Primeros signos

Cáncer de piel: reconoce los lunares peligrosos

El cáncer de piel es el más común de todos. La exposición al sol y la falta de atención a las señales, como por ejemplo, lunares, hace que más personas padecen este diagnóstico.

En esta noticia

Según informó la doctora Rosa María Ponce, jefa del Servicio de Dermatología del Hospital General de México, Eduardo Liceaga, por año se diagnostican en todo el país mil nuevos casos de cáncer de piel, esto debido a que es el órgano más grande que el cuerpo humano tiene y el más expuesto a la radiación solar.

De acuerdo a lo informado por la profesional de la salud al Gobierno de México, quienes contraen con mayor facilidad el cáncer de piel son las personas que trabajan en el campo, los vendedores ambulantes, y uno de ellos clave, los factores genéticos, como por ejemplo, la piel blanca.

Piel quemada por el Sol. Fuente: Freepik.

El método japonés infalible para afinar la cintura en 5 minutos

El LÍQUIDO BLANCO que debes tomar cada mañana para QUITAR LA ACIDEZ: es fácil de hacer 

En esa medida, hay señales que pueden tomarse como una alerta para acudir al médico y hacerse un chequeo preventivo.

De acuerdo a un informe publicado por la Sociedad Argentina de Dermatología, (SAD), en su más reciente campaña contra el cáncer de piel, bajo el lema "podría ser un lunar o podría ser un aviso", se dio a conocer la forma cómo prevenir el cáncer de piel y detectar las señales de alerta.

Prevenir el cáncer de piel con un autoexamen

La exposición a los rayos X, cicatrices severas, exposición al arsénico, enfermedades genéticas, historial de cáncer de piel en la familia, exposición a los rayos ultravioleta RUV de forma constante y sin protección también son causantes del cáncer de piel

"El cáncer de piel es curable en la mayoría de los casos, por eso es importante hacer un"autoexamen" frecuente, observarnos para reconocer qué tenemos y notar cambios", afirma SAD.

Campaña contra el cáncer de piel. Fuente: Sociedad Argentina de Dermatología.

Signos más habituales que deben advertirse al médico

  • Mancha rosada o rojiza, áspera al tacto y que se vuelve cada vez más rugosa o escamosa. Se ve especialmente en las zonas de mayor exposición al sol: cara, dorso de las manos, labio inferior, cuello y orejas
  • Herida en la piel, sangrante, costrosa (con cascaritas), sin trauma previo evidente, que no cicatriza a pesar de un tratamiento adecuado
  • Aparición de lesiones nuevas, sobreelevadas, que crecen en forma sostenida en el tiempo.
  • Lastimaduras en la piel que no cicatrizan a pesar de un tratamiento correcto.
  • Lunar que cambia de coloración (tiene varios colores), sus bordes se vuelven irregulares, es asimétrico y crece (generalmente de tamaño superior a 6 mm), pica o se inflama

Cómo identificar un lunar bueno de uno cancerígeno

En la actualidad, en México existen varios tratamientos para el cáncer de piel, entre ellos: el quirúrgico, la quimioterapia o de radiación y cirugía de extirpación si es muy grande el tumor.

Diagnósticos cáncer de piel. Fuente: Freepik.

Los lunares, también conocidos como nevos melanocíticos, son comunes en la piel y suelen encontrarse en áreas expuestas al sol, aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Es esencial comprender cómo identificarlos para prevenir el cáncer de piel. Por lo general, los lunares son de color amarronado, con bordes regulares y un tamaño pequeño, inferior a 5-6 mm.

A lo largo del tiempo, los lunares pueden volverse más prominentes, cambiar de color e incluso desarrollar vellos.

Es crucial prestar atención a los nevos atípicos o displásicos, que tienden a ser más grandes, con una forma ligeramente asimétrica y diversos tonos de marrón o rosado.

Estos lunares inusuales, que a menudo se encuentran en el tronco, especialmente en la espalda, pueden ser aislados o múltiples.

Protección de la piel. Fuente: Pixabay.

Las personas con nevos atípicos tienen un mayor riesgo de desarrollar melanoma, un tipo de cáncer de piel que se origina en los melanocitos y puede propagarse a otras partes del cuerpo, siendo más peligroso que otros tipos de cáncer de piel.

La detección temprana del melanoma es crucial para un pronóstico favorable. Las personas deben realizar autoexámenes periódicos de la piel, prestando especial atención a cambios en la forma, color, tamaño o textura de los lunares.

Aquellos con antecedentes familiares de nevos atípicos deben ser especialmente cautelosos y buscar evaluación dermatológica regular. 

La conciencia y la educación sobre los lunares son fundamentales para prevenir y detectar de manera temprana posibles riesgos de cáncer de piel.

La mejor forma de controlar los lunares

Ante cada lesión sospechosa en la piel, lo recomendable es asistir al profesional de la salud para determinar si se trata o no de un melanoma.

  • Consultar con un dermatólogo ante algún cambio en la piel
  • Observar de forma constante los lunares
  • Revisar zonas de difícil acceso en el cuerpo: cuello, axilas, genitales, plantas de los pies
  • Concientizar a amigos y familiares sobre el tema

El cáncer de piel se puede evitar y también curar. Fuente: SAD.

Se recomienda que por lo menos, una vez al año, cada persona tenga una visita al dermatólogo para hacer la revisión correspondiente y así prevenir el cáncer de piel o combatirlo a tiempo.

Temas relacionados
Más noticias de Cáncer