada cobran relevancia para adaptar intervenciones que promuevan el envejecimiento saludable.

Formas para medir tu verdadera edad biológica

Sobre este tema, en su canal de YouTube con más de 5 millones de suscriptores, habló el Dr. Sebastián La Rosa, médico y profesor de medicina.

"A mejor estilo de vida tengas para tu salud, menor va a ser la edad biológica de tu cuerpo, más joven vas a ser comparado con tus años cronológicos. A más diferencia tengo entre mi edad cronológica y mi edad biológica, mejor", afirmó De La Rosa.

Telómeros: se encuentran en las partes finales de nuestro AND. A mayor cantidad de células reproducidas para corregir los daños causados por los malos hábitos, mayor cantidad de telómeros se pierden, lo que hace posible la medición de la edad biológica.

"Cómo sabemos cuántos telómeros tiene un hombre promedio de todas sus edades, podemos compararlo con el estándar para saber si se es más viejo o más joven biológicamente que otras personas de la misma edad", asegura el profesional.

Relojes epigenéticos: uno de los más famosos es el reloj de Horvath. Con mucha más exactitud en relación a la medición con los telómeros, este método es mucho más certero al medir la edad biológica de una persona.

Reloj DunedinPACE: este método de medición de la edad biológica es uno de los más nuevos en investigación y supera a los dos primeros relojes biológicos porque predice y ayuda a detectar posibles enfermedades y resultados del paciente a largo plazo.

  1. Estima la velocidad a la que el organismo está envejeciendo
  2. Predice consecuencias en la salud que pueden evitar enfermedades crónicas prematuras
  3. Evalúa los cambios casi en tiempo real, del momento
  4. Sirve para predecir enfermedades en personas jóvenes mucho antes de que aparezcan los síntomas
  5. Es muy efectivo y determina si tus actuales hábitos son o no los correctos

Reloj biológico. Fuente: Bing AI.

Poder identificar tu verdadera edad biológica te ayudará a ponerle foco a las áreas de tu salud donde hay más riesgo de fallas y así prevenir y frenar enfermedades que podrían acabar con tu salud y vida antes de lo pensado.

Malos hábitos que aceleran el envejecimiento de tus edad biológica

Mantener una buena calidad de vida dependerá, no solo de tu genética, sino también de tus buenos hábitos para dormir, alimentarte, de trabajo y de socialización.

  • Fumar - Drogas
  • Exposición excesiva al sol
  • Dieta poco saludable
  • Falta de actividad física
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Estrés crónico
  • Falta de sueño
  • Exposición a contaminantes
  • Consumo excesivo de azúcares
  • Ignorar la salud mental

Diferentes mujeres, misma edad.  Fuente: Freepik.

Los buenos hábitos de vida, científicamente, está demostrado que retrasa el envejecimiento biológico reflejando los resultados en una piel más joven, mejor salud interna, una mente más sana, órganos y tejidos más saludables y menor aparición de enfermedades crónicas.

Temas relacionados
Más noticias de Salud